ColorMunki – Disponible

X-rite, marca especializada en el mundo de la medición y gestión de color, presentó recientemente en Madrid a ColorMunki un dispositivo multifuncional que sintetiza en un único dispositivo todo lo necesario para calibrar y perfilar los componentes principales de nuestro flujo de trabajo, pudiendo disfrutar en tan sólo unos minutos de las ventajas de la una completa e intuitiva gestión de color a un precio razonable.

El grupo X-rite aglutina marcas de dilata experiencia tales como GretagMacbeth o Pantone, conformando una referencia clara en los sectores de preimpresión y gestión de color. ColorMunki viene a completar el hueco generado entre los sistemas básicos de la propia marca, como el Pantone Huey y el conocido sistema profesional Eye-One, ubicándose los productos ColorMunki en una posición intermedia. Optimizando múltiples problemáticas antes sólo solventadas mediante la línea profesional.

X-rite ©

Este criterio puede llegar a ser el autentico leitmotiv del producto, del cual dependerá su buen posicionamiento comercial, constatado el aumento exponencial de impresoras de tintas pigmentadas, papeles de inyección con características museables, proyectores FullHD,…parece lógico desear que estos elementos de alta tecnología se comporten al nivel esperado, territorio donde la gestión de color se hace indispensable si queremos evitar constates desilusiones.

Posicionado hacia los usuarios avanzados o “prosumer” ColorMunki destaca por su polivalencia, capaz de cerrar el ciclo de gestión de color de manera integral desde la pantalla hasta la impresión final. Mide la temperatura ambiente, calibra pantallas, (tanto LCD como CRT), impresoras, (CMYK o RGB), proyectores y como verdadera novedad en este segmento es capaz de medir espectralmente cualquier parche de color impreso o superficie, anexionándolo a paletas personalizadas mediante la aplicación incluida ColorPicker, muestra cada parche en valores L*a*b o RGB.

X-rite ©

Además mediante PrintSafe, otra ampliación incluida, es capaz de avisarnos de los colores fuera de gama de cada paleta bajo el perfil impresora/tintas/papel previamente seleccionado, emulando el comportamiento de dicha paleta bajo distintos iluminantes.

X-rite ©

Tecnológicamente hablando estas múltiples opciones son viables gracias al sistema de medición elegido, un espectrofotómetro capaz de procesar la señal en valores espectrales sensible desde los 400 hasta los 700 nanómetros, espectro visible al ojo humano y no mediante filtros y señales triestímulos como hacen comúnmente los colorímetros básicos, dedicados exclusivamente a calibrar pantallas. Dotando a ColorMunki de una precisión superior, capaz de medir  de manera puntual y secuencial los colores de cualquier superficie o medir los parches de calibración de las impresora por poner dos claros ejemplos que lo diferencian del sector.

La gran interacción del software, su diseño y facilidad de uso, configuran otro de los aspectos positivos del equipo, con cierta mímesis estética al “Cover Flow” de Mac, múltiples ventanas emergentes y componentes didácticos que hacen más ameno el tránsito al complejo mundo de la gestión del color para los neófitos sin renunciar por ello a los ajustes avanzados, delicia de los entendidos en la materia, disponiendo en algunos procesos de las dos vías; sencilla y avanzada.

ColorMunki se comercializará en tres versiones posibles, Photo, Design y Create.
Afectando las dos primeras al color de la carcasa del producto, negro / blanco respectivamente y alguna diferenciación leve en el paquete de software incluido, la tercera opción es un recorte en prestaciones del original, limitándose al entorno de calibración de pantallas.

Los precios recomendados sin iva serían 429 € para las versiones Photo y Design, y 129 € sin iva para la versión limitada Create, distribuidos oficialmente en España bajo Casanova y ColourConfidence.

A la espera de analizar ColorMunki de manera más profunda, en este primer acercamiento encontramos algunas carencias que hubieran pulido el producto final certeramente.

Siendo la gran baza de este producto la multifunción disponible en tan reducido tamaño, qué mejor que dotar al sistema de una batería de litio y una pequeña memoria que registrara de manera autónoma y portátil los diferentes parches cogidos del mundo real para luego realizar paletas personalizables sin dependencia continua de la conexión USB para la transmisión u alimentación del equipo. Opción a lo seguro muy apreciada por diseñadores y fotógrafos, “robando” ese color que tanto nos llamó la atención de aquella superficie, catálogo o imagen.

X-rite ©

Los propios representantes de X-rite valoraron esta opción como cotejable en un futuro, eso sí, mediante un modelo totalmente nuevo y no vía actualización online del actual producto.

Ciertas dolencias típicas del mundo del marketing, también están presentes en este ColorMunki, inflando el producto con aplicaciones de software a nuestro juicio innecesarias, usadas por X-rite para diferenciar dos modelos que en realidad son el mismo, ColorMunki Photo y ColorMunki Design.

Como AppSet, una especie de programa residente que agiliza las gestiones de color bajo las suite de edición más comunes o  DigitalPouch, programa dedicado a garantizar el correcto visionado de las imágenes por parte del cliente final, sólo verdaderamente operativo con pantallas calibradas por parte de los dos extremos,emisor y  receptor.

Si realmente este producto está dirigido a cubrir las necesidades del usuario avanzado o la pequeña empresa, dudamos que necesiten este tipo de aplicaciones ya realizadas de manera mucho más avanzada por los paquetes de diseño o edición normalizados, y que lógicamente el cliente potencial del ColorMunki manejará de forma habitual.

X-rite ©

Bajo nuestro punto de vista es una manera de diferenciar dos modelos en realidad idénticos siendo innecesaria esta mitosis gratuita de un producto tan bien acabado y con un criterio, precio y posibilidades inmejorables.

 

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.