En 2010, Vantage diseñó un juego completamente nuevo de ópticas anamórficas para producciones en 16 mm. Partiendo desde cero y con la intención de alcanzar un rendimiento muy alto, la compañía optó por realizar dos versiones de la gama: una específica para el formato más clásico de 16 mm –con factor de anamorfosis de 2x– y otra para el de Super 16 mm –con factor de anamorfosis de 1,3x–.

La primera proporciona las clásicas imágenes anamórficas con profundidad de campo reducida y se puede combinar con cualquier otro objetivo de las gamas Hawk Anamorphic. La segunda aprovecha el área completa del negativo de Super 16, por lo que el impacto emocional para el espectador se encuentra en un término medio entre la tradicional captura anamórfica y la esférica.

Vantage Hawk Anamorphic V-Lite 16

Las claves del desarrollo de estas dos series ligeras fueron –como ya era habitual en las ópticas Hawk– la simplicidad y la funcionalidad. El reto al que se enfrentaban los ingenieros de la firma germana era más complejo de lo que pueda parecer a simple vista. Combinar las exigencias del formato anamórfica con las necesidades del 16 mm no es tarea fácil. De hecho, no se había realizado nunca con anterioridad. Incluso el rodaje con objetivos esféricos en 16 mm siempre ha requerido un compromiso muy delicado entre el tamaño del negativo y las ópticas que deben ser realmente cortas y planas.

Vantage Hawk Anamorphic V-Lite 16 2x.
Vantage Hawk Anamorphic V-Lite 16 2x.

Los primeros diseños, basados en la experiencia previa con ópticas de 35 mm, no alcanzaron el nivel de calidad que buscaba Vantage. Los consecuentes experimentos implicaron cambiar –una vez más– no sólo el propio concepto de creación de los objetivos, sino también los procedimientos de fabricación. Tales esfuerzos llevaron a la elección de una solución simple y elegante: el empleo de elementos cilíndricos con radios extremadamente pequeños para minimizar la distancia aérea entre ellos y poder agruparlos muy juntos en un bloque pequeño y corto.

Una vez que los responsables de la empresa se aseguraron de que era posible fabricar elementos con un índice de curvatura tan elevado, se realizaron los cálculos ópticos pertinentes. Según afirma el doctor Anatoly B. Agourk –científico-jefe de óptica de Hawk– para conseguir que el tamaño de los elementos fuera lo mínimo posible dados sus propósitos, tuvo que hacer una serie de ajustes de precisión intrincados. No sólo optimizó la forma de los citados elementos ópticos, sino que también se vio obligado a reducir su número. Además, la utilización de vidrio ultra-fino con un índice de refracción muy alto conllevó la utilización de tolerancias de fabricación aún más estrictas de las ya habituales en Vantage.

ARRIFLEX 416 Plus con una Vantage Hawk Anamorphic V-Lite 16 14 mm T1,5.
ARRIFLEX 416 Plus con una Vantage Hawk Anamorphic V-Lite 16 14 mm T1,5.

Como consecuencia de todo el trabajo de desarrollo previo, el rango de ópticas anamórficas ligeras para formatos de 16 mm y Super 16 mm resultan sorprendentemente compactas. Se ha reducido tanto el bloque óptico como los barriletes a su mera esencia. Las Hawk Anamorphic V-Lite 16 son incluso más pequeñas que la mayoría de las ópticas de cine esféricas del mercado. No obstante, ofrecen la misma clase de rendimiento que la línea de anamórficas V-Plus para 35 mm.

En repetidas ocasiones, directores de fotografía de primera línea –como Ed Lachman, ASC– han tenido que recurrir hoy en día al uso de cámaras de Super 16 mm –como la ARRIFLEX 416 Plus– para intentar replicar el grano de las emulsiones fotoquímicas de los años 50 y 60. Las películas de 35 mm actuales ya no permiten imitar esa textura. Son demasiado “limpias”. Las emulsiones de 16 mm, convenientemente “infladas”, son ideales para alcanzar ese aspecto cuando es necesario.

Gracias a esta clase de ópticas es posible trabajar en formato anamórfico con resultados tan buenos como con sus equivalentes para 35 mm. A su máxima apertura de diafragma, las versiones con factor de anamorfosis 1,3x proporcionan un 100% más transmisión de luz que sus contrapartidas en 35 mm. Como es obvio, la posibilidad de acceder a aperturas geométricas tan amplias facilita la reducción de la profundidad de campo, una característica tradicionalmente muy asociada a los objetivos anamórficos.

El director de fotografía Sean Ellis se sirvió de las ópticas Vantage Hawk Anamorphic V-Lite 16 para generar el aspecto idóneo para la narración de "Operación Arthropoid" (Sean Ellis, 2016) que se basa en la verdadera misión para asesinar al General de la SS Reinhard Heydrich, tercero en rango después de Hitler y Himmler, en el ejercito alemán durante la II Guerra Mundial.
El director de fotografía Sean Ellis se sirvió de las ópticas Vantage Hawk Anamorphic V-Lite 16 para generar el aspecto idóneo para la narración de «Operación Arthropoid» (Sean Ellis, 2016) que se basa en la verdadera misión para asesinar al General de la SS Reinhard Heydrich, tercero en rango después de Hitler y Himmler, en el ejercito alemán durante la II Guerra Mundial.

Existen once distancias focales fijas dentro de cada una de las dos gamas de las V-Lite 16: 14, 18, 24, 28, 35, 45, 55, 65, 80, 110 y 140 mm. Gran parte de sus características -a excepción de los ángulos de visualización- son idénticas en ambos juegos. La apertura máxima de diafragma es de T1,5 en las ópticas 14 mm, 18 mm, 24 mm, 28 mm y 35 mm, de T2,2 en las 45 mm, 55 mm, 65 mm y 80 mm,  de T3 en la 110 mm y de T3,5 en la 140 mm. La apertura mínima es de T16 en todas ellas.

Áreas del fotograma de 16 mm cubiertas por las diferentes versiones de las ópticas anamórficas Vantage Hawk Anamorphic V-Lite 16.
Áreas del fotograma de 16 mm cubiertas por las diferentes versiones de las ópticas anamórficas Vantage Hawk Anamorphic V-Lite 16.

La distancia mínima de enfoque es de 80 cm en la 14 mm y de 1 m en las 18 mm, 24 mm, 28 mm, 35 mm, 45 mm, 55 mm, 65 mm, 80 mm, 110 mm y 140 mm. El diámetro frontal es de 104 mm en las 24 mm, 28 mm, 35 mm, 45 mm, 55 mm, 65 mm, 80 mm, 110 mm y 140 mm y de 120 mm en las 14 mm y 18 mm. Todas las ópticas de ambos juegos pueden conjugarse con filtros y matte-boxes de 4×5,65.

En cuanto a sus dimensiones, las 14 mm miden 14 cm y pesan 2,3 kg, las 18 mm miden 17,3 cm y pesan 2,9 kg, las 24 mm miden 15,8 cm y pesan 1,9 kg, las 28 mm miden 16 cm y pesan 2 kg, las 35 mm miden 15,9 cm y pesan 2 kg, las 45 mm miden 15,4 cm y pesan 1,9 kg, las 55 mm miden 15,6 cm y pesan 2 kg, las 65 mm miden 16 cm y pesan 2 kg, las 80 mm miden 18,5 cm y pesan 2,3 kg, las 110 mm miden 20 cm y pesan 2,6 kg y, por último, las 140 mm miden 22 cm y pesan 2,7 kg.

ARRIFLEX 416 Plus con el visor óptico anamórfico de 16 mm desarrollado por Vantage y óptica Hawk Anamorphic V-Lite 16 24 mm T1,5.
ARRIFLEX 416 Plus con el visor óptico anamórfico de 16 mm desarrollado por Vantage y óptica Hawk Anamorphic V-Lite 16 24 mm T1,5.

Vantage ha desarrollado, ex profeso, visores ópticos anamórficos para las cámaras ARRIFLEX 416. Los sistemas PSU de video asistencia de la compañía se han actualizado también para realizar el proceso de desanamorfización de las imágenes con factor de anamorfosis 1,3x en este formato.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.