Leica Summicron y Summilux en cromo negro

/Summilux-M 50 mm f/1,4 Asph. vista parcial, con parasolHace pocas horas hablábamos, con motivo de la comercialización del Ultron 35 mm f/1,7 (*), acerca del resurgimiento de la atención hacia los objetivos con bayoneta «Leica-M» y hoy mismo presenta Leica unas nuevas versiones de sus referencias Summilux-M 50 mm f/1,4 Asph. y Summicron-M 35 mm f/2 Asph.

Rasgo común para ambas ópticas, aunque un detalle que puede que escape a los menos versados en el sistema Leica-M: se trata de versiones «cromadas en negro». Esto es, no son en acabado «plata», pero tampoco en el acabado negro normal. Nos explicaremos.

/Leica Summilux-M 50 mm f/1,4 Asph., versión cromo negro estética 1959
Summilux-M 50 mm f/1,4 Asph., estética clásica, de 1959, cromado en negro

Por norma, debido a cuestiones técnicas de la metalurgia, en Leica las versiones de los objetivos acabados en negro montan sus lentes en barriletes de aluminio anodizado en negro, al tiempo que las versiones «plata» montan el esquema óptico en barriletes de latón, cromado en plata. Una de las diferencias es que las ópticas con barrilete de latón son más pesadas (y más caras) al tiempo que las negras, en aluminio –lógicamente más ligeras– acusan antes el uso, con las pequeñas rozaduras y ligeros golpes. También son algo más económicas.

Algunos prefieren el latón por la sensación de solidez y peso que transmite, unido a su mayor resistencia al uso y otros el aluminio, pues consideran que el mayor peso del latón hace que el conjunto cámara-objetivo «se vaya más de morro», lo que resulta en una incomodidad de manejo.

Pues bien, las nuevas versiones de los Summilux-M 50 mm f/1,4 Asph. y Summicron-M 35 mm f/2 Asph. son idénticos en óptica, dimensiones y prestaciones a las versiones negras en aluminio, pero con un tratamiento cromado en negro de los barriletes de latón, con lo que tacto y resistencia externa al desgaste son similares a los de los objetivos en versión plata.

/Summicron-M 35 mm f/2 Asph. cromado en negro
Summicron-M 35 mm f/2 Asph. cromado en negro

En lo que respecta a formas externas, el Summilux-M 50 mm f/1,4 Asph. sigue el diseño clásico de la versión de 1959, con su aro de enfoque con moleteado alternado con zonas lisas, el moleteado muy fino del aro de aberturas de diafragma, la escala de distancias para pies en rojo y parasol y tapas en metal.
Para los curiosos, este objetivo es el que se suministra ya «estropeado a mano», en la famosa versión «Leica Correspondent».
Por su parte, el Summicron-M 35 mm f/2 Asph. obedece al las formas normales.

Disponibles a partir de abril, en una edición de 500 ejemplares, con precios de 3.150 € y 3.950 € para el 35 mm y el 50 mm respectivamente, podemos hablar de un suplemento de precio de unos 500 € respecto a la versión de aluminio anodizado en negro.

Ver: Voigtländer Ultron 35 mm f/1,7

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.