DJI Spark – Mini dron con control gestual

El fabricante chino líder en soluciones de drones civiles anuncia el nuevo DJI Spark, un “mini dron” asequible diseñado para los que quieren iniciarse en el campo de la fotografía aérea gracias a su nuevo control intuitivo por gestos.

DJI Spark © DJI
El nuevo mini dron DJI Spark © DJI

Se trata, pues, del primer dron de la compañía que puede ser operado solo mediante gestos manuales, lo que permite facilitar aún más su funcionamiento. Para ello, DJI ha previsto unos protectores de hélices para poder lanzar y recuperar el dron con las manos con total seguridad.

Unos protectores de hélices permite operar el DJI Spark con seguridad al utilizar el modo de control por gestos © DJI
Los protectores de hélices permiten operar el DJI Spark con seguridad al utilizar el modo de control por gestos © DJI

El DJI Spark también puede ser operado mediante control remoto o con un terminal móvil. Incluye, además, nuevos modos de vuelo enfocados a la facilidad de uso, tales como el QuickShot Intelligent Flight Mode, que permite configurar una ruta de vuelo predefinida mientras se sigue un sujeto determinado. Dispone también de diversos sensores, así como de un sistema de geoposicionamiento dual –GPS y GLONASS–.

DJI Spark © DJI
El DJI Spark incluye una cámara con sensor compacto © DJI

En cuanto a sus características, el DJI Spark incluye una cámara con sensor compacto de 1/2,3″ –muy común en el territorio de las cámaras compactas– con una resolución de 12 Mpx, capaz de grabar vídeo Full HD a 30 fps. La cámara está sujetada al dron mediante un gimbal con estabilización mecánica de 2 ejes e incorpora una tecnología UltraSmooth para reducir las vibraciones durante el vuelo, así como para minimizar el efecto de rolling shutter. La parte óptica corre a cargo de un objetivo gran angular con una distancia focal equivalente de 25 mm y una abertura máxima de f/2,6.

DJI Spark © DJI
El DJI Spark incorpora una óptica angular de focal fija © DJI

Otro de los aspectos clave del nuevo dron de la firma es su tamaño, particularmente compacto y muy ligero, con un peso de solo 300 g, bastante más pequeño que el DJI Mavic Pro. Su batería permite una autonomía de vuelo máxima de 16 min y su velocidad máxima es de 50 Km/h.

DJI Spark © DJI
El nuevo mini dron de DJI pesa solo 300 g © DJI

A nivel de acabados, la compañía china parece tener claro cuál es el público objetivo de su nuevo DJI Spark, ya que estará disponibles en 5 colores diferentes –blanco, amarillo, verde, rojo y azul–.

Asimismo, su tecnología de conexión inalámbrica Wi-Fi HD le permite transmitir vídeo HD –720p– en tiempo real hasta una distancia de 2 km, mientras que su modo Sport, que activa el modo FPV –First Person View– por defecto, está especialmente pensado para su uso con gafas DJI Googles.

El DJI Spark estará disponible a mediados de junio a un precio de 600 € e incluirá el dron, un batería, un cargador USB y tres pares de hélices, mientras que para el kit “Spark Fly More Combo” –que incluye el dron, dos baterías, cuatro pares de hélices, protectores de hélices, controlador remoto, un hub de carga, una bolsa de transporte y todos los cables necesarios– habrá que sumar 200 € más.

Kit "Spark Fly More Combo" © DJI
Kit “Spark Fly More Combo” © DJI

Más información en la nota de prensa oficial y en la página de producto de DJI Spark.

2 Comentarios

    • Hola Jose Angel. Efectivamente, según lo que tenemos entendido, no se necesitará licencia para utilizar el DJI Spark en algunos países, pero te recomendemos que revises la legislación vigente en el país en cuestión, pues no hay de momento mucha uniformidad al respecto, y además suele cambiar con cierta frecuencia. Un saludo.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos.