Fotografías por Núria Agustí

Yokohama – El estand de Sigma fue uno de los más concurridos en la pasada CP+ 2018 de Japón, donde sus nuevas ópticas de la serie Art adaptadas a las cámaras mirrorless de montura Sony E (FE) se llevaron buena parte de las miradas del público. Aprovechando nuestra cobertura de la feria, realizamos una entrevista con Mr Kazuto Yamaki, CEO de Sigma, para analizar el diseño de estas ópticas.

No obstante, aparte de las 7 referencias ya existentes adaptadas a la montura de Sony, Sigma también presentó para esta edición dos nuevos modelos de la serie Art, un 105 mm f/1,4 y un 70 mm f/2,8 Macro, sobre los que centramos los primeros minutos de nuestro encuentro.

Sigma 70 mm f/2,8 DG Macro | Art

El Sigma 70 mm f/2,8 DG Macro | Art es el primer objetivo macro de la serie de más alta gama de la firma. Tal como se deduce de su denominación, no incluye un motor hipersónico –HSM– para el autoenfoque –como sí lo hacen el resto de las ópticas–, sino un motor DC.

Mr Kazuto Yamaki (CEO de Sigma) y Raphaël Terris (Albedo Media) durante la entrevista en la CP+ 2018 © Albedo Media
Mr Kazuto Yamaki (CEO de Sigma) y Raphaël Terris (Albedo Media) durante la entrevista en la CP+ 2018 © Albedo Media

Si bien ya tuvimos ocasión de preguntar sobre la razón de usar este tipo de motor durante nuestra primera toma de contacto con esta nueva óptica, Mr Kazuto Yamaki nos aclara los motivos. “El motor HSM funciona bien con el mecanismo de enfoque interno, pero no tanto con un sistema de ‘front focus’, como el utilizado en la óptica macro“.

El motor HSM funciona bien con el mecanismo de enfoque interno, pero no tanto con un sistema de ‘front focus’, como el utilizado en la óptica macro” – Mr Kazuto Yamaki (CEO de Sigma)

Le recordamos que a pie de estand de Sigma nos comentaron que otro posible motivo podía ser la potencia necesaria para mover las lentes del objetivo, aunque el CEO de Sigma corrige dicha afirmación: “No, no se trata solo de potencia, porque tenemos versiones del motor HSM tan potentes como el motor DC“.

¿Existen inconvenientes por usar un motor DC en vez de un HSM? “Sí, los motores DC son más ruidosos, es por ese motivo que hemos desarrollado para esta óptica macro un nuevo motor DC con menos ruido“. Pero también añade: “La velocidad del AF es también más lenta que con el motor HSM, pero buena para tratarse de una macro“. Algo que, de hecho, ya recalcamos durante nuestras primeras impresiones con este nuevo objetivo.

Durante nuestra toma de contacto con el Sigma Art 70 mm f/2.8 Macro © Albedo Media
Durante nuestra toma de contacto con el Sigma Art 70 mm f/2.8 Macro © Albedo Media

Mr Yamaki parece tener un especial aprecio a esta óptica: “Aquí en Japón, el anterior objetivo macro era muy apreciado por su nitidez; de hecho, se le conocía como ‘Kami sori [かみそり, maquinilla de afeitar] macro’.” Lamentablemente, añade, una de las lentes usadas en su diseño fue discontinuada, por lo que tuvieron que crear este nuevo modelo.

Sigma 105 mm f/1,4 DG HSM | Art

En cuanto al Sigma 105 mm f/1,4 DG HSM | Art, y a diferencia del resto de ópticas que la compañía trajo a la CP+, estaba todavía en estado de prototipo no funcional, debido a que el software aún no estaba listo para la feria. Aun así, tuvimos ocasión de obtener unas primeras impresiones de la mano del propio CEO de Sigma, que se prestó también a responder a algunas preguntas sobre este nuevo “bokeh monster“.

Compartiendo nuestras primeras impresiones del Sigma Art 105 mm f/1,4 con el CEO de la compañía © Albedo Media
Compartiendo nuestras primeras impresiones del Sigma Art 105 mm f/1,4 con el CEO de la compañía © Albedo Media

Se trata de un objetivo bastante contundente, a la vez que muy bien acabado. Hacemos notar su construcción sellada especial –extra dust and splash, según las especificaciones oficiales del fabricante–. “En un principio, este tipo de sellado era solo para la serie Sport, pero debido a la fuerte demanda por parte de los usuarios, lo vamos introduciendo poco a poco en la serie Art“. Pero añade: “Aunque [para esta última] es más complicado hacerlo –con relación a las exigencias de la serie Art–; por ejemplo, para la óptica macro no se puede implementar debido al mecanismo de ‘front focus’ utilizado“.

En algunas partes del barrilete se hace uso del material TSCThermally Stable Composite–, lo que añade robustez a la óptica. Asimismo, el parasol también tiene un diseño particular, pues incorpora un polímero de tipo CFRPCarbon Fiber-Reinforced Polymer–, en vez de la más habitual resina de tipo ABS. “El CRFP, un material usado típicamente en los aviones, es más rígido; en el caso del 105 mm, con un parasol tan grande, usar plástico lo hacía demasiado débil y usar metal lo hacía demasiado pesado, por lo que había que buscar un nuevo material para encontrar un compromiso“.

El parasol del Sigma Art 105 mm f/1,4 dispone de un acabado especial © Albedo Media
El parasol del Sigma Art 105 mm f/1,4 dispone de un acabado especial © Albedo Media

Parece, pues, que los ingenieros de Sigma han prestado una atención especial a este teleobjetivo que, como ya nos avanzó en su momento Mr Yamaki, se espera que su rendimiento supere incluso el actual 85 mm f/1,4 de la serie Art.

Ópticas Sigma Art adaptadas a Sony E (FE)

Finalmente, nos centramos en las 7 nuevas ópticas para montura Sony E que provienen de referencias ya disponibles en la serie Art. Se trata de ópticas que, en este caso, han sido adaptadas a partir de los diseños ya existentes para cámaras réflex de “formato completo” (24×36 mm).

Las ópticas de la serie Art para Sony E parten han sido adaptadas a partir del diseño de las actuales para cámaras réflex © Albedo Media
Las ópticas de la serie Art para Sony E parten han sido adaptadas a partir del diseño de las actuales para cámaras réflex © Albedo Media

El CEO de Sigma reconoce que su idea original era partir de cero en la fabricación de las nuevas ópticas para montura Sony E, puesto que los diseños que ya tenían –creados para DSLRs– no tenían en cuenta las particularidades de los sistemas sin espejo, especialmente en lo que se refiere a su uso para grabación de vídeo, que habitualmente requieren de un grupo óptico más ligero.

Sin embargo, al trasladar su propuesta a los ingenieros de Sigma, estos le convencieron de que sí se podían adaptar los diseños existentes y solventar al mismo tiempo parte de estos inconvenientes, “simplemente” mediante la mejora del software. En efecto, se encargaron de modificar la forma de trabajar del motor de autoenfoque, y se desarrollaron nuevos algoritmos de control que permitieron mejorar el sistema de AF a pesar de las limitaciones inherentes del diseño óptico más pesado.

Para las nuevas ópticas de la serie Art adaptadas a la montura Sony E, la idea original del CEO de Sigma era partir de un diseño desde cero, pero sus ingenieros le convencieron de los contrario: modificando el actual control del AF, podían solventar parte de los inconveniente a la vez que mantener una alta calidad de imagen.

Mr Kazuto Yamaki (CEO de Sigma) © Albedo Media
Mr Kazuto Yamaki (CEO de Sigma) © Albedo Media

La ventaja de esta aproximación –en vez de partir de un diseño nuevo– era que se aprovechaba la calidad existente de las ópticas de la serie Art para DSLR. Además, Mr Yamaki nos recordaba que “otra ventaja es que se pueden adaptar también las actuales ópticas de la serie Art para DSLR a Sony E gracias al servicio de cambio de montura de Sigma“.

“Otra ventaja es que se pueden adaptar también las actuales ópticas de la serie Art para DSLR a Sony E gracias al servicio de cambio de montura de Sigma” – Mr Kazuto Yamaki (CEO de Sigma)

A pesar de ello, hacemos notar el considerable tamaño de estas 7 nuevas ópticas adaptadas. ¿Planea Sigma en un futuro lanzar ópticas de la serie Art para Sony E (FE) pero diseñados desde cero? “Sí, de hecho, ya estamos trabajando con ello“, pero añade: “Sin embargo, exceptuando las ópticas más angulares –14 mm, 20 mm y, quizá, 24 mm– no esperamos una importante ganancia de tamaño; por este motivo, éstas [las angulares] serán las primeras ópticas que sacaremos.

Las ópticas más angulares de la serie Art para Sony E, el 14 mm f/1,8 y el 20 mm f/1,4 © Albedo Media
Las ópticas más angulares de la serie Art para Sony E, el 14 mm f/1,8 y el 20 mm f/1,4 © Albedo Media

Por todo ello, entendemos que los actuales usuarios del sistema sin espejo de Sony pueden tener dudas sobre si optar por estas ópticas adaptadas o bien esperarse a las nuevas ópticas rediseñadas que verán la luz en un futuro, y así se lo hacemos saber a Mr Yamaki: “Para aquellos usuarios que busquen la calidad de la serie Art, recomendamos escoger las actuales ópticas adaptadas; las [futuras] ópticas diseñadas desde cero seguramente estarán por debajo que las actuales en este aspecto y, al ser seguramente más pequeñas [algunas de ellas] probablemente tendrán una luminosidad menor.

Para aquellos usuarios que busquen la calidad de la serie Art, recomendamos escoger las actuales ópticas adaptadas; las [futuras] ópticas diseñadas desde cero seguramente estarán por debajo que las actuales en este aspecto y, al ser seguramente más pequeñas [algunas de ellas] probablemente tendrán una luminosidad menor.” – Mr Kazuto Yamaki (CEO de Sigma)

Parece claro que Sigma pretende, de alguna manera, diferenciar la futura línea de ópticas para Sony E diseñadas desde cero, enfocando su esfuerzo en la reducción de tamaño, aunque para ello haya que hacer concesiones en la calidad o usar una apertura máxima menos favorable.

Orientamos nuestros últimos minutos de la entrevista se analizar las actuales tendencias del diseño de ópticas, y en particular sobre el (ab)uso de las correcciones vía firmware. “Cada vez es más difícil diseñar ópticas, debido al aumento de resolución de los sensores“, nos confiesa Mr Yamaki. “Por este motivo, las correcciones de ‘firmware’ son una importante técnica que utilizar, sobre todo para poder fabricar ópticas más ligeras y compactas; sin embargo, no es bueno usarlas demasiado agresivamente, pues puede deteriorar mucho la calidad de imagen“.

“Las correcciones de ‘firmware’ son una importante técnica que utilizar, sobre todo para poder fabricar ópticas más ligeras y compactas; sin embargo, no es bueno usarlas demasiado agresivamente, pues puede deteriorar mucho la calidad de imagen” – Mr Kazuto Yamaki (CEO de Sigma)

Una vez más, agradecemos al CEO de Sigma, Mr Kazuto Yamaki, su amabilidad por haber respondido a todas nuestras preguntas –a pesar de su apretada agenda– y nos despedimos con la intención de poder volver a encontrarnos en en la próxima CP+ 2019.

4 Comentarios

  1. Buenos días, sigo pensando que tal y como están las cosas a día de hoy, estas lentes para la montura E de Sony siguen siendo demasiado grandes y pesadas en comparación con el cuerpo. Creo que en uno con espejo este aspecto está mucho, pero que mucho mejor resuelto. Hay un perfecto equilibrio entre ambos elementos. Eso sí, aunque sean equipos más pesados, pero más compensados.

  2. En mi opinión, la serie A7 debería tener el mismo diseño que su hermana de tipo SLT, se ganaría en ergonomía; el tamaño sería – bajo mi punto de vista, claro– indiferente; dado el enfoque profesional que tiene, pienso que la solución dados los requerimientos de los sensores, no es precisamente fabricar los objetivos más pequeños, sino hacer la cámara más grande. Es una cosa que no entiendo de Sony.

    Si Sigma tira por ese camino, creo que se va a equivocar.

  3. Aún tengo dudas sobre los posibles problemas relativos al tamaño de la montura. ¿No es más fácil conseguir calidad con una montura grande que evita tener que diseñar unas ópticas tan agresivas a la hora de acercar en lo posible el rojo, el verde y el azul en los bordes del sensor y evitar además parte del viñeteo? Con ópticas más sencillas de hacer probablemente también reducirían peso, aunque creo que quien se compra un sensor de más de 40 Mpx primará la calidad de la lente antes que su peso.
    Yo que aún estoy deshojando la margarita de si me cambio o no de sistema te agradezco enormemente estos artículos para hacernos una idea de por dónde puede ir el futuro.

    • Desde mi punto de vista –muy personal, Javier, que es, por una parte el de un óptico, y por otra el de una persona por cuyas manos han pasado muchas cámaras desde hace aproximadamente 60 años y que además es un “estudioso” del desarrollo de las marcas y su historia… absolutamente afirmativo: una montura de mayor diámetro ofrece una mayor libertad a la hora de diseñar las ópticas. Es algo tan elemental…
      ¡Si el diámetro es grande, como diseñador serás libre de usarlo o no para decidir el diámetro final de las lentes posteriores, pero no a la inversa! Pero claro: un diámetro grande impone también unas ciertas dimensiones para las cámaras, tanto sean réflex como sin espejo, y de ahí que algunos fabricantes sean reticentes a incorporar diámetros generosos.

      No es menos cierto que más que de diámetro deberíamos hablar de la ratio entre diámetro y diagonal del sensor…ergo en una cámara para “formato completo” (24 x 36 mm), este diámetro debería ser grande. Una de las monturas que hace tiempo “se quedó pequeña” es la de Nikon F y –tal como vengo diciendo hace casi dos décadas– tarde o temprano tendrán que cambiarla, probablemente para su futura “sin espejo” para 24 x 36 mm. Canon ya hizo un doloroso cambio al pasar de su montura FD a la EF actual, pero acertó y –curiosamente– no descarta hacer un nuevo cambio para su futura sin espejo para 24 x 36 mm. Y eso nos lleva a Sony.

      De nuevo en mi opinión, cuando Sony decidió dar el paso de sus cámaras APS-C a las de “formato completo” (24 x 36 mm) se equivocó al conservar la misma montura: debería haberse olvidado de hacer esas “mirrorless” más pequeñas y dar un salto de tamaño –que más tarde o más temprano tendrá que dar– y crear una “supermontura”, en diámetro. Ahora, es tarde para ello y se encuentra con el síndrome de “mujer ratón y hombre elefante” (Kamasutra),y con ese enorme desequilibrio entre las proporciones de las cámaras y los objetivos que deben servir a esa montura, con el añadido de la corta distancia de registro.

      Soy consciente de que en Sony no gustan mucho mis opiniones, que se remontan a lo que comenté cuando compró todas las ópticas de Konica-Minolta y las reetiquetó para “presumir de gama completa”, pero el tiempo me va dando la razón. Sony, una gran marca, no deja de ser bisoña en el diseño de cámaras de gama alta. Sin embargo, aprende bastante rápido, a golpe de sacar modelo tras modelo dejando rápidamente obsoletos a los anteriores, y la calidad de sus productos –a pesar de fallos importantes de estanqueidad– es muy convincente, en gran parte gracias a su virtual monopolio en el mercado de sensores. Por eso va ganando puestos en ventas respecto a marcas “tradicionales” como Canon y Nikon. Fíjate que no hablamos de otras marcas, porque esas juegan en ligas distintas y en más de un aspecto con ventajas, pero es que el “target” de Sony ahora mismo son Canon y Nikon.

      El futuro… como depende de la Economía no es fácil de predecir. En el mundo del “formato completo” (24 x 36 mm), Canon y Nikon se han dado cuenta, demasiado tarde, del valor de las mirrorless, y en uno o dos años presentarán productos competidores para las Sony de las gamas A7 y A9… y las que vengan. Pero Sony es lo que en inglés de define como un “moving target”. Pero en ese futuro, y mientras no se apliquen a la óptica –industrialmente a gran escala, y va para largo– los principios de la nanotecnología, hasta entonces una montura de gran diámetro “facilita las cosas”. Y después…¡también!

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.