Los orígenes de muchos de los fabricantes de ópticas anamórficas abarcan diferentes áreas del sector. Tal fue el caso de Panavision y también el de ServiceVision, la mayor empresa de alquiler de España, fundada por los hermanos Andrés y Alfredo Vallés en 1986 con el objetivo de prestar servicios técnicos a la industria cinematográfica.

Alfredo ya trabajaba como ingeniero mecánico a finales de los 70 y Andrés era director de fotografía. La empresa se inició con el desarrollo de sistemas ópticos. Su primer producto fue un juego de macros Nikon –llamados Servilens– que incorporaban una combinación exclusiva de monturas Mitchell, PL y de bayoneta. También se introdujo en la fabricación y alquiler de equipos para rodajes cinematográficos.

Progresivamente se ha convertido en un muy importante fabricante de grúas, russian arms, cabezas aéreas, cabezas remotas, mandos remotos y –en el caso que nos ocupa– de ópticas anamórficas. Actualmente cuenta incluso con sus propios platós para cine y televisión. Los hermanos Vallés fundaron años después ServiceVison USA como sede en Estados Unidos para ofrecer servicios de alquiler y de post venta de los equipos Scorpio diseñados y fabricados en la empresa matriz.

ServiceVision

La línea Scorpiolens de ópticas –presentada por primera vez por la empresa en septiembre de 2012– fue diseñada desde cero por Cristina Alcaide, física e ingeniera óptica que ha trabajado para la firma catalana desde 2008. Su reto fue el de lograr un juego amplio de ópticas anamórficas más ligeras, pequeñas, asequibles y de mayor calidad que la mayoría de las restantes opciones del mercado. 

Para ello trabajó codo con codo con el equipo de ingenieros mecánicos de la compañía en el diseño opto-mecánico, a la vez que encontraba a los proveedores adecuados de elementos asféricos, esféricos y cilíndricos que pudieran cumplir con las complejas especificaciones y mínimas tolerancias requeridas para ese proyecto en precio y plazo. También fue la responsable de elegir y seleccionar el equipamiento necesario para el ensamblaje y las pruebas de calidad de todos los objetivos.

El resultado le valió a ServiceVision el prestigioso Premio de la Sociedad Técnico-Cinematográfica de Baviera –CTB– durante la Feria Internacional de Equipamiento Tecnológico Cinematográfico de Munich (CINEC) 2014 por la innovación y desarrollo de estas nuevas ópticas, diferentes a las ya existentes y que proporcionan a los directores de fotografía una nueva herramienta para trabajar en el formato anamórfico.

Scorpiolens anamorphic 2x 100 mm T 2.
Scorpiolens anamorphic 2x 100 mm T 2.

El diseño telecéntrico y multi-asférico de Alcaide no emplea un elemento de anamorfosis frontal, por lo que evita gran cantidad de los “defectos” asociados tradicionalmente al formato: el excesivo flare horizontal, los reflejos incontrolables en los bordes de la óptica, el desagradable “efecto paperas” o “efecto zampabollos” en los planos muy cercanos a los rostros de los sujetos, etc.

Sin embargo, tampoco conforma un elemento de anamorfosis trasero, sino que los cilindros están distribuidos por todo el bloque óptico. Esto evita también la reducción de luminosidad típica de los objetivos con elemento posterior. El bokeh en las Scorpiolens es circular –como ocurre con las ópticas esféricas– y no oval –como pasa en las anamórficas más convencionales–.

La distorsión de barril de las Scorpiolens es ínfima como se puede apreciar en este fotograma.
La distorsión de barril de las Scorpiolens es ínfima como se puede apreciar en este fotograma.

Otra de las grandes ventajas de tan novedoso esquema óptico y mecánico es la reducción de la respiración a un nivel ínfimo, al igual que la ausencia de distorsiones geométricas notables -incluso a distancias de enfoque muy próximas al sujeto u objeto de la filmación-. La resolución y el contraste son elevados e uniformes a lo largo de todo el campo de visión. El círculo de imagen es de 31,14 mm equivalente al estándar ANSI de Super 35. La montura es PL y el mecanismo de enfoque –como era de esperar– es completamente interno.

Ejemplo de bokeh circular en las Scorpiolens.
Ejemplo de ‘bokeh’ circular en las Scorpiolens.

Existen 14 distancias focales dentro de esta gama: 20, 25, 30, 35, 40, 50, 60, 75, 100, 135, 150, 200, 250 y 300 mm. La apertura máxima de diafragma es de T2 en las 25 mm, 30 mm, 35 mm, 40 mm, 50 mm, 60 mm, 70 mm y 100 mm y de T2,2 en las 20 mm, 135mm, 150 mm, 200 mm, 250 mm y 300 mm.

La distancia mínima de enfoque es de 40 cm en la 20 mm, de 45 cm en las 25 mm, 30 mm y 35 mm, de 50 cm en la 40 mm, de 55 cm en la 50 mm, de 65 cm en las 60 mm, de 75 cm en la 75 mm, de 1 m en la 100 mm, de 1,3 m en la 135 mm, de 1,5 m en la 150 mm, de 1,8 m en la 200 mm, de 2 m en la 250 mm y de 2,5 m en la 300 mm.

El diámetro frontal es de 95 mm en todo el juego, lo que implica que todas las ópticas pueden conjugarse con filtros y matte-boxes de 4×5,650. Los barriletes incluyen escalas en sistema métrico e imperial.

Ejemplo evidente de la ausencia de líneas horizontales de flare en las Scorpiolens.
Ejemplo evidente de la ausencia de líneas horizontales de flare en las Scorpiolens.

Las dimensiones de la gama son bastante coherentes entre sí y extremadamente comedidas para unas ópticas de semejantes prestaciones y características. Las 35 mm, 40 mm, 50 mm, 60 mm, 75 mm, 100 mm y 135 mm miden 16 cm. Las 20 mm, 25 mm, 30 mm, 150 mm y 200 mm miden 19 cm. Por último, las 250 mm y 300 mm miden 22 cm.

Alfredo y Andrés Vallés portando orgullosos sendos Scorpio Zoom Anamorphic 2x 138-405 mm T4,3.
Alfredo y Andrés Vallés portando orgullosos sendos Scorpio Zoom Anamorphic 2x 138-405 mm T4,3.

En 2016, la firma presentó un zoom anamórfico diseñado para complementar a su línea de ópticas fijas. El Scorpio Zoom Anamorphic 2x 138-405 mm T4,3 es ligero y pequeño para un zoom de rango 3x y su factor de anamorfosis es de 2x –al igual que el de sus hermanas pequeñas–.

Scorpio Zoom Anamorphic 2x 138-405 mm T4,3.
Scorpio Zoom Anamorphic 2x 138-405 mm T4,3.

El diámetro frontal es de 95 mm –idéntico también al de la gama fija–. Sus prestaciones y características generales coinciden con las de aquellas. La apertura máxima de diafragma es de T4,3. La distancia mínima de enfoque es de 1,52 m. Este zoom mide 28,8 cm de largo y pesa 3,3 kg.

ServiceVision Scorpio Full Frame Anamorphic 2x con monturas XPL y PL respectivamente.
ServiceVision Scorpio Full Frame Anamorphic 2x con monturas XPL y PL respectivamente.

En 2017, la compañía ha anunciado el lanzamiento de las Scorpio Full Frame Anamorphic 2x, que combinan dos peculiaridades que las hacen completamente únicas en el mercado actual. Su cobertura de sensores full frame y su factor de anamorfosis 2x. Las únicas otras ópticas anamórficas disponibles en el mercado para formatos tan grandes tienen elementos con un factor de anamorfosis de o bien 1,25x –Ultra Panavision 70– o bien de 1,3x –Vantage Hawk 65–. Basadas en las anteriores anamórficas Scorpio 2x para sensores Super 35, las FF tienen aproximadamente las mismas dimensiones, resolución y aspecto.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.