DJI Phantom 3 SE – Dron con cámara 4K de entrada de gama

DJI, fabricante chino líder en sistemas de drones, anunció recientemente un nuevo modelo de entrada de gama de la línea Phantom 3, y que supone según la compañía “un dron 4K para todo el mundo”.

Phantom 3 SE © DJI
Phantom 3 SE © DJI

Con un peso ligeramente superior a los 1,2 Kg, el DJI Phantom 3 SE ofrece una autonomía de vuelo de 25 min y una velocidad máxima de aproximadamente 57 km/h, y está dirigido a un público que se inicia en el mundo de los drones con cámara. Es capaz de volver de forma automática a un punto de inicio predeterminado en caso de que la batería –del dron o del mando de control remoto– alcance un nivel crítico.

Para aumentar la sensación de control y seguridad, dispone de un sistema de posicionamiento visual para interiores que permite al dron volar de forma estable en áreas sin conexión por geoposicionamiento (GPS). Se trata de una de las mejoras con respecto la versión Phantom 3 estándar, además de incluir una mayor resolución de grabación de vídeo, que pasa de 2,7K a 4K, con un tasa de transferencia de 60 Mbps contra 40 Mbps. El rango de transmisión también se ha visto multiplicado por 5, llegando ahora a los 4 km.

La cámara incorporada sigue apostando por un sensor compacto de CMOS de 1/2,3″ con una resolución de 12 Mpx, y una óptica de cobertura gran angular con una distancia focal equivalente de 20 mm en paso universal, lo que supone un ángulo de visión de 94º.

El DJI Phantom 3 SE ya está disponible en Europa en la página web del fabricante a un precio de 650 €.

Más información en la nota de prensa oficial y en la página de producto del DJI Phantom 3 SE.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos.