¿Una nueva óptica Leitz Thambar 90 mm f/2,2 reeditada por Leica?

Leica se anticipa a los "outsiders" en la reedición de ópticas clásicas

Al parecer, Leica estaría dispuesta a crear una reedición de su objetivo «soft-focus» Thambar 90 mm f/2,2 –producido entre 1935-1949– ahora en montura Leica-M, siguiendo unas pautas similares a las aplicadas para la recreación del Leica Summaron-M 28 mm f/5,6.

Leitz Thambar 90 mm f/2,2
Leitz Thambar 90 mm f/2,2

En nuestra opinión, una de las razones para dar ese paso por parte de Leica Camera AG –al margen de que pueda existir un cierto mercado para esta clase de reediciones– es cortar el paso a empresas tales como Lomography, Meyer Optik Görlitz o la más reciente Oprema, que –en más de una ocasión, abusando del espíritu original de las campañas Kickstarter o Indiegogo– se están decantando recientemente por realizar reediciones de ópticas históricas a precios –a nuestro juicio– escandalosos.

Un conjunto original de Leitz Thambar 90 mm f/2,2, junto con el filtro especial, el parasol reversible y tapa. Este lote está a la venta en M&H Camera © M&K Kamera
Un conjunto original de Leitz Thambar 90 mm f/2,2, junto con el filtro especial, el parasol reversible y tapa. Este lote está a la venta en M&K Kamera © M&K Kamera, a través de Leica Rumors

Un poco de historia

Una vez consolidado el sistema Leica para «Kleinbildfotografie» (KB) sobre el entonces nuevo formato de 24×36 mm, ya nadie dudaba, ni del alto poder de resolución de los objetivos de Ernst Leitz, ni de la posibilidad de poder conseguir positivos de alta calidad en tamaños del entorno de los 24×30 cm. Quizá había llegado el momento de crear ópticas especiales y una de ellas fue el famoso Thambar 90 mm f/2,2 «para retrato», un objetivo que, aparte de muy luminoso para su focal ofrecía características de diseño y uso muy especiales –»softfocus»– aunque no necesariamente raras para la época.

En principio, en el diseño óptico de cuatro elementos en tres grupos, se deja un cierto grado de incorrección de la aberración de esfericidad. De esa forma, el Thambar ofrecía imágenes de gran suavidad siempre que se mantuviese el diafragma a aberturas comprendidas entre f/2,2 y f/9, pues a partir de ese valor el objetivo ofrecía una nitidez comparable a un 90 mm de diseño normal –un Tessar, por ejemplo–. Lógicamente, la suavidad disminuía de forma progresiva –o si se prefiere, la nitidez aumentaba– desde f/2,2 a f/9.

Esquema óptico del Leitz Thambar 90 mm f/2,2 con el filtro especial situado a la izquierda, primero según el paso de la la luz.
Esquema óptico del Leitz Thambar 90 mm f/2,2 con el filtro especial situado a la izquierda, primero según el paso de la luz.

Pero en puridad, donde hablamos de un diseño de «cuatro elementos en tres grupos» quizá deberíamos hablar de «cinco elementos en cuatro grupos», ya que existe «un quinto elemento»: un filtro especial frontal –»de quita y pon»– que se caracterizaba por incorporar un círculo plateado opaco en su centro. El empleo de este filtro reforzaba el efecto de suavizado, al bloquear el paso de los haces de rayos centrales, responsables de la parte más nítida de la imagen. La contrapartida –muy aceptable– era una reducción de la luminosidad máxima de f/2,2 a f/2,3; al efecto escalas de valores de abertura se ofrecían separadas y codificadas en colores para seguir según se usase el filtro o no.

El filtro especial acoplado sobre el frontal del Leitz Thambar 90 mm f/2,2. Este lote está a venta en M&K Kamera M&K Kamera
El filtro especial acoplado sobre el frontal del Leitz Thambar 90 mm f/2,2. Este lote está a venta en M&K Kamera M&K Kamera

La mayor parte de los Thambar originales se fabricaron antes de la segunda guerra mundial, y así –por ejemplo– entre 1943 y 1949 solo se produjeron 198 unidades de un total de 2.984. Aunque no se trata de objetivos extremadamente raros, los Leica Thambar suelen alcanzar precios muy elevados entre los coleccionistas especializados. La razón no es otra que un Thambar no tiene mucho sentido si falta el filtro o está deteriorado –el punto plateado central es muy delicado– y tampoco deben faltar el parasol y las tapas específicas. Y encontrar un conjunto completo en buen estado de conservación es lo que no resulta tan frecuente.

Pequeña ficha técnica del Thambar original

  • Diafragma de 12 palas, que cierra hasta f/25
  • Ø de filtro de 48 mm, a rosca
  • Distancia mínima de enfoque: 1m
  • Peso: 520g
  • Montura: rosca Leica o «LTM»

Un proyecto creíble

El nuevo Leica Thambar-M 90 mm f/2,2 sería una réplica fiel del original y su disponibilidad –ya en bayoneta Leica-M en lugar de rosca– podría estimarse para 2018, según fuentes que parecen altamente fiables. Sobre el precio, nada se ha dicho, pero como orientación, ahora mismo podría adquirirse uno original en eBay, a un precio de 3.850 $, si bien figura una poco simpática cláusula en el sentido de que «no se hacen envíos a España».

Actualizado a 13/10/2017: según el medio Leica Rumors, esta sería la primera imagen real de la nueva óptica:

Leica Thambar-M 90 mm f/2,2 según Leica Rumors
Leica Thambar-M 90 mm f/2,2 según Leica Rumors

Falta por saber si –como suele ser la norma– nos hablen de que para la reedición se emplearán «nuevas técnicas de diseño, tallado y pulido, así como nuevos vidrios y revestimientos». Siempre nos quedan las dudas de en qué manera se puede respetar el «carácter» original de una óptica clásica si se opta por semejante desviación del concepto original…

Fuente original: Leica Rumors

2 Comentarios

  1. Buenos días D. Valentín, gracias a su comentario voy a intentar «fabricar» un ejemplar del famoso filtro. Tengo algunas dudas. ¿Podría decirme que sentido tiene el plateado?. Si se trata de bloquear los rayos centrales podría hacerse simplemente gris o negro. Quizás se trate de bloquear parcialmente la luz.
    Gracias y un saludo.

    • Buenos días, Justo…¡ya me imaginaba yo que intentaría Ud. llevar a cabo el experimento! El plateado parece ser al 100% y «mira» hacia afuera. En el enlace hacia el punto de venta de M&K hay imágenes adicionales en las que se ve el filtro por el lado exterior e interior, y pueden darnos pistas claves al respecto. Pienso que el diámetro del «tapón» en relación a la focal y la distancia al elemento anterior –y para qué hablar del diseño óptico– puede ser clave. En ese sentido podría ayudar el propio esquema óptico…
      ¡Ya nos contará! Saludos cordiales.

Responder a J.Redondo Cancelar respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.