B+W UV-Pro, prevención de hongos

A algunos les parecerá un dispositivo un tanto exótico, pero no desde luego a los que vivan en las regiones más húmedas, y sin irse más lejos, por ejemplo por Galicia: el B+W UV-Pro destinado a prevenir la proliferación de hongos y bacterias en nuestras ópticas. Antes disponible solo para Canon y Nikon, ahora lo está también para montura Leica-M.

B+W UV-Pro
El conjunto B+W UV-Pro permite prevenir la proliferación de hongos en objetivos y cuerpos de cámara en lugares húmedos

 

En efecto: más de uno ha visto arruinados sin remedio sus objetivos por conservarlos –sin usarlos en un cierto tiempo– en localizaciones húmedas, aun en sitios supuestamente favorables de nuestras casas y estudios. Sabemos de un compañero de profesión de Santander que cada día vacía cinco litros de agua del deshumidificador de su estudio.

B+W UV-Pro, con su LED "asesino" de hongos a la vista
B+W UV-Pro, con su LED “asesino” de hongos a la vista

El accesorio B+W UV-Pro emplea un LED “asesino” que emite luz ultravioleta en el rango de los 300 nm (DUV-LED), alterando el ADN de hongos y otras bacterias, inhibiendo su ulterior desarrollo en una acción esterilizadora. Debido a que la radiación ultravioleta es perjudicial para la piel y la cornea (tejido epitelial) el B+W UV-Pro incorpora una serie de seguros que evita todo riesgo de exposición accidental.

B+W UV-Pro, con cono adaptador, en acción (no realizar esta operación)
B+W UV-Pro, con cono adaptador, en acción (no realizar esta operación)

El tiempo de esterilización es muy breve –de tan solo 2 minutos– no afecta negativamente a revestimientos ni lentes y se recomienda realizar cada uno o dos meses, según localización y nivel de riesgo. Lógicamente hay que retirar cualquier filtro UV, y en su caso dejar la cámara desconectada.

B+W UV-Pro, en acción (no realizar esta operación)
B+W UV-Pro, en acción (no realizar esta operación)
B+W UV-Pro, con cono adaptador reversible para objetivo y montura de cámara
B+W UV-Pro, con cono adaptador reversible para objetivo y montura de cámara

Un conjunto de conos adaptadores permite esterilizar objetivos por ambos lados, así como las cámaras oscuras y de espejo de las réflex citadas. El B+W UV-Pro emplea una batería de litio incorporada y se recarga vía USB. El precio viene a ser del entorno de los 350 €.

Algunos preconizan, como remedio contra los hongos, una simple exposición al sol de los objetivos, algo desde luego mucho más barato…si fuese igual de efectivo. Ello supone, por un lado ignorar el hecho de que precisamente es en las regiones en las que menos días al año brilla el sol en las que con más facilidad se produce la invasión de los hongos, y por otro que al evidente riesgo de excesivo calentamiento de determinados elementos del objetivo, se suma el que no solo resulta complicado colimar los rayos de sol al interior del objetivo durante la exposición al mismo, sino que además, la componente UV es solo una fracción de la radiación solar total.

7 Comentarios

  1. Interesante, pero me surge una duda: ¿Por qué el cacharro es específico para una montura concreta? ¿No se puede utilizar simplemente un anillo adaptador y ponerlo, por ejemplo, en una K de Pentax?

    • No lo hemos probado, pero podemos intuir las razones. La idea es que no pueda escapar bajo ningún concepto nada de luz ultravioleta, pues el rango de 300 nm es ya agresivo y una exposición larga puede provocar de úlceras corneales a melanomas. Por eso tiene dispositivos de seguridad que cortan el funcionamiento tan pronto se separa del objetivo o montura de cámara correspondiente. Estamos razonablemente seguros de que se puede utilizar con adaptadores, siempre que “cierren bien” y el dispositivo no detecte que hay filtración de luz externa, lo que delataría un riesgo de uso, aunque no es menos cierto que muy lejano. El cono que aparece en las fotografías, permite acoplarlo sobre objetivos de un “diámetro de filtro” por un lado, monturas de cámara por otro, etc. En principio es un sistema modular y que entendemos…muy modulable.

  2. ¿Y para expediciones a lugares extremadamente húmedos y calurosos, como la selva amazónica? Entiendo que es práctico para quien viva en lugares húmedos (¿y frescos?), ya que con una exposición cada uno o dos meses se solucionaría el problema. En expediciones a lugares húmedos y calurosos no me queda claro si sería útil y cual sería la “dosis”. Normalmente lo que se hace es guardar los equipos en sacos o cajas estancas con una bolsa de gel de sílice. ¿Sería factible para una expedición de este tipo? Intuyo que no sería suficiente con exponer el equipo a la luz UV antes y después de la expedición (pongamos por caso, de dos o tres semanas de duración). Aunque no tengo datos de la rapidez de crecimiento de los hongos en tales condiciones. Lo que está claro es que igualmente sería necesario un sistema para guardar el equipo y eliminar la humedad a diario (como la bolsa o caja estanca y el gel de sílice), pues la humedad, además de favorecer el crecimiento de hongos, ocasiona problemas de funcionamiento.

    • Buenas cuestiones, Valentí. Como la respuesta tenía que ser algo más prolija, nos hemos retrasado un poco. Desde mi punto de vista, el artefacto en cuestión sería de gran utilidad en sitios tales como la selva amazónica…siempre que podamos recargarlo vía USB. No vemos ningún problema en usarlo con más frecuencia, si tenemos tiempo para ello. Sin llegar a ese tipo de entorno extremo, en el tiempo que llevo haciendo fotografías –unos 60 años ahora– si que me he enfrentado a problemas de humedad y hongos. Tengo mis reticencias respecto a guardar los equipos en cajas cerradas acompañados de gel de sílice, etc. Y ello porque el susodicho material capta agua, humedad hasta su saturación, y luego habría que “regenerarlo” poniéndolo en un horno… Lo poco práctico del asunto lo atestiguan unos pocos saquitos míos con los bordes quemados. Lo ideal para el problema de los hongos –aparte de evitar los entornos propicios a su desarrollo– es el uso y la buena ventilación. Por eso me producen bastantes escalofríos las cajas estancas unidas al gel se sílice, que por otro lado son lo ideal para trayectos peligrosos en los que los equipos puedan caer al agua o recibir lluvias torrenciales. Pasados esos trances, ventilación y utilización, quizá unidos a un tratamiento B+W UV-Pro dos veces en semana podría bastar. Insistimos: ojo, que lo hemos probado el dispositivo.
      Como amante de los equipos clásicos huyo de los objetivos con hongos como de la peste, pero tengo alguna anécdota curiosa: en lentes (no objetivos), contaminadas con hongos, donde no se habían conseguido eliminar ni con acetona, ni alcohol, desaparecieron en unos dos segundos…con saliva. ¡Enzimas al poder! Saludos.

    • Google a veces es bastante contumaz con algunos aspectos. Al introducir el término “UV” se decanta por filtros más que por lo que buscamos. En estos casos, recomendamos dirigirse al importador de la marca, en este caso “Disefoto”, pero no buscando en la web, sino haciendo una llamada, que a veces nos olvidamos que la comunicación por voz es bastante más eficaz bidireccionalmente que el sistema de “chats”. Puede darse el caso –eso si– de que en ocasiones un determinado producto no esté todavía incorporado por un distribuidor a su catálogo de referencias. Saludos

  3. Hola, hace unos días me puse en contacto con Disefoto, por ser el importador de B+W y me comentaron que ellos no lo tendrán, así que tendría que adquirirse por otros medios, quizá en la página oficial de B+W. Pere

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos.