Leica L1 y L2 – Y Leica Camera AG se pasó a los relojes…

Que la industria fotográfica no pasa por sus mejores momentos es bien sabido tanto por los usuarios como los propios fabricantes; estos últimos han de poner todo su empeño en rentabilizar un negocio que debe competir con la feroz competencia de la electrónica de consumo desde que la fotografía se adentró en el mundo digital.

Leica L1 © Leica Camera AG
Leica L1 © Leica Camera AG

No sorprende, pues, que las compañías del sector fotográfico busquen dar rienda suelta a su imaginación para tratar de mejorar sus cuentas –o simplemente para sobrevivir– y exploren todo tipo de opciones diferentes. Es el caso de Leica y sus nuevos relojes L1 y L2.

Sin embargo, a diferencia de otras compañías que entraron en la industria fotográfica desde la tecnología digital, Leica lo hace apelando a su tradición como fabricante de mecánica de precisión eminentemente analógica; se decanta así por crear “simples” relojes y no smart watches. Relojes de lujo, por supuesto; pura esencia Leica.

Tal como reconoce Dr Andreas Kaufmann, Chairman de Leica Camera AG, la compañía lleva años trabajando en este proyecto y recalca que estos nuevos relojes representan fielmente los valores premium de la marca de lujo. De hecho, en su diseño ha estado involucrado Prof. Achim Heine, que ha trabajado en muchos productos de la compañía fotográfica y que conoce a la perfección los principios de diseño de la misma.

En cuanto a sus características, hablamos –como era de esperar– de relojes de alta precisión, construidos en acero inoxidable –el Leica L2 incluye oro de 18 quilates–: El un cristal frontal está realizado en zafiro con revestimientos antirreflectantes, y la parte posterior es transparente para poder ver la mecánica interna. Funcionan a cuerda manual y disponen de una reserva de 60 horas.

Los Leica L1 y L2 llegarán durante el próximo otoño de 2018  a un precio de salida estimado –para el Leica L1– por debajo de los 10.000 €. Para situarnos en contexto, un Omega Speedmaster clásico –como el que llevaron los astronautas a pisar el suelo lunar en el Eagle– cuesta aproximadamente 3.000 €

Más información en la nota de prensa oficial.

Fuente: Leica Rumors

7 Comentarios

  1. Teniendo en cuenta que Leitz Portugal se hizo sobre la base de la compañia de
    relojes Reguladora d3 Vila Nova de Famalicão. https://www.reguladora.pt. No creo que vaya a ser un problema el que fabriquen relojes. El “know- how” y la mano de obra especializada ya la tienen.

  2. Coloco este enlace a un reportaje de Fotobox sobre la nueva planta de Leica en Vilanova se Famalicão. La vieja fábrica , la de Reguladora, la que está junto a las vías del tren tiene una torre Art Decó muy meritoria.
    También merece verse en la villa el Museo de pintura surrealista portuguesa que tiene allí instalado la Fundación Cupertino de Miranda.
    [vimeo 174529332 w=640 h=360]

  3. Quizás haya que ir planteándose considerar a Leica una marca de artículos de lujo ajena al mundo de la fotografía. Por el camino que llevan mejor sería reseñar sus productos en una sección de perfumes, coches o artículos de inversión.

    • Desde mi punto de vista, resulta relativamente fácil caer en una apreciación simplista de lo que es la marca o casi mejor, “el concepto” Leica. Pero una cosa puedo asegurar personalmente: Leica no es en absoluto ajena al mundo de la fotografía. Como la sección de comentarios no da para extenderse sin límite, voy a tratar de reflejar unas pocas ideas clave, siempre desde el prisma de una opinión personal.

      En una cámara Leica M digital actual –pongamos la M10, el modelo más reciente de las telemétricas– pueden utilizarse prácticamente todos los objetivos de bayoneta Leica M producidos desde 1952. Las excepciones son mínimas: algunos objetivos retráctiles, por ejemplo. Es más, mediante un simple adaptador de la propia firma, pueden utilizarse los objetivos en montura de rosca creados desde al menos 1933. Con perfecto acoplamiento telemétrico. Todos esos objetivos se pueden usar sobre la más avanzada de la serie de “mirrorless” de la firma, la SL. No hablo de otras combinaciones para no extenderme en exceso. Ello nos habla de respeto hacia los usuarios de la marca por parte de la firma. Esto es, por no actuar bajo la práctica de la obsolescencia programada, sino todo lo contrario. Busquemos otra firma fotográfica que haya mantenido esa compatibilidad durante tanto tiempo: no la encontraremos.

      Esas ópticas de la serie M son ópticas “puras” y han sido calculadas y producidas de tal forma que:
      a) Rindan el máximo posible sin recurrir a correcciones por firmware más o menos ocultas (*)
      b) Tengan el menor peso, pero sobre todo volumen para alcanzar esas prestaciones
      c) Estén construidas con el máximo cuidado en las partes ópticas y mecánicas
      d) Sean reparables
      e) Tengan la máxima durabilidad
      f) No incorporen componentes electrónicos, siempre de dudosa durabilidad

      Como consecuencia de ello, se trata de ópticas caras…¡pero que retienen un alto valor decenas de años después de haber salido de la fábrica! Podríamos decir que un usuario experto se atrevería a afirmar que “el lujo” es no utilizar esas ópticas, tanto sobre una Leica M –para película o digital– o quizá sobre una sin espejo de alta gama, como las más refinadas de las series A7 y A9 de Sony, por ejemplo. El alto valor es retenido también por la mayor parte de las Leica M analógicas.

      ¿Que Leica fabrica igualmente lo que podríamos llamar “complementos de lujo”, incluyendo relojes? Por supuesto que sí, de la misma forma que diversifica con “sport-optics”, con objetivos para cinematografía, sistemas de medición para topografía y otras aplicaciones (arqueológicas, por ejemplo) y aparatos para la ciencia.
      El que las cámaras de los terminales Huawei incorporen óptica firmada por Leica es algo más que un simple adorno: es el reflejo de haber sabido forjar alianzas que no han sido capaces de forjar otras firmas. De hecho Leica comenzó a colaborar con firmas orientales ya hacia 1977 y no hablo de Panasonic que es un fenómeno más reciente y tendría que entrar a hablar del mayor proveedor del mundo de lentes aesféricas moldeadas en vidrio…

      No creo que deba extenderme más –no he hablado de los sistemas de formato medio Leica con sus luces y sombras– así como de otros hitos pioneros de la firma (el AF, por ejemplo), pero sí que quisiera remarcar que es fácil deslumbrarse –en el sentido negativo del término– por los golpes comerciales de impacto tales como la Leica-M 10 Zagato o unos relojes, que personalmente no me interesan pues soy fiel a otra marca y modelo desde hace unos 50 años, pero que desde luego, en mi opinión tendrán un cierto éxito de venta entre el público adecuado. Más que otros, seguro.

      El tema Leica da mucho de sí, y alguien con más capacidad que yo tendría que explicarlo un día largo y tendido. Ahora…¡me voy a hacer unas fotos con mi Leica M4-P de segunda mano (de aprox 1986) para poner a prueba el Summicron-M 50 mm f/2 comprado hace pocos días igualmente de segunda mano y de la misma época! 😉

      (*) Algunos objetivos de esta clase incorporan un código óptico en la montura para mejorar la iluminación en las esquinas con los sensores de algunos de los modelos de Leica-M digital. Y por cierto, ¿lo adivinaron?… se puede cambiar la montura de objetivos anteriores, en fábrica, para incorporar ese código…

        • Hombre, José Luis… ¡no en todo! Pero hay que tener en cuenta que aquellos productos Leica que se venden en boutiques son aquellos que –por su carácter– están destinados a ello. Hablamos de ediciones especiales, y merchandising, así como “complementos”, entre los que se podrían incluir los relojes.El resto, se vende en establecimientos profesionales. En esos mismos lugares y en sitios web concretos existe un interesante mercado de segunda mano en el que se puede adquirir material en excelente estado y de calidad soberbia en ocasiones a una fracción del precio de la última joya digital SLR o mirrorless. Eso sí: los equipos Leica-M siguen manteniendo un alto valor de recompra.
          En fin… ya veremos cómo acaba todo esto. Creo que puedo comentar algo que muy pocas personas recuerdan: cuando se presentó la Canon EOS1, el presidente de la firma a la sazón afirmó: “en un futuro, solo dos grandes firmas de aparatos fotográficos se mantendrán en el mercado, y una de ellas, será Canon”…
          Pues va a ser que no, por lo menos en lo que se refiere a número de firmas, pues ahí están unos cuantos nuevos jugadores, alguno de ellos comiéndole terreno a Canon…

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.