Empezamos nuestra serie de encuentros realizados durante la recién finalizada feria CP+ 2016 de Yokohama con la entrevista a los responsables de Panasonic, donde hablamos, entre otros temas, del nuevo Lumix G Vario 12-60 mm y de las ventajas de su sistema de estabilización dual o del futuro de los sensores Micro Cuatro Tercios.

Encuentros con Panasonic en CP+2016
Encuentros con Panasonic en CP+2016 – De izquierda a derecha, Mr Yoshiyuki Inoue, Mr Koji Fujita, Mr Naoki Tanizawa y Mr Michiharu Uematsu (*) por parte de Panasonic y, a la derecha, Raphaël Terris por parte de DSLR Magazine.

Lumix G Vario 12-60 mm y Dual I.S.

La gran novedad de Panasonic en la feria es, por supuesto, el nuevo Lumix G Vario 12-60 mm f/3,5-5,6 Asph. Power OIS, compatible con el sistema de estabilización doble de la marca, el Dual I.S. Efectivamente, desde que Panasonic estrenara la estabilización por desplazamiento de sensor en el cuerpo en la GX8, lo compañía suma esta estabilización a la de tipo óptico, en una solución única.

¿Por qué añadir estabilización en el cuerpo? Esa primera pregunta es –y ha sido– relativamente fácil de responder: permite estabilizar cualquier objetivo acoplado a la cámara, con sus innumerables ventajas –pensamos, por ejemplo, en el uso de objetivos legacy en las mirrorless–.

Encuentros con Panasonic en CP+2016
Estabilización en el cuerpo (línea exponencial decreciente) vs. estabilización óptica (línea horizontal)

Pero, si las futuras cámaras de Panasonic van a empezar a implementar esa estabilización en el cuerpo, ¿por qué seguir con la estabilización óptica de los objetivos, sobre todo a sabiendas del coste que ello conlleva? Esta segunda parte tiene una respuesta algo más elaborada y viene dada por las limitaciones intrínsecas de la estabilización por desplazamiento por sensor, y su dependencia de la longitud focal del objetivo acoplado.

Las limitaciones de la estabilización en el cuerpo

Como es sabido, este desplazamiento sirve para compensar las posibles trepidaciones de la cámara, pero la latitud de este desplazamiento no puede ser cualquiera. En general, puede representar un desplazamiento de 1 mm del sensor, lo cual es suficiente para estabilizar cámaras con objetivos angulares montados en ellas; el problema viene cuando se intenta estabilizar objetivos «tele»: para un objetivo de, por ejemplo, 300 mm de focal –un caso extremo– se necesitaría desplazar el sensor de nada menos que el 20% de su tamaño, lo cual no es factible.

Encuentros con Panasonic en CP+2016
Mr. Uematsu explicando los límites del desplazamiento del sensor para la estabilización en el cuerpo

Por ese motivo, Panasonic piensa seguir implementando, a pesar de su coste, la estabilización óptica en todo aquellos objetivos que superen de hecho los 25 mm de focal –como regla general–, que en m43 sería un equivalente a 50 mm, pues a partir de ese valor las ventajas ya son visibles, siempre según los ingenieros de la compañía.

Según aclaran los ingenieros de Panasonic, la estabilización óptica es necesaria para objetivos «tele», puesto que para compensar, por ejemplo, un objetivo de 300 mm de focal mediante estabilización en el cuerpo, sería necesario desplazar el sensor nada menos que el 20% de sus dimensiones (!), algo que es totalmente impracticable

Micro Cuatro Tercios

Y hablando del «estándar» m43, nos interesamos por la posibilidad de poder utilizar el sistema Dual I.S. de Panasonic en, por ejemplo, las cámaras de Olympus. «Lo estamos discutiendo… habría, eso sí, que cambiar algunas cosas dentro del estándar m43». Una respuesta difícil de interpretar, pero que nos indica que no son ajenos a la cuestión.

Volviendo al Lumix G Vario  12-60 mm f/3,5-5,6 Asph. Power O.I.S., nos fijamos que en las tablas de curvas MTF presentadas se observa que las frecuencias utilizadas para la medición son de 20l/mm y 40 l/mm en lugar de las 10l/mm y 30 l/mm más comunes que suelen emplear, por ejemplo, Canon y Nikon. «Debido a la diferencia de tamaños de sensor, nos parece más adecuado utilizar estas especificaciones más duras que sirven para obtener una comparación más justa». Un acierto, pensamos, que denota el buen hacer de la compañía en este aspecto.

Panasonic y Leica

Cambiando de tema, preguntamos a Panasonic sobre su actual relación con Leica, cuyos lazos parecen estrecharse cada vez más. «Nuestra relación es muy buena», nos certifican. Pero, ¿no es una relación a la que hay que dedicar una cantidad de recursos considerables?, preguntamos. «El beneficio es mutuo», contestan, herméticamente; es difícil ahondar mucho más en este tema, así que realizamos una última pregunta sobre su partnership con Leica… ¿Está justificado el sobrecoste de las compactas de Leica construidas por Panasonic? Las risas invaden los responsables de Panasonic; su respuesta, muy diplomática: «La estructura del beneficio es, digamos, diferente».

Encuentros con Panasonic en CP+2016
Mr Uematsu responde atentamente a nuestras preguntas durante la CP+2016

La moda del bokeh

Hoy en día parece que los fabricantes dan cada vez más importancia al bokeh; parece que es un tema de moda, hasta el punto de que algunos, como Sony para los G Master y Tamron para los nuevos SP, parece que diseñan con esa prioridad. ¿Es cierto que para conseguir un bokeh más armónico son preferibles las lentes esféricas frente a las aesféricas?

Los ingenieros de Panasonic parecen no darle tanta importancia al hecho de utilizar lentes esféricas sino que hablan de una combinación de factores, donde la elección del diámetro del diafragma o de la forma de sus palas juega un papel incluso más importante, pudiendo utilizar en su esquema óptica tanto lentes esféricas como aesféricas.

De cámaras «retro» y controles manuales

¿Qué piensan los responsables de Panasonic sobre este aspecto, tanto desde el punto de vista de ingeniera como desde la perspectiva del Marketing? Para situarnos en contexto, les hablamos de los éxitos cosechados por cámaras como la Fujifilm X100 –y sus variantes– o los que –seguramente– cosechará la reciente Olympus PEN-F. El tema parece interesar a los responsables de Panasonic: «La Panasonic LX100 sigue una filosofía similar, dispone de controles manuales como el aro de aperturas o el dial de tiempos de obturación» comentan, «pero necesitamos implementar quizá modelos con mandos de direct operation en gamas más avanzadas como nuestra serie G», prosiguen.

Panasonic Lumix G Vario 12-60 mm f/3,5-5,6
El nuevo Lumix G Vario 12-60 mm f/3,5-5,6 montado en un Panasonic GX8

Evidentemente, cámaras con direct operation –entiéndase con controles manuales al estilo analógico– están destinadas normalmente a usuarios más «avanzados» que desean disponer de este tipo ergonomía, y que, por ende, también están dispuestos a pagar más por un producto de estas características. Según Panasonic, la ergonomía depende, por supuesto, del concepto y orientación del producto en cuestión, pero son consciente de este tipo de demanda. ¿Veremos pronto una PEN-F de Panasonic? No estamos seguros de ello –si fuera así, bienvenida sea– pero sí estamos seguros  de que seguirán este modelo de la competencia de cerca.

Más allá de los 20 Mpx…

El verano pasado, la Panasonic GX8 estrenaba el primer sensor de 20 Mpx. que podíamos encontrar en un cámara con sensor m43, un salto que ha tomado su tiempo –las m43 quedaron mucho tiempo «ancladas» en los 16 Mpx.– pero parece ser que no ha habido alternativa. «Somos de la opinión que con 16 Mpx. la resolución es más que suficiente, pero ha sido necesario dar el salto a los 20 Mpx, pero ha sido más bien por una imposición de Marketing».

Y es que, efectivamente, estamos volviendo a vivir un nueva «carrera de los megapixeles«, donde fabricantes como Sony –que domina el mercado de sensores– o Canon, disparan con modelos con resoluciones estratosféricas en sus sensores 24×36 mm. ¿Cómo puede competir Panasonic con los sensores m43 y sus limitaciones inherentes?, preguntamos. «A nosotros no nos gusta la idea de incrementar la resolución más allá de los 20 Mpx.», y añaden: «Además, a partir de los 20 Mpx. empezamos a tener grandes problemas de difracción». Según sus cálculos, si llegaran a aumentar, por ejemplo, la resolución a cerca de 40 Mpx., ¡la difracción se haría notar ya a f/4!

Está claro que existen soluciones –como el LMO de Fujifilm para limitar el efecto de la difracción– pero no parecen nada sencillas. Sobre todo porque el problema en sí es más profundo, pues el tema del vídeo también debe ser tenido en cuenta en esta ecuación. «Sensores con resolución de 12 o 16 Mpx. son los más equilibrados, ya que permiten gran parte de la superficie del sensor para la grabación de vídeo 4K».

Encuentros con Panasonic en CP+2016
Mr. Uematsu nos explica la problemática del vídeo para los sensores de alta resolución

Y es que, para Panasonic, el aspecto del vídeo es muy importante, como su gama de cámaras –casi videocámaras– Lumix GH evidencia. «Con un sensor de 20 Mpx., es necesario hacer un crop muy importante del sensor para quedarse con los 8 Mpx. necesarios (3.840 x 2.160) para la grabación de vídeo 4K«. O bien, como aclaran los ingenieros de Panasonic, otra solución sería «no hacer un crop tan grande y hacer pixel binning, pero eso conllevaría una pérdida de calidad no asumible».

Un dilema importante al cual los responsables de la firma deberán encontrar una solución, como la de «separar entre cámaras para fotografía estática convencional y cámaras para vídeo», como de algún modo ya vienen haciendo con su serie GH. Las cámaras de still photography se centrarían, pues, en ofrecer las mejores prestaciones en cuanto a resolución se refiere –y en detrimento de la calidad del vídeo– y las cámaras enfocadas al vídeo se deberían confirmar con resoluciones más pequeñas. Un dilema con el que deberán lidiar también, a buen seguro, otras compañías del sector fotográfico.

Crónica CP+2016
Pese a que en la CP+ 2016 la 8K tiene su espacio en el sector profesional, aún no está lista para su uso en cámaras fotográficas convencionales, pero… ¿y la 6K?

Evidentemente, la llegada del 6K –como el que encontramos en la Red Epic Dragon–podría cambiar la variable de la ecuación, pues esos 18 Mpx. de los que necesitaría el sensor para grabar vídeo –hablamos de una tamaño de frame de 6.144 x 3.160 píxeles para el 6K– se aproximarían bastante a la resolución actual utilizada para las imágenes estáticas con el sensor m43 de 20 Mpx. Así pues, ¿veremos pronto una Panasonic con vídeo 6K?

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.