Fujifilm FinePix S1 – Primera «bridge» sellada

La nueva Fujifilm FinePix S1 es la primera “todo en uno” o “bridge” que a nivel mundial ofrece resistencia a la intemperie. Viene acompaña de otras tres cámaras de concepto similar y resistencia convencional.

La idea es de una lógica aplastante para un tipo de cámara muy apreciada por viajeros, que desean disponer de un alto potencial óptico y de imagen en un solo cuerpo sin tener de cambiar de objetivo, y que durante esos periplos, en la naturaleza o urbanos, pueden verse sometidos a las más variadas inclemencias metereológicas, y sin embargo seguir fotografiando sin cortapisas, sin perder ninguna oportunidad fotográfica. Setenta puntos de sellado distintos, permiten a la FinePix S1, ser esa compañera ideal.

El objetivo es un Fujinon 50x, equivalente a un 24-1.200 mm f/2,8-5,6 estabilizado ópticamente, con capacidad adicional macro hasta 1 cm de distancia.
Un esquema óptico muy refinado, de 11 grupos a partir de 13 elementos, incorpora dos lentes aesféricas y cuatro en vidrio ED de baja dispersión cromática. El revestimiento antirreflejos Super EBC ayuda a ofrecer alto contraste y ausencia de flare a imágenes nítidas de centro a esquina.

Mención especial merece la estabilización, que es en cinco ejes óptico y digital, ideal para vídeo, incluso aunque se camine con la cámara durante la grabación, bien entendido siempre dentro de ciertos límites: se anuncian hasta tres pasos.

El sensor, otro punto clave de este tipo de cámara, no puede ser muy grande dada la gama de focales, pero aún así es un CMOS BSI (retroiluminado) en 1/2.3 pulgadas y 16,4 Mpx. que permite –llegado el caso– subir hasta 12.800 ISO equivalentes.

Un potente procesador multinúcleo, opera en paralelo para alcanzar hasta 10 f.p.s. (según modo) con un  tiempo de arranque de 0,68 segundos y AF e 0,14 segundos.

El visor electrónico a nivel del ojo es de una buena resolución para este tipo de cámara –920 Kpx.– al tiempo que la pantalla de gran movilidad permite cómodamente ángulos de toma atípicos.

No faltan modos “creativos”, de time-lapse, HDR, panorámico 360º, intervalómetro, o de vídeo, ni por supuesto el esquema de control PASM además de los enteramente automáticos.

Como ya es casi norma, la S1 ofrece conectividad Wi-Fi y modo de control remoto, vía una aplicación y un dispositivo móvil tipo smartphone o tablet.

Una cámara que nos plantea una atractiva forma de viajar y fotografiar, sin casi límites con un PVPR de 449 €, lo que parece muy interesante.

La S1 viene acompañada de otros modelos “bridge”:

S9200: con zoom equivalente a un 24-1.200 mm f/2,9-6,5, y sensor BSI CMOS de 16,2 Mpx.
S9200: con zoom equivalente a un 24-1.200 mm f/2,9-6,5, y sensor BSI CMOS de 16,2 Mpx.

S9400W, con zoom equivalente a un 24-1.200 mm f/2,9-6,5, sensor BSI CMOS de 16,2 Mpx. y Wi-Fi
S9400W, con zoom equivalente a un 24-1.200 mm f/2,9-6,5, sensor BSI CMOS de 16,2 Mpx. y Wi-Fi

S8600: relativamente compacta, sacrifica el visor al nivel del ojo, con zoom equivalente a 25-900 mm y un sensor CCD de 16 Mpx.
S8600: relativamente compacta, sacrifica el visor al nivel del ojo, con zoom equivalente a 25-900 mm y un sensor CCD de 16 Mpx.
       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.