En nuestra anterior entrega hablamos de la línea de ópticas anamórficas fijas Anamorphic /i de Cooke. En el presente artículo nos centraremos en los modelos zoom de la misma marca y en las ópticas rusas Elite Anamorphic.

Cooke Anamorphic/i zoom

El fabricante británico cuenta en la actualidad con dos zoom anamórficos. Uno para cubrir un rango 4x, desde distancias angulares hasta telefoto, el Cooke 35-140 mm Anamorphic/i zoom, y otro para distancias telefoto mayores, con un rango 10x, el Cooke 45-450 mm Anamorphic/i zoom. Ambos cuentan con un elemento frontal con factor de anamórfosis 2x y proporcionan una flexibilidad poco común en esta clase de ópticas.

Cooke 35-140 mm T3,1 Anamorphic/i Zoom.
Cooke 35-140 mm T3,1 Anamorphic/i Zoom.

Los zoom comparten una serie de características básicas con el juego de anamórficas fijas:

  • Distorsión geométrica muy reducida a través de todo el campo de visión.
  • Reflejos internos y velos minimizados en la totalidad de los pasos de diafragma.
  • Sistema de enfoque mediante árbol de levas, que permite ajustes tan precisos como suaves.
  • Control de la aberración esférica a través del rango completo de distancias focales, que elimina la necesidad de compensar los valores de back focus con los cambios de apertura.
  • Rendimiento cromático equilibrado –según los parámetros estandarizados aprobados por Kodak– para igualarlo al de los juegos Cooke 7/i, Cooke 5/i, Cooke S4/i, miniS4/i y CXX 15-40 mm T2 S4/i.
  • Barrilete de gran diámetro, con gran número de marcas etiquetadas a ambos lados, tanto de pasos completos como de tercios de paso. 
  • Tecnología /i de obtención de metadatos que proporciona información sobre la configuración de las ópticas, la distancia de enfoque, la apertura de diafragma, la profundidad de campo, la distancia hiperfocal, la posición del zoom, el número de serie, los datos del propietario real de la óptica, el tipo de objetivo y su distancia focal, tanto en el sistema métrico como en el sistema imperial.
  • Acabado externo de politetrafluoroetileno (PTFE) resistente a los arañazos y preparado para condiciones meteorológicas extremas.
  • Modulo lineal de diafragma con once palas.
  • Cobertura para sensores de formato Super 35, específicamente hasta un círculo de imagen de 33,54 mm de diámetro.
  • Desenfoque oval con proporción 2:1 de las luces especulares en los fondos.
  • Reducción extrema del astigmatismo y de las aberraciones cromáticas, tanto de la lateral como de la longitudinal.
  • El Cooke look: Tonos de piel suaves pero vibrantes, ligera dominante cálida, bokeh muy carismático, etc. 
Cooke 45-450 mm T4,5 Anamorphic/i zoom.
Cooke 45-450 mm T4,5 Anamorphic/i zoom.

Los dos zoom tienen un diámetro frontal de 136 mm. El 35-140 mm cuenta con una apertura máxima de T3,1 y el 45-450 mm con una de T4,5. El ángulo de rotación del anillo de enfoque es de 300º en el primero y de 270º en el segundo. En el caso del anillo de diafragma, ambos poseen un ángulo de rotación de 90º.

Tabla de especificaciones de los Cooke Anamorphic/i zoom.
Tabla de especificaciones de los Cooke Anamorphic/i zoom.

Las marcas de zoom están dispuestas a ambos lados y las superficies dentadas de todos los anillos son para piñones de 0,8 mm. La distancia mínima de enfoque es de 1,2 m en el 35-140 mm y de 1,83 m en el 45-450 mm. La longitud de este último es de 53,7 cm y la de aquel de 43 cm. El peso supera los 10 kg en las dos ópticas.

Elite Optics

Fabricadas por la empresa de origen ruso JSC Optica-Elite, y distribuidas también por Slow Motion Inc. en el mercado estadounidense, las ópticas anamórficas Elite proporcionan la experiencia inversa a la que buscan todas las gamas de objetivos que hemos analizado hasta ahora en esta serie. Su filosofía es la de obtener una imagen asociada a las anamórficas más retro –parecida en especial a la de las Lomo, aunque también a la de las Kowa y a la de las Cineovision– en juegos verdaderamente asequibles, compuestos por ópticas pequeñas y ligeras. Todo ello ha influido en su elección –por parte de equipos reducidos– para rodajes de guerrilla, con abundancia de cámara al hombro o cámara en mano.

Elite Anamorphic MK.
Elite Anamorphic MK.

Se trata, por supuesto, de ópticas modernas, con una mecánica actual, aunque no particularmente resistente a las exigencias del uso constante típico de una casa de alquiler. Por ese motivo precisan de un mantenimiento constante y de revisiones frecuentes. Para ser sinceros, la calidad de fabricación –tanto en la terminación de los componentes internos como en la de los barriletes– deja bastante que desear. Cualquier usuario puede comprobarlo al tacto desde el primer contacto con ellas.

Ejemplo de saturación y contraste en las Elite Anamorphic (aquí acentuadas en el etalonaje).
Ejemplo de saturación y contraste en las Elite Anamorphic (aquí acentuadas en el etalonaje).

El rendimiento cromático es muy carismático. La saturación es muy alta, incluso en las tomas con grandes contraluces, y cuentan con una relación de contraste bastante elevada. No hay homogeneidad en el color de la imagen cuando intercambiamos las ópticas. Los reflejos internos son mucho más intensos que en las Anamorphic /i SF de Cooke o que en las Master Anamorphic de ARRI/Zeiss –con el kit de flares–, aunque nunca llegan a los niveles extremos de las Lomo o las Cineovision.

Ejemplo de flare y velos en las Elite Anamorphic S7.
Ejemplo de flare y velos en las Elite Anamorphic S7.

No se puede negar que el “carácter” o la “personalidad” de las dos gamas anamórficas de Elite –denominadas MK-V y S7 respectivamente– puede aportar un aspecto creativo diferente y llamativo. Pero hay que conocerlas bien antes de comenzar a rodar. El comportamiento de cada distancia focal es diferente, sobre todo en lo que respecta a la nitidez y al bokeh. Este último se mantiene vertical, pero cambia de forma con frecuencia. No supone un problema muy acuciante en algunas tomas diurnas, pero en las nocturnas distrae la atención del espectador sobremanera.

Festival de distorsiones, aberraciones esféricas y cromáticas en este ejemplo de plano tomado con las Elite Anamorphic.
Festival de distorsiones, aberraciones esféricas y cromáticas en este ejemplo de plano tomado con las Elite Anamorphic.

La aberración esférica está presente en todas las Elite, pero varía entre unas y otras de forma muy visible. También son abundantes y notorias a simple vista las aberraciones cromáticas y las distorsiones geométricas, en especial la de barril. Todas ellas se reducen en cierta medida cuando se cierra la apertura de diafragma hasta T4 o valores más cerrados. En las distancias más angulares, el “efecto zampabollos” es inevitable a cualquier apertura de diafragma. Por último, la respiración es desproporcionada y nada homogénea.

Ejemplo claro de aberración cromática en los fondos de esta imagen tomada con Elite Anamorphic S7.
Ejemplo claro de aberración cromática en los fondos de esta imagen tomada con Elite Anamorphic S7.

La gama MK-V, quinta versión de sus modelos más tradicionales, está compuesta por nueve distancias focales fijas –24,5, 32, 40, 75, 100, 135, 180 y 250 mm– y dos zoom –50-160 mm y 240-1.040 mm–. Las seis primeras ópticas fijas tienen una apertura máxima de diafragma de T2,1. La 135 mm tiene una apertura máxima de T2,5, la 180 mm de T2,8 y la 250 mm de T3. En los dos zoom el valor es de T4,8. Los pesos y dimensiones son muy distintos. Oscilan entre los 15,9 cm y los 73,5 cm de longitud y entre los 2,8 kg y los 18 kg de peso. Los diámetros frontales también parecen el ejército de Pancho Villa, de modo que es más práctico que el lector los consulte en la tabla adjunta.

Tabla de especificaciones de las Elite Anamorphic MK-V.
Tabla de especificaciones de las Elite Anamorphic MK-V.

La serie S7, de diseño más moderno y sujeta a menos variaciones arbitrarias, está compuesta por seis distancias focales –24,5, 40, 50, 75, 100 y 135 mm–. En este caso, todas con el mismo diámetro frontal –110 mm– con excepción de la 24,5 mm con un diámetro de 142 mm. Las aperturas máximas se sitúan entre T1,9 y T2,8 y los pesos son mucho más comedidos, entre 2,8 y 3,6 kg. El círculo de imagen es de 29,7 mm, por lo que podrían llegar a cubrir el sensor de una RED Epic 6K, pero no de una ARRI ALEXA en modo Open Gate.

Tabla de especificaciones de las ópticas Elite Anamorphic S7.
Tabla de especificaciones de las ópticas Elite Anamorphic S7.

En nuestra próxima entrega analizaremos algunas de las ópticas anamórficas clásicas más utilizadas en sus reencarnaciones actuales.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.