En nuestra anterior entrega analizamos con cierto detalle las características y prestaciones del juego de ópticas Master Anamorphic de ARRI/Zeiss. A continuación, nos centraremos en un modelo específico de zoom anamórfico, perteneciente también a la gama de ARRI –aunque sin la participación de Zeiss en esta ocasión– que cubre una serie de necesidades muy concretas.

ARRI

El objetivo zoom Ultra Angular ARRI AUWZ 19-36 mm T4,2 juega en una liga propia, ya que se trata de la óptica anamórfica más angular del mercado. Si acaso, forma parte de la misma línea que la ARRI UWZ 9,5-18 mm T2,9, otro zoom ultra angular de similares prestaciones, pero esférico. En realidad, basta fijarse en las distancias focales para darse cuenta de que el bloque óptico de ambas es el mismo y de que lo único que las diferencia es la presencia de un elemento de anamorfosis.

ARRI Anamorphic Ultra Wide Zoom 19-36 mm T4.2.
ARRI Anamorphic Ultra Wide Zoom 19-36 mm T4,2

La filosofía detrás de la creación de este objetivo es la de servir como complemento a los Master Anamorphic. Se extiende así el juego, para cubrir las distancias focales angulares entre 19 y 36 mm, sin que ello suponga un sacrificio visible de la calidad de imagen. Para lograrlo, sus diseñadores partieron de un bloque óptico telecéntrico, que permite gran uniformidad en la iluminación de campo desde el centro hasta las esquinas de la imagen. El elemento de anamorfosis trasero contribuye a la ausencia de aberraciones de la imagen final.

La distorsión geométrica es absolutamente inapreciable en las líneas rectas con el zoom anamórfico ARRI Anamorphic Ultra Wide Zoom 19-36 mm T4.2.
La distorsión geométrica es absolutamente inapreciable en las líneas rectas con el zoom anamórfico ARRI Anamorphic Ultra Wide Zoom 19-36 mm T4,2

La respiración también es inapreciable, tarea harto complicada en un objetivo zoom anamórfico y además tan angular. Pero quizá la característica más llamativa de esta óptica sea la extraordinaria contención de la distorsión geométrica. La distorsión de barril es mucho más notoria en una Master Prime fija y esférica de 18 mm que en este zoom, en el que las líneas rectas permanecen rectas, incluso en la distancia mínima de enfoque.

ARRI AUWZ 19-36 mm T4.2 con su correspondiente Matte Box.
ARRI AUWZ 19-36 mm T4,2 con su correspondiente Matte Box

Para conseguir semejante rendimiento, además de las múltiples tecnologías ópticas de última generación incorporadas en su fabricación, es necesario que la imagen que alcanza la superficie del sensor esté invertida. Este pequeño “efecto secundario” del peculiar diseño de la AUWZ 19-36 mm T4,2 se puede corregir en cualquier cámara de cinematografía digital de alta gama con el mero gesto de presionar un botón.

Las dimensiones del ARRI AUWZ 19-36 mm T4.2 quedan patentes en esta imagen con la referencia de la cámara.
Las dimensiones del ARRI AUWZ 19-36 mm T4,2 quedan patentes en esta imagen con la referencia de la cámara

La distancia mínima a los objetos se encuentra tan cerca del elemento frontal del bloque óptico –0,6 m– que es posible, en consecuencia, filmar primeros planos hasta ahora imposibles de rodar con ópticas parecidas. La posición de la pupila de entrada es fija a lo largo de todo el recorrido del zoom. Los revestimientos multicapa y anti-reflejos permiten controlar de forma óptica el flare. No obstante, también generan una imagen cremosa alrededor de las zonas de alta intensidad lumínica, lo que proporciona cierta cualidad etérea a las tomas nocturnas en exteriores.

La distancia mínima de enfoque del Las dimensiones del ARRI AUWZ 19-36 mm T4.2 permite jugar con las escalas con facilidad.
La distancia mínima de enfoque del ARRI AUWZ 19-36 mm T4,2 permite jugar con las escalas con facilidad

Como en todos los juegos de la marca germana, la función Lens Data System (LDS) facilita la obtención de metadatos de los valores de zoom, foco y apertura de diafragma. Una información cada vez más valiosa a la hora de simplificar la planificación de tomas complejas y el flujo de trabajo posterior del departamento de efectos visuales.

El diseño óptico de la ARRI AUWZ 19-36 mm T4.2 proporciona un excelente control del flare incluso en exteriores nocturnos con objetos luminoso moviéndose a alta velocidad.
El diseño óptico de la ARRI AUWZ 19-36 mm T4,2 proporciona un excelente control del flare incluso en exteriores nocturnos con objetos luminoso moviéndose a alta velocidad

La AUWZ 19-36 mm T4,2 tiene una longitud de 397,1 mm –449,1 mm incluyendo la distancia de registro de su montura PL– y un peso de 5,5 kg. El diámetro frontal cumple el estándar de 114 mm –idéntico al de las Master Prime esféricas–. Su círculo de imagen de 29,26 mm cubre un sensor Super 35 con la proporción de aspecto CinemaScope actual –2:39,1–. En su distancia focal más angular –19 mm– proporciona un ángulo de visión horizontal de 100,8º y uno vertical de 52º. En su distancia focal más larga –36 mm– proporciona un ángulo de visión horizontal de 64,9º y uno vertical de 28,9º.

Atlas

La Atlas Lens Co. es una empresa de reciente creación. Sus principales responsables son el fundador de ParalinxDan Kanes, y el jefe de diseño y director de fotografía Forrest Schultz. Ambos se declaran amantes irredentos de las ópticas anamórficas y se plantean desarrollar –con esta compañía– un juego de ópticas asequibles, modernas en su operación y configuración práctica, pero que proporcionen un aspecto retro, más propio de los clásicos objetivos anamórficos de los años setenta.

Óptica anamórfica Atlas Orion 65 mm T2 durante el pasado NAB Show 2017 en Las Vegas.
Óptica anamórfica Atlas Orion 65 mm T2 durante el pasado NAB Show 2017 en Las Vegas

Schultz ha supervisado por completo el diseño óptico, que se ha realizado dentro de la propia compañía partiendo de cero. Su propósito es permitir a los usuarios elegir entre obtener reflejos internos cuando lo deseen o evitarlos cuando no sea así. Asimismo, pretenden eliminar la molestia que provocan las luminarias presentes dentro de la escena cuando resultan demasiado llamativas.

Las tres distancias focales que -por ahora- conforman la serie Orion de ópticas anamórficas de Atlas.
Las tres distancias focales que –por ahora– conforman la serie Orion de ópticas anamórficas de Atlas

Al igual que en gran parte de las ópticas anamórficas clásicas, la serie Orion de Atlas –la única existente por el momento– cuenta con un elemento de anamorfosis frontal con un factor de 2x. La imagen que proporcionan responde a la intención de sus creadores. El bokeh vertical resulta pictórico –la apertura máxima es de T2–, la respiración es desproporcionada –con toda la intención– y el flare muy carismático, aunque controlable.

El juego estará disponible con un sistema de monturas intercambiables PL, Canon EF, Sony E o Micro Cuatro Tercios (MFT)–. El círculo de imagen cubre sensores de mayor tamaño que el estándar Super 35, incluyendo la modalidad Open Gate de las ARRI ALEXA, según especifica Atlas. Los anillos de enfoque tienen 270º de rotación y tanto estos como los de diafragma cuentan con superficies dentadas estandarizadas para piñones de 0,8 mm. El diámetro frontal de todo el juego es de 110 mm.

La típica imagen suave, cálida y poco contrastada de las Atlas Orion.
La típica imagen suave, cálida y poco contrastada de las Atlas Orion

Las distancias focales previstas por el momento son tres –40 mm, 65 mm y 100 mm– aunque por ahora sólo hemos podido tocar modelos terminados de la segunda, que estuvieron presentes en el pasado NAB Show de Las Vegas  y en la Cine Gear Expo de Los Ángeles. Es de suponer que presentarán más modelos funcionales en el próximo IBC Show de Ámsterdam. Las distancias mínimas de enfoque son de 83,82 cm, salvo en el 100 mm, en cuyo caso es de 100,5 cm.

Bokeh oval en una toma nocturna con las Atlas Orion.
Bokeh oval en una toma nocturna con las Atlas Orion

En nuestras limitadas pruebas con la 65 mm pudimos observar una tendencia clara al aspecto propio de imágenes suaves, cálidas y de bajo contraste –con cierto parecido a las clásicas Kowa, que suponen una referencia obvia para este nuevo fabricante– aunque con mucha mejor mecánica. También pudimos detectar la presencia de un –no tan agradable– «efecto paperas» –efecto zampabollos» para los amigos de esta publicación– que, no obstante, bien podría achacarse a la condición de prototipo de la óptica que estábamos utilizando.

Ejemplo de flare en las Atlas Orion.
Ejemplo de ‘flare’ en las Atlas Orion

En nuestra siguiente entrega hablaremos de los múltiples juegos anamórficos de otro gran clásico entre los fabricantes de ópticas de cine.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.