Leica presenta su M10-D, sin pantalla y con conexión a ‘app’ móvil mediante Wi-Fi

Desde que Leica presentara su edición limitada Leica M Edition 60 en Photokina 2014, la firma alemana ha seguido apostando por cámaras sin pantalla LCD, primero con las Leica M-D y ahora con la M10-D, en aras de ofrecer una experiencia fotográfica centrada en lo “esencial”, tal como sugiere la compañía.

M10-D © Leica
M10-D © Leica

Un “cuerpo digital” con “alma analógica”. Con estas palabras, Leica justifica la eliminación de la pantalla –sustituida por una gran rueda de ajustes y control– para conseguir sensaciones similares a las de usar cámaras de película. Su práctica ausencia de botones y sus características ruedas de control le confieren efectivamente esa apariencia; para esta ocasión Leica ha añadido incluso la clásica palanca de arrastre junto al botón disparador, aunque en este caso no tiene ninguna función, más allá de la de dejar reposar el pulgar.

M10-D © Leica
M10-D © Leica

Tal como sugiere su nombre, la nueva M10-D está basada en los modelos derivados de la M10, más concretamente en la “silenciosa” M10-P, pues en este caso el tradicional logotipo en rojo de la marca también destaca por su ausencia. A nivel de especificaciones, hay que remitirse pues a estos modelos, que equipan sensores de “formato completo” (24×36 mm) de 24 Mpx y el procesador de imagen MAESTRO II. Asimismo, si los 2 GB de memoria interna no son suficientes, se puede acceder a una ranura para tarjetas de memoria SD retirando la placa inferior extraíble.

M10-D © Leica
M10-D © Leica

Aquellos que echen en falta –al menos de vez en cuando– la pantalla LCD, podrán optar por un visor electrónico Leica Visoflex –facturado como accesorio opcional por 450 €– o bien usar la app FOTOS de Leica, que se conecta de forma inalámbrica a la cámara mediante la conexión Wi-Fi que esta incorpora. No es la primera cámara de la compañía con Wi-Fi, pero sí la primera vez que una cámara de Leica depende tanto de esta conexión, pues aparte de los ajustes de exposición que se pueden controlar desde el propio cuerpo, el resto de ajustes debe ser configurado desde dicha aplicación móvil. Un concepto similar al de la Pixii anunciada recientemente.

La Leica M10-D ya está disponible a un precio de 7.500 €.

Más información en la web de Leica.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos.