Henry Leutwyler

Hace algunos años, Henry Leutwyler se inscribió en una escuela de Bellas Artes de la ciudad de Vevey en Suiza…

Desde el momento en que su padre le regaló su primera cámara, cuando estaba en la escuela primaria, más concretamente una Kodak Instamatic 224, Henry tomó la determinación de convertirse en un fotógrafo profesional. Nada que ver con la intención original de su padre, que no era otra que la de meramente tenerle entretenido durante un largo viaje por carretera.
Henry expuso tres rollos de Kodacolor 126 en muy poco tiempo…
Estaba ya enganchado.

Así, que ahora había llegado el momento de recibir una enseñanza seria sobre el tema, y… ¿que le dijeron? Simplemente que «no tenía lo que hay que tener para ser fotógrafo».
Y… ¿qué es lo que hizo Henry? Abrir un estudio fotográfico. Digamos hola a Henry Leutwyler.

Siendo un tipo bastante listo, pronto se dio cuenta de que para hacer que un negocio sea rentable hace falta algo más que colgar el letrero y esperar que todo vaya bien. Llegado el momento, consiguió reducir sus pérdidas y finalmente se fue a París para aprender el oficio y poner a punto el negocio. Tras 10 años de cascarse los dientes en París, y alrededor de París, se dirigió hacia los Estados Unidos.
Otros 10 años han transcurrido desde entonces y hoy por hoy, Henry se encuentra en la cresta de la ola.
Su trabajo de fotografía editorial y publicitaria le lleva a recorrer todo el planeta, y los resultados pueden encontrarse en las páginas de las diversas revistas que pueblan los mejores lugares en los kioscos.

Elegant Bride
Elegant Bride © Henry Leutwyler

Si bien hay que admitir que está influenciado por el oficio y puntos de vista de Avedon y «Mr. Penn» -tal como se refiere a el respetuosamente- el trabajo de Leutwyler muestra un aspecto y soltura propios.
Sus fotografías de retrato son directas. A diferencia de muchos fotógrafos de retrato, que por razones estilísticas hacen con frecuencia que sus sujetos miren de soslayo a la cámara, o incluso que no lo hagan en absoluto, Henry captura a sus sujetos «ojo a ojo». Sus retratos devuelven la mirada directamente hacia nosotros, como si la persona retratada estuviese examinado nuestra alma, de la misma manera que examinamos la suya como fotógrafos.

Tom Wolfe
Tom Wolfe © Henry Leutwyler 

El porfolio de Leutwyler contiene algo más que un surtido de retratos. Un ejemplo perfecto podría ser su libro «Elvis by the Presley’s», que contiene atrevidas fotografías, «retratos» si queremos llamarlos así, de muchos de los efectos personales de Elvis. Entre las imágenes figuran fotografías de la cartera de Elvis (completa, con una fotografía de su hija Lisa María), su Beretta chapada en oro, el famoso televisor con un orificio de bala en la pantalla, su amplificador de carretera, su peine, un clip para billetes de banco (con las iniciales EAP), y, si… su placa oficial original de «marshall» del «Federal Narcotics Bureau».

 

Frank Ghery
Frank Ghery © Henry Leutwyler

 

Yasmin and HHB
Yasmin and HHB © Henry Leutwyler

Al igual para la mayor parte de su trabajo, todo ello fue captado sobre película de 8 x 10 pulgadas (20 x 25 cm). Aunque hoy en día utiliza con mayor frecuencia una Hasselblad dotada de un respaldo digital de 22 megapíxeles, el medio de primera elección de Leutwyler siguen siendo la películas EPR (Ektachrome 100 Plus) y Tri-X en formato 8 x 10 pulgadas, siendo esta última su favorita. También utiliza película Polaroid 665, 55 y hasta ocasionalmente una Polaroid 50 x 60 cm.

Algo que tienen en común todas sus fotografías es la luz empleada para iluminarlas. Durante mi primera visita a su estudio «Industria SuperStudio» en el bajo Manhattan, una de las primeras cosas que hizo Leutwyler fue abrir sus cajas de elementos de iluminación para enseñarme el género de aparatos que contenían.
«Mira esto». «Y esto, y esto y esto», me decía, al tiempo que abría una tapa tras otra de más de una docena de baúles de equipos de iluminación. «Estas son las luces que hacen que mis fotografías tengan el aspecto que tienen. No existen otras luces como las de Broncolor… en absoluto» Personalmente, ni siquiera había expresado mi primera pregunta…

50 Cent
50 Cent © Henry Leutwyler
Suede Voguers
Suede Voguers © Henry Leutwyler

El buen aprecio que tiene para los equipos Broncolor va más allá del hecho de que tanto el mismo como esas luces sean «un producto» suizo. Tiene más que ver con el hecho de que había probado otras luces con anterioridad a lo largo de su carrera y desde su punto de vista, no había encontrado un sistema que le permitiese el mismo nivel de flexibilidad, fiabilidad y consistencia de color como el sistema Broncolor.

«Ni siquiera se por qué me preocupo ya de llevar conmigo el termocolorímetro. La repetibilidad, la consistencia del color disparo tras disparo es increíble. No conozco ningún otro sistema de flash que sea capaz de proporcionar esta consistencia de color independientemente del paraguas, reflector o accesorio de iluminación que pueda estar utilizando en el plató».

Broncolor Para

  Las «sombrillas» Broncolor «Para», se comercializan en diámetros de 170, 220 o 330 cm. Al natural, el tamaño es realmente impresionante, y la luz emitida, ciertamente única

La herramienta de iluminación preferida de Leutwyler es el «Broncolor Para», del que dispone de varias unidades. «Un día, estaba hablando por teléfono con un director de arte y me preguntó que cuantos puntos de luz había empleado para realizar una fotografía concreta mía que había tenido ocasión de ver. Era a última hora de la tarde, en un bello y claro día. Como sabía que su oficina estaba orientada hacia el oeste, le dije que mirase por su ventana y que me comentase cuantas luces estaban iluminando la ciudad. Tras una breve pausa, me dijo que una. Y entonces le comenté que yo trabajaba de la misma manera».

Lo que consigue Leutwyler de sus sombrillas (más que paraguas) «Broncolor Para», es un auténtico «muro» de luz enfocada. Para sus fotografías con cámara de gran formato, utiliza a menudo su Para con una antorcha doble «Broncolor Pulso Twin», Broncolor Grafitalimentada desde un potente generador «Grafit» de 3200 julios. En estudios de mayor tamaño, en ocasiones monta varias sombrillas «Para» juntas a efectos de conseguir un «muro» de luz aún más extenso. La forma parabólica del Para permite conseguir una brillante fuente de luz que favorece un intenso juego entre las luces y las sombras, acompañado de una dramática caída de hacia los bordes. «simplemente, no puedes conseguir la misma brillante calidad de luz conseguida mediante una sombrilla Para utilizando paraguas convencionales , o más concretamente con ninguna otra fuente o modulador de luz. Las luces de Broncolor son lo más parecido al aspecto, a la estética que proporciona la luz solar, que es el tipo de luz que trato de emular en mi línea de trabajo». En algunas ocasiones, con objeto de levantar acentos de luz en algunos detalles, Leutwyler emplea cabezas de flash adicionales dotadas de reflectores P65, así como otros accesorios Broncolor.

 Broncolor Ringflash sobre Para

En esta imagen puede apreciarse el flash anular «Ringflash» acoplado en la parábola de un Broncolor «Para» 

Ringflash, vista frontal

El «Ringflash P» es el modelo adecuado para su utilización sobre el «Para». En versión estándar, es un flash anular para cámara. 

Últimamente, la combinación de luces preferida de Leutwyler es el nuevo flash anular «Ringflash» de Broncolor, utilizado junto con la tantas veces mencionada sombrilla Para.

«Realmente, me encantan los precisos ajustes de iluminación que puedo llegar a realizar basculando el Ringflash de arriba a abajo y de izquierda a derecha, además de más lejos o más cerca en relación al Para. La posibilidad de realizar infinitos ajustes del Ringflash dentro del Para permite incontables efectos de iluminación. Y las calidades de los degradados son absolutamente bellas».

Janice Dickinson

Janice Dickinson © Henry Leutwyler

Hat Fashion

Hat-Fashion © Henry Lutwyler

Idina Menzel

Idina Menzel © Henry Leutwyler

Piper Perabo

Piper Perabo © Henry Leutwyler

 Wicked Broadway Cast

Wicked Broadway Cast © Henry Leutwyler

Lo que más le impresiona a Leutwyler es que mediante Broncolor es capaz de captar la luz que ha visto previamente en su pensamiento. «Mis luces Broncolor son las únicas luces que nunca he tenido necesidad de modificar para adaptarlas a mis necesidades. Rinden de la manera para la que han sido diseñadas. ¿Es Broncolor realmente más caro que otros sistemas de iluminación? Si, ciertamente lo es. ¿Es Broncolor superior a otros sistemas? Y de nuevo, según mi experiencia, la respuesta es afirmativa».

Tanto se trate de instituciones que gozan de gran poder, estrellas de Hollywood, super modelos, o armas chapadas en oro, Henry Leutwyler mantiene su reputación profesional sobre un único sistema de iluminación…. Broncolor.
Escrito para Broncolor por Allan Weitz

Versión española para DSLR Magazine: Valentin Sama

NWFA Group Shot

NWFA Group © Henry Leutwyler

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.