Compartir

Han transcurrido 35 años desde que ARRI presentó su anterior montura para cámaras cinematográficas. Por aquel entonces, la adopción por parte del resto de la industria fue bastante rápida y la montura PL –Positive Locking se convirtió en el estándar universal para trabajar con cámaras y ópticas en formatos de Super 35 mm.

Montura LPL

El lanzamiento de la ARRI ALEXA LF ha servido también para que la compañía introduzca una nueva montura en el mercado, mejor adaptada a las características de las cámaras de captación digital y al diseño contemporáneo de ópticas, así como a los nuevos formatos de mayor tamaño que empiezan a proliferar en rodajes de todo tipo.

En ARRI no es ningún secreto que se aspira a convertirla en el nuevo estándar global y teniendo en cuenta la reacción positiva inicial del resto de fabricantes de ópticas –y la posición dominante cercana a la omnipresencia de la empresa en la industria del cine– es probable que así sea, una vez más. El tiempo dirá.

ARRI ALEXA LF con montura LPL.
ARRI ALEXA LF con montura LPL.

El desarrollo de la montura LPL Large Positive Locking se vio precedido por largas discusiones entre los ingenieros de la firma sobre varios conceptos. Uno de ellos suponía un cambio absolutamente radical. No obstante, pronto resultó evidente que la fiabilidad de dicho sistema no podía predecirse al 100% en el plazo que se había fijado para su lanzamiento.

Otro concepto –el que finalmente se ha adoptado– era más tradicional, pero con una fiabilidad más que testada, ya que se basaba en un sistema de bloqueo de culata como el de la montura PL. Se construyeron los dos prototipos en paralelo y se probaron intensamente, al tiempo que se consultaba con una serie de clientes clave lo que pensaban de ambos.

Los diseños se llevaron a cabo en las instalaciones de I+D de ARRI Austria –existe otro departamento de I+D en la fábrica de Munich, donde se construyen las cámaras – bajo la supervisión de Josef Handler, jefe de diseño mecánico y desarrollo.

Detalle de la montura LPL.
Detalle de la montura LPL.

La elección de una distancia de registro de 44 mm derivó tanto del diseño de las cámaras de la serie ALEXA como del de las ópticas. Era necesario que la nueva montura encajara en todas las ALEXA preexistentes –excepto en la ALEXA Studio, que cuenta con un obturador global óptico con espejo rotatorio– de modo que no podía penetrar en demasía en el cuerpo de cámara.

También tenía que admitir todas las ópticas previas con montura PL por medio de un adaptador PL/LPL. El diseño de dicho adaptador constituyó un reto, porque no hay mucha distancia de diferencia entre los 44 mm de la LPL y los 52 mm de la PL. Había que incorporar contactos para el Sistema de Datos de las Ópticas de segunda generación LDS-2 y retrocompatibilidad con la versión anteriorLDS 1–.

Por regla general un adaptador incluye toda la electrónica en el propio dispositivo, pero eso no era posible en un espacio tan pequeño. Se optó por agregar contactos secundarios en la montura de modo que la señal viajara hasta el cuerpo de cámara donde se encuentra el grueso de la electrónica.

Pruebas ópticas con la ARRI ALEXA LF y ópticas Signature Prime para determinar -entre otras cosas- la aparición de luz parásita y reflexiones internas.
Pruebas ópticas con la ARRI ALEXA LF y ópticas Signature Prime para determinar -entre otras cosas- la aparición de luz parásita y reflexiones internas.

El proceso atravesó muchas variaciones en su parte frontal y requirió una carga extra de trabajo para construir deflectores de luz. El motivo fue la gran cantidad de luz parásita que rebotaba en el interior de la montura cuando se usaban algunas ópticas de terceros, causando reflexiones, pérdida de contraste y sombras lechosas.Tras una ardua serie de simulaciones fue posible encontrar maneras de minimizar esa luz parásita.

Otro reto –aunque de menor entidad– fue introducir un sensor con el doble de tamaño en un panel frontal de idénticas dimensiones al de las ALEXA anteriores. El rediseño sirvió para cumplir con una demanda de los usuarios finales. Esta es la primera ALEXA en la que se pueden cambiar los conectores RS sin tener que retirar el panel frontal y el delicado ensamblaje del sensor. Todos sabemos que un conector es más susceptible de rotura que otros componentes y encontrar una manera simple de intercambiarlos resulta de gran utilidad.

Dos ARRI ALEXA LF con la montura LPL ajustada –izquierda– y sin ella –derecha–. En la segunda pueden observarse los tornillos de ajuste.
Dos ARRI ALEXA LF con la montura LPL ajustada –izquierda– y sin ella –derecha–. En la segunda pueden observarse los tornillos de ajuste.

La montura LPL se encaja en la ALEXA LF por medio de 7 tornillos. Cuenta con tres “orejas” de color azul. Su diámetro interno es de 62 mm. Todo lo demás funciona de manera muy similar a como la hacen las clásicas monturas PL. Se ajustan las orejas en el sentido de las agujas del reloj para bloquear la óptica y en el sentido contrario para desbloquearlas.

Los contactos para metadatos del LDS-2 se encuentran en la posición tradicional de ARRI a las 12 en punto y son retrocompatibles con el LDS-1 y con la tecnología /i de Cooke. ARRI licenciará la montura LPL y el LDS-2 para todos los demás fabricantes de cámaras y ópticas por una tarifa nominal.

Contar con un diámetro interno de 62 mm –en lugar de los 54 mm de la montura PL– permite someter a mayores esfuerzos a la montura LPL. En la imagen, Matias Boucard rodando pruebas con la ALEXA LF –convenientemente "disfrazada" como SXT W en noviembre de 2017 en Tailandia.
Contar con un diámetro interno de 62 mm –en lugar de los 54 mm de la montura PL– permite someter a mayores esfuerzos a la montura LPL. En la imagen, Matias Boucard rodando pruebas con la ALEXA LF –convenientemente “disfrazada” como SXT W en noviembre de 2017 en Tailandia.

Un sensor de gran formato necesita una montura mayor para facilitar un diseño óptimo de las ópticas. El diámetro interno de 54 mm de la montura PL se basaba en el círculo de imagen del formato Super 35. La montura LPL permite a los diseñadores construir ópticas full frame / VistaVision más pequeñas y ligeras con aperturas de diafragma más grandes.

Las cámaras pueden ser algo más cortas con una distancia de registro reducida. En el pasado, cierta distancia extra era necesaria para dejar espacio al obturador de espejo rotatorio. De ahí la necesidad de los 52 mm en la montura PL. Ese espacio ya no hace falta en las cámaras digitales, que no incluyen visores ópticos. Además, una distancia más corta permite emplear adaptadores para muchas otras monturas presentes en el mercado –M, EF, E, etc.– y es más conveniente para diseños de ópticas telecéntricas.

Adaptador PL / LPL

En lo que respecta al adaptador PL/LPL, incluye los contactos para el LDS-1 y el LDS-2 PL a las 12 en punto. Como las ópticas con sistema de metadatos /i deben tener los contactos a las 3 en punto, el adaptador se puede rotar 90 grados en el sentido de las agujas del reloj y bloquear en esa posición.

Combinación de ópticas con montura LPL o PL con la ARRI ALEXA LF.
Combinación de ópticas con montura LPL o PL con la ARRI ALEXA LF.

Es muy fácil distinguir entre la montura PL y la LPL. La primera tiene dos orejas negras y la segunda tres orejas azules. La ALEXA LF acepta ópticas LPL y PL –con adaptador–. En caso de combinar ambas en el mismo rodaje puede resultar útil tener adaptadores extra para cada óptica PL.

Eso fue exactamente lo que ocurrió en la mayoría de los rodajes cuando ARRI cambió de la montura de bayoneta a la PL en 1983. La misma montura LPL que se ajusta a la ALEXA LF lo hace en las ALEXA Classic, ALEXA XT, ALEXA SXT y ALEXA SXT W. Hay una montura LPL específica para la ALEXA Mini que también sirve para la AMIRA. Esta última montura tiene un conector LBUS para motores y accesorios que no se activa cuando se coloca en la AMIRA.

Monturas LDL para ALEXA LF –válida para ALEXA Classic, XT, SXT o SXT W– y para ALEXA Mini –valida para AMIRA–.
Monturas LDL para ALEXA LF –válida para ALEXA Classic, XT, SXT o SXT W– y para ALEXA Mini –valida para AMIRA–.

En nuestro siguiente artículo nos centraremos en la nueva gama de ópticas para gran formato Signature Prime que ARRI ha desarrollado en paralelo a la ALEXA LF.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.