Fujinon XF 56 mm f/1,2 R APD – Apodificado

Actualizado – Con su nuevo Fujinon XF 56 mm f/1,2 R APD, Fujifilm crea el primer objetivo autofoco con un filtro apodificador incorporado en su diseño.
Equivalente en ángulo de toma a un 85 mm, el sistema de apodificación incorporado en el esquema óptico permite efectos especiales de enfoque selectivo que superan en mucho lo ofrecido de por si por la muy generosa abertura de f/1,2.
El Fujinon XF 56 mm f/1,2 R APD es además, en este momento, el objetivo autofoco más luminoso disponible para el formato APS-C.

 

El efecto de apodificación (APD) no debe confundirse con el de un objetivo de tipo “soft-focus”, ya que el Fujinon XF 56 mm f/1,2 R APD es un objetivo de alta resolución, que puede emplearse de forma absolutamente convencional, con la diferencia de que si accionamos el aro correspondiente al filtro de apodificación conseguiremos un efecto de foco selectivo y bokeh mucho más pronunciado y a la vez más suave que el que correspondería a la abertura de diafragma empleada y ello –además– con la posibilidad de graduar el efecto.

Arriba, para una misma abertura de diafragma. el efecto de desenfoque y bokeh del fondo, empleando el sistema apodificador

El plano enfocado, por su parte, mantiene el máximo de acutancia y resolución propio del objetivo y la abertura de diafragma ajustada.
Por todo ello, este tipo de objetivo resulta muy recomendado –por ejemplo– para retrato y moda, pero no se excluye cualquier otra aplicación, como fotografía de naturaleza o producto.

Los objetivos “apodificados” no son nuevos en si, pero si una “especie rara”. Un ejemplo de objetivo fotográfico de esta clase es el Sony SAL 135 mm f/2,8 (T/4,5) STF (“Smooth Trans Focus”), destinado a las Alpha de montura “A” (original de Minolta), pero lo que es absolutamente nuevo –tal como hemos comentado– es disponer de apodificación en un objetivo autofoco como el nuevo Fujinon XF 56 mm f/1,2 R APD al que deberíamos añadir la apostilla “T/1,7”, pues el filtro apodificador es en realidad –en este caso– un filtro de densidad neutra, degradado de centro transparente a bordes más densos.

El efecto de apodificación es –evidentemente– más apreciable con grandes aberturas de diafragma. Al efecto de poder conocer el grado del efecto, un aro de control supletorio ofrece el valor de transmisión “T” equivalente, desde T/1,7 (corresponde a f/1,2) hasta T/5,6.

Además de la ventaja del autoenfoque, el hecho de que sea el primer objetivo APD para cámaras CSC resulta clave, pues el foco sobre el plano seleccionado puede hacerse con total precisión a pesar de la “intromisión” del gris neutro degradado gracias a que el enfoque se realiza a partir de la información registrada sobre el propio sensor.

El esquema óptico del Fujinon XF 56 mm f/1,2 R APD está conformado por 8 grupos a partir de 11 elementos (incluido el apodificador), de los cuales uno es una lente aesférica moldeada en vidrio, y dos están realizadas en vidrio ED de baja dispersión cromática.
La alta corrección de aberraciones se ve apoyada por un grupo de tres lentes cementadas.

Los revestimientos antirreflejos son del tipo HT-EBC para todas las superficies y el Fujinon XF 56 mm f/1,2 R APD es compatible con el modo LMO para reducción del efecto de difracción a aperturas pequeñas del diafragma.

Como es norma en los objetivos Fujinon de la serie XF, los aros de control, la parte externa del barrilete y la montura son metálicas. El diafragma cierra hasta f/16 en 23 pasos y es de abertura redondeada con siete palas.
Con una distancia mínima de enfoque de 70 cm, el Fujinon XF 56 mm f/1,2 R APD pesa 405 gramos –la mitad que ópticas 85 mm f/1,2 para formato 135–  para Ø 73,2 mm x 69,7 mm de largo con Ø 62 mm para filtro.
Según los responsables de su desarrollo, tacto y par de giro para enfoque manual son especialmente agradables.

Ver: prueba del Fujinon 56 mm f/1,2 en versión no apodificada

Actualización

Según las informaciones oficiales de Fujifilm, el XF 56 mm estará disponible próximamente a un precio de 1299€.

 

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.