Astigmatismo y oculares – Solución Walter RX

El anuncio de la disponibilidad de lentes compensadoras de dioptrías para el ocular de la cámara Fujifilm X-Pro1 ha despertado el interés por este tipo de accesorio, muy común en las décadas de los sesenta a los noventa, donde era parte común de los sistemas de los principales fabricantes.

Dependiendo del modelo de cámara, bien se desenroscaba el anillo del ocular y se roscaba la nueva lente, bien se acoplaba un accesorio portalentes. Ni que decir tiene que fabricantes independientes ofrecían también el accesorio, normalmente con una “concha” de goma adicional para el ocular.

Rueda de ajuste de dioptrías en la muy nueva Panasonic FZ200
Rueda de ajuste de dioptrías en la muy nueva Panasonic FZ200

En la actualidad, la mayor parte de las cámaras incorpora un mecanismo que permite, mediante una ruedecilla o un deslizante, realizar un “ajuste de dioptrías”, normalmente entre -1 y +3, aunque la gama depende del modelo. Así, hablando por encima, los miopes necesitan valores negativos de dioptrías, y los hipermétropes positivos. Los que tienen vista cansada son “présbitas” (no presbíteros…) y necesitan una “adición positiva” sobre su graduación base, que puede ser neutra.

Aunque no se ha comentado, es evidente que en algunos casos puede resultar una ventaja no tener que utilizar gafas para mirar por el ocular, siendo una de ellas, por no decir la principal, que mediante gafas no siempre podemos ver todo el campo cubierto por el sistema del visor, dependiendo de ese valor que se llama “pupila de salida”, que suele estar escondido por la hojas de especificaciones.

Pero tenemos dos problemas adicionales relacionados con la compensación de dioptrías en el visor:
a) Existen cámaras, y además de cierto nivel, que no lo incorporan
b) Ningún sistema existente permite compensar el astigmatismo, pues esa corrección va ajustada muy estrictamente a un eje de orientación, y al pasar de tomas horizontales a verticales el “desajuste” sería de consideración. ¿O si que es posible que exista? Lo veremos, pero antes algún dato más.

Entre las cámaras que no incorporan el sistema mecano-óptico de compensación de dioptrías figuran –entre otras– dos importantes “buques insignia”: las Leica M y la Fujifilm X-Pro1. (*)
No es por cicatería, sino por cuestión de incompatibilidad con el diseño de sus complejos sistemas ópticos internos. Es cierto que podría llegar a incorporarse, pero el volumen del sistema descompensaría las líneas funcionales de ese tipo de cámara.
De ahí la solución de la lente accesoria, y como ese tipo de cámara suele ser una posesión muy personal, no suele andar de mano y en mano y no existe mayor inconveniente en tener nuestra cámara “tuneada”.

Pero… ¿no hay solución para los astígmatas? No oficialmente, pero si extraoficialmente para los usuarios de las Leica M (**) y esa solución viene, nada menos que de Ciudad del Cabo en Sudáfrica.

© L.B Optics cc/Walter RX
© L.B Optics cc/Walter RX

Desde allí, L.B Optics cc nos ofrece el ocular Walter RX.
Este original adaptador de lentes para ocular, es una suerte del “huevo de Colón” para el astigmatismo: montada sobre una pieza ligeramente excéntrica que genera un efecto de contrapeso, está montado sobre un cojinete de bolas, de tal forma que mantiene su posición “neutra”, de ajuste del eje de astigmatismo, tanto si mantenemos la cámara en posición de tomas horizontales como de tomas verticales.
Ingenioso, sencillo, eficaz… y como todas las cosas hechas a mano en pequeñas cantidades y a la medida de cada usuario, con su precio: algo menos de 500 € incluyendo gastos de envío.

Desde luego, está manufacturado como un carro de combate, en materiales sólidos y específicamente según la prescripción que prepare nuestro optometrista y que debemos enviar a LB Optics cc.
Más vale que le expliquemos al optometrista la aplicación que se le va a dar, y ¡ojo!, por supuesto mucho ojo… solo vale para el que utilicemos habitualmente para encuadrar y disparar.
Los que sufran de astigmatismo severo, sabrán apreciar lo que significa el Walter RX, y ahora lo que falta es saber si Jean-Louis Beek se animará a estudiar la producción del Walter RX para la cámara Fujifilm X-Pro1.

No parece tarea fácil, por no decir que será imposible, pues si observamos la configuración de la zona del ocular en la cámara de Fujifilm (arriba) , vemos que no hay literalmente espacio para el cojinete de bolas interior del Walter RX y además, probablemente ocluiría las ventanillas para la detección del ojo, a efectos de apagado automático del monitor posterior al llevar la cámara a la altura del ojo.
¡Lástima!
Pero ¿Quien sabe?

Puede verse una prueba de este sofisticado artilugio, con pros y contras a través del enlace de «La Vida Leica»

A la izquierda del ocular, la rueda de ajuste de dioptrías en una X100
A la izquierda del ocular, la rueda de ajuste de dioptrías en una X100

(*) El modelo Fujifilm X100 de visor menos complejo que el de la X-Pro1, incorpora sistema de compensación de dioptrías

(**) Leica M9, M9-P, M8,  M7, Leica M6, M6 TTL, M6J, M4, M4-2, M4-P, M4M, M3, M2, MP, MP-2

{youtube}sHjguQu82UM&feature{/youtube}

 

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.