En nuestro último artículo de la presente crónica hablaremos de las novedades en ópticas para cinematografía de Vantage y Zeiss presentes en el NAB Show.

La celebración del NAB Show en Las Vegas permite a los asistentes empaparse del "glamour" propio de la ciudad, con sus jugadores profesionales sofisticados y llenos de estilo y sus legiones de jóvenes salvajes exudando atractivo por cada poro.
La celebración del NAB Show en Las Vegas permite a los asistentes empaparse del «glamour» propio de la ciudad, con sus jugadores profesionales sofisticados y llenos de estilo y sus legiones de jóvenes salvajes de cuerpos esculturales exudando atractivo por cada poro

Vantage

n la actualidad, las nuevas cámaras de gran formato que ya hemos mencionado en artículos precedentes –ARRI ALEXA 65, RED 8K VV y Panavision Millenium DXL– se combinan de manera habitual con ópticas esféricas de diferentes fabricantes.

Óptica anamórfica Vantage Hawk 65 95mm T2.8. © Phil Holland.
Óptica anamórfica Vantage Hawk 65 95mm T2,8 © Phil Holland

Las ópticas anamórficas están, en su mayor parte, confinadas a su uso con sensores Súper 35. Incluso los zoom anamórficos –con bloques ópticos intercambiables– de Angénieux sólo cubren sensores Full Frame cuando se transforman en esféricos. Todas las ópticas anamórficas que se han utilizado en las mentadas cámaras datan de los años 50 y 60 del pasado siglo. Hasta ahora.

Óptica anamórfica Vantage Hawk 65 60mm T2.2. © Vantage.
Óptica anamórfica Vantage Hawk 65 60mm T2,2 © Vantage

Los Hawk 65 de Vantage son los primeros objetivos anamórficos de nueva fabricación en más de medio siglo. Anunciados en 2015, algunos de los prototipos ya estuvieron en el stand de la marca germana el año pasado, pero en esta edición hemos podido contemplar parte de la gama ya terminada. Ofrecen un aspecto único, que se basa en la combinación del tipo de fotografía que asociamos con el formato anamórfico y el equilibrio justo entre una imagen limpia y una textura orgánica. El factor de anamorfización 1,3x eleva el rendimiento de los sensores cinematográficos de gran formato a su nivel más alto. Asimismo, la nueva tecnología aplicada a sus revestimientos –con su nivel de contraste suave y natural– genera unos tonos de piel excelentes en compañía de los sensores digitales mencionados.

El clásico formato anamórfico de las ópticas anamórficas Vantage Hawk 65. © Vantage.
El clásico formato anamórfico de las ópticas anamórficas Vantage Hawk 65 © Vantage

Las ópticas utilizan la totalidad del sensor RED 8K de 40,96 mm x 21,60 mm que –en el momento de escribir estas líneas– es el de mayor resolución de la industria. También están disponibles con montura específica XPL para su uso con la ARRI ALEXA 65 –vía ARRI Rental, en exclusiva–. Constituyen, por tanto, la única oportunidad de rodar en formato anamórfico de 65mm con objetivos modernos y mecánica de última generación. Además, se trata de un juego de ópticas pequeñas y ligeras para dicho formato –se puede filmar con ellas cámara en mano sin mayor problema–.

Detalle del elemento frontal anamórfico de una óptica Vantage Hawk 65.
Detalle del elemento frontal anamórfico de una óptica Vantage Hawk 65

Hay un total de 10 distancias focales en esta línea –40, 45, 50, 60, 70, 80, 95, 120, 150 y 200 mm–. Las primeras cinco cuentan con una apertura máxima de T2,2. Las cuatro siguientes alcanzan un valor de T2,8 y la 200mm de T4. Todas ellas permiten una distancia mínima de enfoque de 1 m –salvo las 50 y 80mm, capaces de enfocar a 80 cm–.

Ópticas Hawk 65 en el stand de Vantage.
Ópticas Hawk 65 en el stand de Vantage

Zeiss

El fabricante germano ha decidido, por fin, renovar su veterana gama de entrada cinematográfica –lanzada hace una década–, tras más de un lustro de desarrollo, con una nueva línea bautizada Compact Prime CP.3.

La gama CP.3 de ópticas de Zeiss.
La gama CP.3 de ópticas de Zeiss

Zeiss fue pionera en la adaptación de ópticas fotográficas –la popular gama ZF/ZE– para su uso en cine, con las primeras Compact Prime. Marcó el camino que otras empresas –en particular, Canon y Samyang– seguirían después con un diámetro frontal estandarizado de 114 mm, una construcción metálica sólida, diversas monturas –en su caso intercambiables–, aplicación de nuevos revestimientos para igualar la paleta cromática de todo el juego, grandes ángulos de giro y marcas profesionales en los barriletes.

Detalle del elemento frontal de una óptica Zeiss CP.3 18mm T2.9.
Detalle del elemento frontal de una óptica Zeiss CP.3 18 mm T2,9

No obstante, también fue la primera en presentar una serie de problemas muy comunes en este tipo de adaptaciones. Los anillos no eran un prodigio de suavidad, los esquemas ópticos en algunas de las distancias focales eran obsoletos –cuando no directamente arcaicos– y el rendimiento general de la gama, inconsistente. Algunas de las ópticas –sobre todo las 50 y 85 mm– presentaban una resolución mediocre, contraste excesivo, respiración severa y aberraciones cromáticas importantes, mientras que las más recientes –como la 18 y la 135 mm– facilitaban un rendimiento muy superior en todos los aspectos.

Óptica Zeiss CP.3 15mm T2.9 montada sobre una ARRI ALEXA Mini en un cardán ligero.
Óptica Zeiss CP.3 15mm T2.9 montada sobre una ARRI ALEXA Mini en un cardán ligero

Por otro lado, en el mercado actual –repleto de rodajes cámara en mano, drones, cardanes, etc.– es de todo punto innecesario que un juego de ópticas de gama baja utilice un diámetro frontal de 114 mm, cuando ninguno de sus elementos ópticos –idénticos a los de las ópticas fotográficas de las que derivan– se acerca ni de lejos a tales dimensiones. Sólo tiene sentido para esquemas ópticos con elementos tan grandes como los de las fabulosas Master Primes.

Detalle de las escalas en el barrilete de una Zeiss CP.3 85mm T2.1.
Detalle de las escalas en el barrilete de una Zeiss CP.3 85 mm T2,1

La compañía ha atendido a toda esta serie de problemas y necesidades a la hora de diseñar su nuevo juego. Existen, al menos, seis razones por las que las CP.3 destacan entre las opciones de otros fabricantes dentro del mismo rango: Cobertura Full Frame, tamaño reducido, aspecto de la imagen personalizable, sistema de transmisión de metadatos extendido, monturas intercambiables y enfoque muy suave y preciso.

Juego completo de Zeiss CP.3.
Juego completo de Zeiss CP.3.

Habrá 10 distancias focales disponibles –15, 18, 21, 25, 28, 35, 50, 85, 100 y 135 mm–. Todas ellas con diámetro frontal de 95 mm. Las aperturas máximas de diafragma son de T2,1, a excepción de las 15, 18 y 21 mm que cuentan con una apertura máxima de T2,9. Miden 83,7 mm, salvo la 100 mm y la 135 mm que miden 126,5 mm. Los pesos varían entre los 870 g y los 1,15 kg. La suavidad de sus anillos supone una diferencia enorme con respecto a la gama precedente. El nuevo diseño del mecanismo de enfoque no se torna rígido con los cambios de temperatura. Es tan suave como los tradicionales de árboles de levas, sin requerir que las ópticas sean grandes y pesadas.

La premisa de Zeiss era aspirar a unas dimensiones similares a las de sus Ultra Primes, pero con cobertura Full Frame y, en efecto, todas las distancias focales cubren un círculo de imagen de 43,4 mm de diagonal. La reducción de la fricción supuso un proceso de elección de nuevos materiales y técnicas que llevó años para concluirse con éxito. La mejora en calidad de imagen –con mucha mejor resolución y contraste muy equilibrado– es evidente a simple vista. La gama es infinitamente más coherente en aspecto y prestaciones que la de las CP.2. Una vez más, se pueden intercambiar las monturas PL, EF, F, E y MFT.

Conector Lemo de 4 pines y contactos de transmisión de metadatos en las Zeiss CP.3 XD.
Conector Lemo de 4 pines y contactos de transmisión de metadatos en las Zeiss CP.3 XD

Se pondrán a la venta dos tipos de versiones de las Zeiss CP.3. Las estándar y las XD. La versión que incluye el sistema XD –eXtended Data tiene cuatro contactos bañados en oro basados en el protocolo /i de transmisión de datos de Cooke y situados a las 12 en punto. También un conector Lemo de 4 pines que sobresale del barrilete entre los anillos de enfoque y diafragma. La importancia que tiene, a día de hoy, esta clase de información para los departamentos de postproducción y efectos visuales es inmensa. Zeiss ha adoptado todas las prestaciones de la tecnología /i –un estándar abierto, que incluye el nombre del fabricante, el tipo de óptica, el número de serie, la distancia focal, el número T, la profundidad de campo y la pupila de entrada– y les ha añadido sus propios parámetros especiales para los mapas de distorsión y de viñeteo de cada distancia focal en cada apertura de diafragma.

Master Lockit Plus de Ambient Recording recibiendo información de los metadatos de una Zeiss CP.3 XD por medio del conector Lemo.
Master Lockit Plus de Ambient Recording recibiendo información de los metadatos de una Zeiss CP.3 XD por medio del conector Lemo

En cooperación con Ambient Recording –empresa especializada en sistemas de códigos de tiempo, claquetas electrónicas, relojes maestros y comunicación de metadatos– y con Pomfort –fabricante del avanzado software de etalonaje Live Grade– ha desarrollado un sistema integrado de uso sencillo y con una serie de grandes ventajas. La coordinación logística entre las tres compañías no ha requerido de muchos quebraderos de cabeza, considerando que todas ellas se encuentran en un radio de 180 kilómetros alrededor de Múnich.

El nuevo Master Lockit Plus de Ambient grabará todos los metadatos XD internamente y también podrá transmitirlos a la última versión del Live Grade Pro de Pomfort, disponible en el set de rodaje. Este software no sólo muestra la información de la óptica, sino que también cuenta con unas barras en su interfaz que permiten ajustar de inmediato –en tiempo real– el viñeteo y la distorsión. Es decir, que el DIT podrá personalizar sobre la marcha –desde su carro– el aspecto de la imagen que depende de la óptica. Hasta ahora, los metadatos de los objetivos se han utilizado en los departamentos de postproducción para corregir las distorsiones, igualarlas con un fondo generado por ordenador o aplicarles cierto movimiento acorde a la acción.

Con este sistema, podemos no sólo corregir sino también incrementar las distorsiones o el viñeteo a voluntad sin movernos del set. Es factible embellecer un primer plano de la protagonista –con un ligero oscurecimiento de los bordes de la imagen– para concentrar la atención del espectador. O aplicar distorsión de barril a propósito a un plano de un elemento arquitectónico. Incluso el bokeh circular esférico se puede transformar en algo más parecido al tradicional óvalo del formato anamórfico. Es un universo de posibilidades, que en manos de alguien con mal gusto, puede devenir en un auténtico espanto. Pero como hablamos de metadatos, estas decisiones tomadas en el set no son incorregibles ni definitivas. Se puede enviar la imagen con modificaciones distintas y personalizadas para el director o para el cliente de turno, que descubrirá lo horrible que quedaría esa idea “brillante” que se le ha ocurrido hace diez minutos –y que podría tirar por tierra las semanas de preparación que llevamos analizando todas las posibilidades y descartando horteradas–.

Controles de corrección óptica para las Zeiss CP.3 XD en el software Pomfort Live Grade Pro.
Controles de corrección óptica para las Zeiss CP.3 XD en el software Pomfort Live Grade Pro

El estándar XD es propietario y tiene sus secretillos –que Zeiss, obviamente, no va a desvelar ni a tiros–. Lo que sabemos con seguridad es que su precisión llega a nivel de fotograma, hasta variaciones de 1 mm del enfoque y de 1/10 del stop. De momento ya es compatible con una serie de cámaras con montura PL –ARRI ALEXA Mini, con SUP 7, toda la gama RED DSCM2, Sony PMW-F55 y Blackmagic URSA Mini Pro–. También lo es con los sistemas de control remoto Preston FIZ HU3, cmotion cvolution y ARRI WCU-4. Transvideo lo soporta en sus monitores CinemonitorHD Evolution por medio de su protocolo LensReader. La versión de las CP.3 sin XD comenzará sus entregas en junio. La versión con XD lo hará en agosto. Es muy importante tener presente que no será posible agregarle el sistema a las ópticas sin XD en el futuro.

Imagen a través del EVF de cámara.
Imagen a través del EVF de cámara.

Conclusiones

Aquí termina nuestra cobertura del NAB Show 2017, que hemos limitado –como decíamos en el primer artículo de la serie– a las novedades en al campo de la adquisición relativas a cámaras, fuentes de iluminación y ópticas cinematográficas. Confiamos en que el lector se llevar una idea algo más completa de las ofertas que los principales fabricantes del sector han presentado en esta convención. En una edición en la que no parecía haber grandes cambios, ha sido posible –sin embargo– profundizar más en la enorme cantidad de productos de calidad presentes en nuestro mercado.

La noria vuelve a girar un año más. Hasta la siguiente edición.
La noria vuelve a girar un año más… hasta la siguiente edición

Nos llama la atención especialmente cierta tendencia a dejar de anunciar y lanzar dispositivos relevantes para cinematografía en esta feria –tan centrada en la tecnología de emisión en televisión– para trasladarlos a la Cine Gear Expo –que está a punto de comenzar en Los Ángeles–. Al menos tres fabricantes importantes de cámaras mostraron, entre bambalinas, prototipos de futuros modelos –en distinto grado de desarrollo– que bien podrían anunciarse allí o no. El tiempo dirá si la tendencia se consolida.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.