Los discos NAS permiten disponer de un espacio de almacenamiento conectado en red. Y aunque existen hoy en día bastante productos comerciales, éstas no siempre satisfacen nuestras necesidades. En esta entrega analizaremos una interesante alternativa, la de fabricarnos nuestro propio sistema NAS, y todo ello gracias, una vez más, a las soluciones open source o de código abierto.

Existen variedad de soluciones NAS comerciales © Synology
Existen variedad de soluciones NAS comerciales © Synology

En las dos anteriores entregas, introdujimos el concepto de sistema NAS –Network Attached Storage o almacenamiento conectado en red– y analizamos algunas de las soluciones NAS comerciales existentes. Y aunque vimos que existen productos con características muy interesantes, podemos encontrarnos con que no es exactamente lo que nosotros queremos. O bien que, aunque encontremos una solución que se adapte perfectamente a nuestras necesidades, que el alto precio de ésta pueda ser un revulsivo. ¿De qué alternativas disponemos entonces?

La respuesta es relativamente sencilla: «fabricar» nuestro propio sistema NAS. Hacerlo, quizá no lo sea tanto, pues implica un cierto grado de conocimientos informáticos. ¿Debemos entonces descartar esta opción si no poseemos dichos conocimientos? No necesariamente, pues existen ya muchos usuarios que han dedicado esfuerzos a realizar esta tarea, y tenemos la suerte de que, muchos de ellos, han divulgado su trabajo para uso y disfrute del resto de usuarios. La solución pasa por reunir el material necesario para construir nuestro propio sistema de almacenamiento NAS, a saber: un ordenador, uno o más discos duros y un software NAS de tipo open source (código abierto).

Para construir nuestro propio sistema NAS podemos utilizar un ordenador cualquiera –el que ya tengamos u otro que no utilicemos–, añadirle un disco duro –interno o externo– e instalar un sistema operativo NAS de tipo open source © Lacie
Para construir nuestro propio sistema NAS podemos utilizar un ordenador cualquiera –el que ya tengamos u otro que no utilicemos–, añadirle un disco duro –interno o externo– e instalar un sistema operativo NAS de tipo open source © Lacie

No hace tanto, era necesario disponer de un hardware bastante potente para poder construir un sistema NAS, pero hoy en día se puede realizar fácilmente con cualquier ordenador casero. Se trata pues, de una solución poca costosa de implementar si disponemos de un ordenador que no utilicemos. A este ordenador le hemos de conectar un disco duro cualquiera –uno que nos sobre, por ejemplo– e instalar el software adecuado, que no es otro que un sistema operativo dedicado a ofrecer las utilidades necesarias para conectar el disco duro en cuestión a la red. Ciertamente, al tratarse de un sistema operativo completo, alguien podría pensar en instalar cualquier otro tipo de programa para otros usos, pero hay que recordar que los sistemas operativos NAS no están diseñados para eso, sino que están específicamente construidos para ofrecer un almacenamiento en red. ¿Qué ventajas tienen estos sistemas NAS específicos? La ventaja respecto otros sistemas de almacenamiento en red es, básicamente, su velocidad, ya que descargan estos servidores de otras tareas secundarias que pueden sobrecargar el sistema.

Como ya hemos comentado más arriba, el hardware utilizado no supone, en principio, mayor problema. La tarea principal consiste, pues, en elegir y configurar el sistema operativo que realizará las funcionalidades NAS. Una de las opciones más interesantes es la propuesta por FreeNAS.

A diferencia de las soluciones de tipo comercial, las alternativas open-source no están tan bien "acabadas", pues están destinadas normalmente a usuarios con cierto grados de conocimientos informáticos © FreeNAS
A diferencia de las soluciones de tipo comercial, las alternativas open source no están tan bien «acabadas», pues están destinadas normalmente a usuarios con cierto grado de conocimientos informáticos © FreeNAS

FreeNAS es un sistema operativo NAS de código abierto y gratuito basado en la distribución FreeBSD, un conocido sistema operativo tipo UNIX de código libre desarrollado por la Universidad de Berkeley, en la cual se basan otros populares sistemas como el Apple OS X que equipa los Macs o parte del código de Android –les invitamos a echar una ojeada al gran número de productos derivados de FreeBSD–. FreeNAS integra un conjunto de herramientas para ofrecer el espacio de almacenamiento local –formado por el disco o los discos conectados al ordenador donde se instala el sistema NAS– a la red donde deseamos conectar dicho almacenamiento. Una vez configurado e instalado el sistema NAS, dispondremos en la red de un espacio de almacenamiento independiente de la plataforma de la cual se accede –Windows, Mac, Linux, etc.–.

Existen bastantes alternativas de código abierto que podemos utilizar como sistema operativo NAS, aunque hay que tener en cuenta que dichas soluciones no son tan "user-friendly" como las ofrecidas por las soluciones de tipo comercial, NAS4Free © NAS4Free
Existen bastantes alternativas de código abierto que podemos utilizar como sistema operativo NAS, aunque hay que tener en cuenta que dichas soluciones no son tan «user friendly» como las ofrecidas por las soluciones de tipo comercial, NAS4Free © NAS4Free

De forma equivalente a las soluciones de tipo comercial, la configuración del sistema NAS se basa en una interfaz web de fácil acceso a partir de la cual se puede adaptar el sistema de forma sencilla a nuestras necesidades, como el control de usuarios o permisos. A parte de FreeNAS, también existen otras soluciones software NAS de código abierto como NAS4Free o OpenFiler.

Otra alternativa de código abierto para construir nuestro disco NAS es Open Filer © OpenFiler
Otra alternativa de código abierto para construir nuestro disco NAS es Open Filer © OpenFiler

En la próxima entrega iremos un paso más allá y veremos cómo implementar nuestro sistema NAS de una forma aún más conveniente, gracias a los denominados micro PCs.

Nota: este artículo ha sido actualizado respecto el original para adaptarse a las nuevas actualizaciones de diseño y protocolo de Albedo Media.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.