Tal y como ya hemos explicado en nuestra serie de artículos inmediatamente anteriores, Vantage ha diseñado ópticas anamórficas para la industria del cine desde 1991. El compromiso de la firma germana con estos productos les ha proporcionado a sus ingenieros la experiencia, el conocimiento y la habilidad para fabricar y desarrollar sistemas ópticos extremadamente complejos desde cero e incorporarlos al mercado profesional en períodos de tiempo relativamente cortos. En 2015, la empresa centró su atención en el renovado interés por el formato de 65 mm.

Parte de un juego de Vantage Anamorphic Hawk65.
Parte de un juego de Vantage Anamorphic Hawk65.

Como consecuencia, Vantage decidió elaborar tres juegos completamente nuevos en formato 65 mm –los primeros de nueva cuña en incorporarse al mercado en más de medio siglo– con factor de anamorfosis 1,3x. Todos ellos se han diseñado de forma específica para sensores de 65 mm o –en cualquier caso– para todos aquellos cuya proporción de aspecto es mayor a la de los ya establecidos de Super 35.

Cámara Panavision de 65 mm.
Cámara Panavision de 65 mm.

La cinematografía de gran formato continúa construyéndose sobre una larga tradición basada –en su día– en el tamaño extraordinario de su negativo y en las ópticas anamórficas especiales que se crearon para crear el aspecto “épico” de aquellas películas que ya mencionamos en nuestras primeras entregas de esta serie.

Vantage ha comprendido la importancia que aquellos objetivos anamórficos iniciales de 65 mm tienen para la historia del cine. Sus series para este formato están construidas con la más reciente tecnología para sobrepasar la ya excelente experiencia que ofrecían aquellas a los directores de fotografía, evitando los numerosos problemas que presentaban. Los ingenieros de la compañía de Weiden se plantearon desde el principio del proyecto la utilización de vidrio óptico de nueva hornada para sacar pleno provecho al potencial de la captación digital en 65 mm.

Óptica Ultra Panavision 70.
Óptica Ultra Panavision 70.

En su día, uno de los fundadores de Panavision y de su proceso anamórfico fue quien presentó las ópticas Ultra Panavision 70 basadas en el aprovechamiento total del negativo de 65 mm. La proporción de aspecto era de 2,76:1, aunque con bastante frecuencia se recortaba a 2,50:1 dada la imposibilidad para muchos exhibidores de invertir en el coste necesario para una pantalla tan ancha.

Podemos encontrar ejemplos de la utilización de esta clase de ópticas en el pasado en películas como Ben Hur (William Wyler, 1959), Rebelión a bordo (Lewis Milestone y Carol Reed, 1962), La caída del Imperio Romano (Anthony Mann, 1964) o Kartum (Basil Dearden y Eliot Elisofon, 1966).

A menudo se olvida que, en filmes como estos, no sólo el positivo era de 70 mm, sino que también se rodaron con ópticas anamórficas para ese formato, que pronto caería en el olvido. Cuando ARRI desarrolló su modelo de cámara 765 –la última cámara de película para 65 mm– en 1985 sólo empleaba ópticas esféricas. Lo mismo ha ocurrido durante los primeros años de uso de sus ALEXA 65.

Fotograma de “Kartum” (Basil Dearden y Eliot Elisofon, 1966), fotografiada por el veterano Edward Scaife en 65 mm.
Fotograma de “Kartum” (Basil Dearden y Eliot Elisofon, 1966), fotografiada por el veterano Edward Scaife en 65 mm.

Fue necesario tomarse el tiempo apropiado y una inversión financiera significativa para que Vantage pudiera crear los cálculos ópticos innovadores que, combinados con diseños originales realizados a medida para cada uno de los nuevos juegos, proporcionaran a los equipos de cámara una serie de oportunidades a la altura de las expectativas. A partir de ahí, el desarrollo llevó más de un año hasta que las tres series estuvieron terminadas y listas para su entrega.

Elemento frontal de una Vantage Anamorphic Hawk65.
Elemento frontal de una Vantage Anamorphic Hawk65.

Las diferentes gamas que conforman esta línea son las siguientes:

  • Hawk65 Anamorphic: es la serie estándar con ópticas fijas y zoom anamórficas con elemento frontal –estas últimas aún por desarrollar– para obtener el auténtico aspecto propio del formato de 65 mm asociado al Scope. En breve se fabricarán varias ópticas angulares para su uso con cámaras con sensores de Super 35, con el correspondiente factor de recorte. También hay prevista una serie de macros de cara al futuro próximo.
  • Hawk65 Anamorphic Vintage’74: es una versión de los Hawk 65 Anamorphic con menor contraste, reflejos internos abundantes y los tonos de piel cremosos habituales de la estética de la década de los setenta, adaptada a los nuevos sensores de gran formato.
  • Hawk65 MAX: consiste en una gama de varias ópticas angulares e intermedias que se han desarrollado en exclusiva para aplicaciones en pantallas gigantes, tipo IMAX.

Los tres juegos emplean la tecnología selectiva fuera de plano de Vantage que influye en parámetros específicos de las características de la imagen. Los –también nuevos– revestimientos con sus contraste natural y suavizado contribuyen sobremanera a la obtención de tonos de piel sobresalientes cuando se combinan con aquellas cámaras para las que se han pensado estas ópticas –un club reducido en estos momentos a la Panavision Millenium DXL, a la RED Weapon Monstro 8K VistaVision, a la Sony Venice y en particular a la ARRI ALEXA 65, ya que los primeros 35 juegos fabricados incorporaban monturas XPL destinadas exclusivamente a este modelo sólo accesible en alquiler vía ARRI Rental–. El equilibrio que mantienen entre una imagen limpia y una textura «orgánica” eleva las posibilidades de estos sensores de gran tamaño a su máxima potencia.

Comparativa entre los tamaños de sensor de las cámaras actuales de cinematografía de gran formato.
Comparativa entre los tamaños de sensor de las cámaras actuales de cinematografía de gran formato.

Existen 11 focales fijas –por ahora– dentro del juego estándar: 40, 45, 50, 60, 70, 80, 95, 120, 150, 200 y 280 mm. En las ópticas 40 mm, 45 mm, 50 mm, 60 mm y 70 mm la apertura máxima de diafragma es de T2,2 y la mínima de T16. En las ópticas 80 mm, 95 mm, 120 mm, y 150 mm la apertura máxima de diafragma es de T2,8 y la mínima de T16 y en las ópticas 200 mm y 280 mm la apertura máxima de diafragma es de T4,0 y la mínima de T22.

La distancia mínima de enfoque es de 80 cm en la 50 mm y 80 mm de un metro en las 40 mm, 45 mm, 60 mm, 70 mm, 95 mm, 120 mm, 150 mm, 200 mm y 280 mm. En el momento de escribir estas líneas, el fabricante aún no ha proporcionado detalles concretos sobre diámetros, dimensiones y pesos de las tres gamas.

Vantage Anamorphic Hawk65 40 mm T2,2 en la pasada edición de Camerimage.
Vantage Anamorphic Hawk65 40 mm T2,2 en la pasada edición de Camerimage.

En nuestra próxima entrega hablaremos de las MiniHawk, las ópticas anamórficas híbridas de Vantage.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.