Después de los muchos rumores y anuncios oficiales leídos sobre las nuevas cámaras sin espejo de Canon con sensor full frame, por fin se ha hecho oficial el lanzamiento de estos dos modelos que comparten una gran cantidad de características, pero se diferencian lo justo para situar a cada cual en su correspondiente espacio de mercado: la R5 claramente orientada a profesionales y la R6 en la frontera entre éstos y los aficionados entusiastas.

Canon EOS R5 y Canon EOS R6
EOS R5 y EOS R6. © Canon

En una atípica presentación a los medios realizada –como exigen los tiempos actuales– por videoconferencia, los expertos de Canon nos enseñaron a través de las pantallas dos de las cámaras más esperadas del momento que, lamentablemente, no pudimos palpar ni, por lo tanto, obtener impresiones de primera mano.

Ángel Martínez, responsable de producto de Canon.
Ángel Martínez, responsable de producto de Canon presentó a los medios especializados de España y Portugal los nuevos modelos a través de una cámara Web.

Por este motivo, todas nuestras valoraciones han de basarse, necesariamente, en las palabras de los responsables de la marca y en los datos ofrecidos en las correspondientes fichas técnicas, sin poder aportar más sensaciones que las percibidas a través de una webcam.

En el mismo acto, además de las cámaras, se presentaron cuatro nuevos objetivos para el sistema RF: un 100-500 mm de la serie L, un 600 mm y un 800 mm de apertura fija y un 85 mm f/2, así como dos nuevos multiplicadores para RF y una impresora fotográfica de alta calidad.

Sistema R de Canon
Con las nuevas incorporaciones, el sistema R ofrece un amplio abanico de posibilidades. © Canon

Todos estos productos se han mostrado al público general en un gran evento emitido en directo para todo el mundo en el momento del lanzamiento oficial de los productos, bajo el nombre de Reimagine Mirrorles en el que los embajadores de la marca hablaron de las bondades de los nuevos equipos.

Cartel anunciador del evento Reimagine de Canon

Con estos lanzamientos, protagonizados por características con cifras ‘récord’ que mencionaremos a continuación, la compañía pretende volver a ocupar el liderazgo en tecnología y ventas de cámaras fotográficas que su descuido inicial por el sistema sin espejo puso en entredicho.

Lástima, eso sí, que estas dudas hayan ocasionado en sus usuarios una incertidumbre que los ha llevado, en el mejor de los casos, a cambiar de marca y en el peor, a invertir grandes sumas de dinero en equipos con fecha de caducidad anunciada.

Características compartidas

Tanto la EOS R5 como la EOS R6 comparten el mismo procesador Digic X, obturador mecánico capaz de alcanzar ráfagas de hasta 12 fps y obturador electrónico que llega a los 20 fps, con disparo silencioso y seguimiento de exposición y autofoco; estabilizador mecánico de 5 ejes –IBIS– integrado en el cuerpo de la cámara y diseñado para trabajar en combinación con los objetivos estabilizados de Canon; AF mejorado con detección de ojos tanto en personas como animales; y, atendiendo a las demandas de los usuarios, la doble ranura para tarjeta y el joystick de control en la parte trasera que se perdieron con la EOS R.

Esquema de funcionamiento del estabilizador en el cuerpo en combinación con el estabilizador óptico
El estabilizador en el cuerpo, una de las grandes novedades que comparten ambos modelos. © Canon

Cuando el estabilizador en el cuerpo trabaja en combinación con los objetivos estabilizados –compatible con objetivos EF– se puede alcanzar una compensación de hasta 8 pasos –cifra variable dependiendo de la óptica–.

Cuadro comparativo de la estabilización lograda con las Canon R en combinación con diferentes objetivos.
Las posibilidades de estabilización pueden alcanzar hasta los 8 pasos dependiendo de la óptica utilizada.

Canon tuvo un gran acierto a la hora de diseñar la montura del sistema R pues su amplio diámetro –54 mm– posibilita que la luz proyectada por los objetivos cubra toda la superficie del sensor. En este caso, beneficia al estabilizador pues, a pesar de los desplazamientos producidos para compensar el movimiento indeseado, el sensor recibe la misma cantidad de luz en todas partes. Gracias a ello, aunque se utilicen objetivos sin estabilizar, la compensación pueda alcanzar igualmente estos mencionados 8 pasos.

Vista frontal de la Canon EOS R5
El gran diámetro de la montura mejora, entre otras cosas, el trabajo del estabilizador. © Canon

Ambos modelos utilizan el mismo procesador que lleva la Canon EOS 1D-X Mark III, así como el Dual Pixel CMOS AF II de última generación con el sistema Deep learning que utiliza algoritmos de ‘inteligencia artificial’ para evaluar las múltiples situaciones posibles y lograr que el AF enfoque bien y rápido en todas ellas.

Tan bien –o incluso mejor– que el propio buque insignia de la marca, de hecho. En efecto, la EOS R6 bate el récord de capacidad de enfoque con luz escasa, llegando a enfocar a -6,5EV. La EOS R5, debido a que aloja más píxeles en la misma superficie de sensor y, por tanto, las microlentes de cada píxel son menores, tiene que conformarse con -6 EV. Cifra que, aunque nada desdeñable, no bate ningún récord pues su propia antecesora, la EOS R, ya alcanzaba.

Procesador Digic X de Canon
Procesador Digic X utilizado por ambos modelos R. © Canon

A notar que el sistema de enfoque reconoce, no sólo los ojos de las personas, sino también los ojos de los animales, incluso en las mencionadas condiciones de falta de luz o contraste o con movimientos imprevistos de rostro, aunque lleguen a colocarse de perfil.

También se ha prestado mucha importancia a la conectividad en ambos modelos. No solo incorporan –como era de esperar– Bluetooth y Wi-Fi –de 5Ghz en la R5 y de 2,4 en la R6–, sino que pueden transmitir ficheros por FTP/FTPS y realizar transferencia automática de archivos tanto a la nube de Canon como a otras nubes –como Google Photos, Google Drive o Adobe Creative Cloud–. Ambos modelos incluyen un puerto USB-C 3.1 Gen2 de alta velocidad que permite la carga de la batería incluso durante la toma de imágenes.

Vista trasera de la Canon EOS R5
La vista trasera de la Canon EOS R5 recuerda mucho a las réflex de la familia. © Canon

Existe la opción de adquirir aparte un transmisor Wi-Fi –WFT-R10– que se coloca como una empuñadura y que, además de mejorar el procesamiento en red, facilita la transmisión SFTP de forma inalámbrica e incluye conectores RJ para la conexión a Ethernet. Como es habitual en las empuñaduras, los botones de control se duplican para el trabajo con la cámara en vertical y también permite alojar dos baterías extra.

Canon EOS R5

La EOS R5 se sitúa en la sección más alta de la gama de Canon, justo por debajo de la EOS 1D-X Mark III y, según el gráfico ofrecido por el fabricante, al mismo nivel que las series 5D.

Gráfico de producto de Canon
Situación en el catálogo de Canon de las nuevas cámaras. © Canon

Sin embargo, a la vista del precio de salida y resolución, se nos plantea una duda: ¿Va a aparecer próximamente otro modelo con una resolución y un precio más manejables para un alto número de profesionales a quienes los 45 Mpx de la R5 les sobran casi 20 de ellos y que además encuentra carencias en la R6? Dicho de otro modo: ¿Va a aparecer pronto un equivalente sin espejo de la EOS 5D?

Si no está previsto, debería, porque, por buscar paralelismos, la R5 nos recuerda por resolución y precio, más a una 5D RS, mientras que la R6 sería el equivalente sin espejo de la 6D. En el caso de las réflex los segmentos quedan claramente definidos y, como dicen los propios responsables de Canon, cada usuario encuentra su cámara.

Vista superior de la Canon EOS R6
La pantalla superior también diferencia a la Canon EOS R5 de la R6, que carece de ella. © Canon

Con las sin espejo tenemos la sensación de que falta algo. Por ello, poniéndonos en la piel de un posible comprador, ante el dilema de adquirir una R5 o una R6… casi dan ganas de mirar en otro escaparate o seguir esperando al próximo movimiento de Canon antes de gastar una buena cantidad de dinero por un producto que no termina de adaptarse a las necesidades. Baste como prueba de esta afirmación el éxito de ventas de las 5D, especialmente la III y, en menor medida, la IV.

Volviendo al modelo que nos ocupa, además de los mencionados 45 Mpx de resolución, graba vídeo a 8K RAW a 12 bits hasta 29,97 fps sin recorte. Esto significa que se pueden extraer cuadros de la secuencia de vídeo como fotogramas con 35 Mpx de resolución. Para los amantes de las ráfagas interminables, esto supone no perder ni un instante de los acontecimientos. Aunque también la posibilidad de realizar trabajos en los que poder tomar video y foto con una única operación –al menos técnicamente… pues no ignoramos que el trabajo conceptual difiere sustancialmente entre la imagen fija y la imagen en movimiento–.

Canon EOS R5 con accesorios para grabación de vídeo.
Las capacidades de vídeo de la R5 la situarán en más de un rodaje. © Canon

La cobertura del AF alcanza toda la superficie del sensor, lo que supone disponer de 5.940 puntos de enfoque seleccionables. Se amplía el rango dinámico y se mejora la relación señal/ruido a altas sensibilidades. La sensibilidad nativa alcanza ahora los ISO 51.200.

Asimismo, incorpora muchas de las características vistas en la EOS 1D-X Mark III, como la función clarity para mejorar el aspecto de los archivos, la posibilidad de grabar en formato HEIF o la doble ranura de tarjeta –una de ellas CF Express y la otra SD UHS II de alta velocidad–.

Aunque también encontramos otras nuevas utilidades, como la aplicación el Dual Pixel RAW, no sólo para reenfocar, como ya viéramos en otros modelos anteriores, sino para cambiar la iluminación en los retratos después de la captura.

Ejemplo de funcionamiento del Dual Pixel RAW Relighting.
El Dual Pixel RAW permite ahora corregir la iluminación de la misma manera que antes se corregía el enfoque. © Canon

Las mejoras en vídeo no se limitan a la comentada grabación en 8K. Puede capturar 4K DCI (full frame) y 4K UHD a velocidades de hasta 120p con calidad 4:2:2 a 10 bits que permite la grabación a cámara lenta suave en alta resolución, con un rendimiento completo del AF. Dispone también de un modo 4K HQ para reproducir con gran detalle a velocidades de hasta 30p, sobremuestreando internamente grabaciones 8K. Cuenta, por otro lado, con estabilizador digital, además del mecánico para evitar más aún las trepidaciones durante las grabaciones de vídeo a pulso.

Como indicábamos al principio, no podemos hablar de ergonomía en primera persona, pero según comentó durante la presentación el especialista de Canon en fotografía, Ángel Martínez, el manejo recuerda a la 5D Mark IV.

Vista inferior de la Canon EOS R5
Una buena empuñadura augura un buen agarre para facilitar el trabajo con objetivos grandes. © Canon

Sobre un cuerpo de aleación de magnesio, algo más ancho que la EOS R y con un alto grado de protección contra la intemperie, monta una pantalla táctil de 3,2” y 2,1 millones de puntos de resolución, completamente abatible. La resolución –5,76 Mpx– y frecuencia de refresco –120 fps– del visor electrónico se ha aumentado para mejorar la experiencia de visión y que los usuarios habituados a las réflex acusen menos la diferencia con los visores ópticos.

Canon EOS R6

Dentro de la pirámide de producto mostrada por Canon durante la presentación, este modelo se sitúa justo en la frontera entre el ámbito profesional y el aficionado ‘entusiasta’. A nuestro modo de ver, tanto por la propia denominación del modelo, como por precio, resolución y prestaciones, nos parece más la versión sin espejo de la 6D.

Canon EOS R6
Ligeramente más pequeña, la Canon EOS R6 comparte con la R5 muchas características. © Canon

Sabemos que muchos profesionales usan esta cámara en su trabajo diario y que, efectivamente, dispone de argumentos sobrados para cumplir su función. Lo mismo sucederá, por tanto, con esta nueva R6 que, volviendo al gráfico anterior, aparece ligeramente por encima de la aludida 6D.

La EOS R6 mantiene el cuerpo de magnesio de su hermana mayor, pero con menor nivel de protección contra que aquella. Incluye también doble ranura de tarjeta, pero en vez de CF Express encontramos dos de tipo SD UHS-II. El peso se reduce hasta los 690 g frente a los 738 g de la R5.

Esquema con algunas características de la Canon EOS R6.
Aunque también sellada, la resistencia a las inclemencias se anuncia inferior a la R5. © Canon

La resolución del visor electrónico –3,69 Mpx–, la resolución de la pantalla trasera –1,62 millones de puntos– y el tamaño –3”– se reducen ligeramente con respecto a la R5. Conserva, no obstante, la frecuencia de refresco del visor a 120 fps.

Utiliza el mismo sensor que la Canon EOS 1D-X Mark III de 20 Mpx, pero con un filtro de paso bajo diferente. Así, alcanza un sensibilidad máxima de ISO 102.400. Los puntos AF seleccionables ascienden a 6.072 y conserva las aptitudes para enfocar cara y ojos tanto de personas como de animales de la R5.

Vista en picado de la Canon EOS R6 con el RF 24-105mm
Así se ve desde arriba la Canon EOS R6 con el objetivo propuesto para kit. © Canon

Las capacidades de vídeo se reducen a cifras más manejables que las de la R5. Al fin y al cabo, utilizar todo el potencial de aquella requiere un potencial de edición que no todos los usuarios necesitan ni están dispuestos a adquirir. En concreto, la EOS R6 graba en 4K UHD a hasta 59,94 fps, –mediante el sobremuestreo desde 5,1K– o Full HD hasta 119,88 fps. Incluye patrón cebra y la opción de grabación interna a 8 bits H.264 o 10 bits YCbCr 4:2:2 H.265 y Canon Log.

Nuevos objetivos

Si el anuncio del Reimagine dice que se trata del mayor lanzamiento de productos realizado por Canon hasta el momento, puede deberse, no sólo a la importancia de las nuevas sin espejo, sino también a la cantidad de productos pues, aparte de las dos cámaras, durante la presentación telemática se nos habló de cuatro nuevos objetivos y multiplicadores adaptados a la montura RF.

Canon RF 100-500 mm f/4,5-7,1L IS USM
Canon RF 100-500 mm f/4,5-7,1L IS USM. © Canon

El primero de estos objetivos –RF 100-500 mm f/4,5-7,1L IS USM– se correspondería con el conocido EF 100-400 de la serie L al que se le ha aumentado la distancia focal. Puede observarse que también se ha reducido la apertura máxima en la posición más ‘tele’, decisión que se ha tomado para mantener unas medidas y peso razonables, pues de permitir f/5,6 a 500 mm el objetivo pesaría mucho más de lo deseado. No obstante, a 400 mm puede abrir a f/5,6 igual que su equivalente para réflex.

Los aficionados a la naturaleza agradecerán el lanzamiento de dos objetivos muy interesantes y curiosos. Se trata de sendos teleobjetivos –RF 600 mm f/11 IS STM y RF 800 mm f/11 IS STM– que reducen su peso, volumen y precio a costa de eliminar el mecanismo de diafragma y mantener siempre una apertura de f/11.

Canon RF 600 mm f/11 IS STM y Canon RF 800 mm f/11 IS STM
Canon RF 600 mm f/11 IS STM y Canon RF 800 mm f/11 IS STM. © Canon

A pesar de usar un diafragma aparentemente tan cerrado, no acusa la difracción, pues la apertura relativa es bastante grande al tratarse de superteleobjetivos. Dispononen de estabilizador integrado y como han sido diseñados para combinarse con las nuevas R, también estabilizadas, se podrán usar con tiempos de exposición bastante más largos de lo habitual en teleobjetivos de este calibre.

Además, cuentan con la ventaja añadida de que se pliegan para el transporte y se extienden para su uso con lo que se facilitan los viajes y las caminatas que con frecuencia han de realizar los fotógrafos de naturaleza.

Fotografía tomada con la Canon EOS R6 + RF600mm F11 IS STM a 1/1.500 s - f/11 - ISO 1.600. © John Dickins
Fotografía tomada con la Canon EOS R6 + RF600mm F11 IS STM a 1/1.500 s – f/11 – ISO 1.600. © John Dickins

Cuando se utilizan con los nuevos multiplicadores, presentados en el mismo evento, o con la opción de recorte del sensor que permiten las EOS R, las distancias focales pueden alcanzar cifras realmente grandes.

Multiplicadores 1.4x y 2x para Canon RF
Multiplicadores 1.4x y 2x para RF. © Canon

Estos nuevos multiplicadores se han diseñado de manera específica para el sistema RF, por lo que utilizan una lente trasera mayor. Sólo presentan un problema que algunos fotógrafos lamentarán: no son compatibles con el 70-200 mm f/2,8.

Canon RF 85 mm f/2 macro IS STM
Canon RF 85 mm f/2 macro IS STM. © Canon

Somos de la opinión que el último de los objetivos presentados, el RF 85 mm f/2 macro IS STM, también contará con muchos seguidores. Se trata de un interesante objetivo para retrato que se acerca por precio a un amplio número de usuarios que no se pueden permitir el impresionante –por prestaciones y precio– RF 85mm f/1.2L USM. Con pretensiones más modestas que aquel, conserva una gran apertura y un estabilizador de 5 pasos, pero también un tamaño y peso más contenidos.

Fotografía tomada con Canon EOS R5 + RF85mm F2 macro IS STM. 1/800s - f/2 - ISO 400
Fotografía tomada con Canon EOS R5 + RF85mm F2 macro IS STM. 1/800s – f/2 – ISO 400. © Canon

Nueva impresora Prograf

A pesar de la agilidad con que se mostraban las novedades durante la presentación a la prensa, ésta parecía no tener fin porque no dejaban de enseñar nuevos productos. Así, cuando parecía que ya se habían desvelado todas las primicias, apareció una impresora.

Aunque sustituye a la Pixma ProF, han decidido cambiar el nombre para mostrar más claramente la vocación profesional de la misma, adoptando la denominación propia de los plotter de este fabricante: Prograf Pro 300.

Canon Prograf Pro 300
La impresora Canon Prograf Pro 300 está preparada para incorporarse al flujo de trabajo profesional de un estudio fotográfico. © Canon

Se trata de una impresora con un tamaño apropiado para ser montada en un estudio fotográfico a pesar de que puede imprimir hasta A3 Plus a sangre y admite papeles fine art.

Incluye 10 tintas, con una específica para papeles brillo y otra para tinta mate. Cuenta con un procesador que controla la ubicación exacta de cada gota de tinta y detecta los posibles fallos de los inyectores. Utiliza un software de impresión específico que reconoce los archivos RAW y permite corregirlos.

Conclusiones

No han pasado ni dos años desde que Canon presentara –en otoño de 2018– su primera cámara sin espejo con sensor de ‘formato completo’ (24×36 mm), la EOS R. Una cámara que, aunque nos convenció cuando tuvimos ocasión de probarla a fondo, nos generaba casi tantas dudas como certezas.

La principal: ¿Quién se va a comprar esta cámara? O, dicho de otro modo: aunque con ambiciones profesionales, le faltaban características para ocupar las mochilas de los trabajadores mientras que para uso aficionado obligaba a un desembolso elevado.

Canon EOS R5
Canon EOS R5. © Canon

De hecho, siempre nos pareció mucho más racional su hermana pequeña, la EOS RP. Más limitada en características, pero también más equilibrada en la siempre buscada relación calidad/precio. Una alternativa perfectamente capaz para un uso avanzado, ligera y económica. Y más aún hoy en día, que se puede encontrar a precios muy interesantes.

Las nuevas EOS R presentadas hoy suponen un órdago sobre la mesa a los competidores. A espera de probarlas a fondo para confirmar las suposiciones, no dudamos en absoluto de que se situarán en el escalafón más alto del mercado en cuanto a rendimiento y usabilidad. Al menos hasta que sus principales adversarios lancen el siguiente envite.

La cuestión que se plantea, sin embargo, es qué espera Canon que hagan los usuarios. ¿Qué harán los muchos canonistas que, a su pesar, se pasaron a Sony en su momento? ¿Qué harán quienes invirtieron grandes sumas de dinero en equipos réflex no hace tanto tiempo? ¿Volverán a confia en Canon quienes se dejaron sus ahorros en la primera EOS R? Y, basándose en esta experiencia… ¿Vale la pena arriesgarse a comprarme ahora uno de estos dos modelos o tendrá Canon guardada en la recámara uno más acorde a mis necesidades reales?

Indicar el precio de salida de los nuevos lanzamientos puede ayudar a resolver algunas de estas preguntas, aunque solo el tiempo contestará definitivamente. Estas dudas, sin embargo, pensamos que restarán ventas a unos equipos de cuya capacidad y buen rendimiento estamos completamente seguros antes de probarlos.

El cuerpo de la Canon EOS R5 saldrá a la venta por 4.600 €. Como decíamos, un importe muy superior al que costaron en el momento de su lanzamiento las 5D. El escalón en precio hasta la EOS R6, que costará 2.800 €, nos hace suponer una próxima aparición intermedia a la que párrafos más arriba aludíamos. Ambos modelos estarán disponibles a lo largo del verano: la EOS R5 a finales de este mes y la EOS R6 a finales de agosto. Para la R6 se propone un kit con el RF 24-10 5mm por 3.200 €.

Canon EOS R6
Canon EOS R6. © Canon

Los precios de los objetivos están en consonancia con lo que ofrecen y no destacan en exceso con respecto a los equivalentes para el sistema réflex. Salvo el 85 mm que se pondrá a la venta en octubre, el resto irá apareciendo a lo largo del verano. El RF 100-500 mm costará 3.300 €.

Los teleobjetivos de nuevo concepto se ofrecen por precios que consideramos muy interesantes para lo que ofrecen. Así, el 600mm costará 860 €, y el 800 mm, 1.130 €. También el precio del 85 mm se acerca a mayor número de presupuestos pues se podrá adquirir por 750 €.

En definitiva, una larga lista de novedades interesantes para las que habrá que tener lista la cartera pero que pueden generar muchas dudas en los compradores basándonos no sólo en los movimientos de la compañía en los últimos meses, sino en los lanzamientos de la competencia.

1 Comentario

  1. Me da que Canon no pretende hacer mucha competencia al resto de fabricantes de cámaras sin espejo, dado el precio de estos modelos y de sus correspondientes ópticas. El precio es exorbitante en la R6 y en el otro modelo un sin sentido, como la Sony A9 que creo en España no la ha comprado ni el sursum corda. De esta guisa y en los tiempos que corren sólo interesará a nivel corporativo quizá, para el resto de freelance y gente del oficio hay opciones mucho más económicas y de una calidad que aguantaría cualquier comparación, sin contar el mercado de segunda mano, tan solicitado en este maltrecho sector, cosa que con la serie R todavía no es una opción. Personalmente y por lo comentado esta línea de Canon es una decepción.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.