Lomography Neptune – Sistema de objetivos convertibles

Lomography resucita (1) –en versión moderna– el concepto de objetivos convertibles con sus nuevos Neptune, un sistema de ópticas modular que permite intercambiar diferentes componentes de las mismas en función de las necesidades del usuario.

Neptune © Lomography
Neptune © Lomography

Cada óptica Neptune se divide en tres elementos distintos: el elemento frontal, el módulo de abertura y la base de la óptica. Así pues, gracias a esta modularidad, dichos elementos se pueden combinar para obtener diferentes longitudes focales, aberturas o estilos de diafragma.

Neptune © Lomography
Neptune © Lomography

De inicio, Lomography ha previsto empezar con tres elementos frontales, a los que ha asignado diferentes nombres propios, inspirados en las lunas del planeta Neptuno y su distancia relativa respecto la Tierra: el Thalassa 35 mm f/3,5, el Despina 50 mm f/2,8 y el Proteus 80 mm f/4. No obstante, la compañía dice estar trabajando ya en otras focales, incluyendo un gran angular de 15 mm y un super-tele de 400 mm.

Neptune © Lomography
Neptune © Lomography

Según Lomography, cada una de estas ópticas es ensamblada a mano e incorporan lentes con multirrevestimientos, estando todas ellas basadas en un esquema óptico sencillo de 4 lentes en 4 grupos, que se combina en todo caso con las tres lentes que quedan fijas en la base del sistema. Sus distancias mínimas de enfoque son, respectivamente, de 25 cm, 38 cm y 80 cm.

Neptune © Lomography
Neptune © Lomography

Entre la base de la óptica y su elemento frontal, podemos insertar distintos módulos de aberturas para conseguir la estética deseada, que se combina con el diafragma de aberturas ya incorporado en los frontales para conseguir el bokeh y el tipo de estética final deseados.

Neptune © Lomography
Neptune © Lomography

 

De momento, las bases de ópticas disponibles permiten adaptar los nuevos objetivos Neptune a cámaras con montura Canon EF, Nikon F y Pentax K, aunque se espera que más adelante sean compatibles con más tipos de cámaras.

Neptune © Lomography
Neptune © Lomography

En el microsite de Lomography Neptune ya se pueden ver algunas de las imágenes de prueba tomadas con estos objetivos.

Imagen de prueba con Neptune Proteus 80 mm © Lomography
Imagen de prueba con Neptune Proteus 80 mm © Lomography
Imagen de prueba con Neptune Thalassa 35 mm © Lomography
Imagen de prueba con Neptune Thalassa 35 mm © Lomography

El proyecto ha sido financiado mediante la correspondiente campaña en Kickstarter, que a día de hoy ya ha logrado alcanzar su meta para seguir adelante. Su lanzamiento está previsto para febrero de 2018, y el precio del sistema completo Lomography Neptune es de 990 $ –impuestos no incluidos–. Un descuento del 45% se aplica a los primeros backers que participen en el proyecto, lo que reduciría el precio final a aproximadamente 600 $.

Más información en el microsite de Lomography Neptune y la página de la campaña en Kickstarter.


(1) Este concepto de objetivos convertibles ya ha sido probado en el pasado por algunos fabricantes, entre los que encontramos el alemán Enna y sus ópticas Sockel de 1959 –compatibles con la montura Exakta–. En este caso, compartían un único diámetro de filtro de 52 mm, lo que permitía el consiguiente ahorro en filtros.

Sockel © Enna
Sockel © Enna

 

5 Comentarios

    • Son «clavaditos», GGC, como tantas cosas de Lomography respecto a los originales en los que se «inspiran»…

  1. Hola

    Creo que no entiendo este producto ¿Cuales son sus ventajas frente a las tener un objetivo fijo de cada una de esas focales? o en general ¿Cuál es el sentido de este tipo de sistemas¿ ¿Es sólo la capacidad de utilizar módulos de aperturas con formas?

    Gracias de antemano por la respuesta

    • Buena pregunta, Óscar. En uno de los inventos originales, como los Sockel lenses de Enna a los que hacemos referencia, se producía un ahorro al comprador, ya que –una vez adquirido el módulo de enfoque– cada uno de los «complementos-objetivo» restantes resultaba más económico. En el caso de las Zeiss Ikon Contaflex que cita GGC en otro comentario, había una razón más poderosa: estas cámaras –al igual que algunas Kodak Retina y otras cámaras de la época– siendo réflex monoculares de «óptica intercambiable» empleaban obturación central, no planofocal. Al cambiar los objetivos, tanto el obturador central como los elementos ópticos posteriores al mismo quedaban en la cámara y solo se cambiaban las partes ópticas frontales. Esto, que tenía sus ventajas– limitaba bastante parámetros tales como los extremos de focal disponibles y la luminosidad, ya que el esquema óptico en cada caso tenía que incluir forzosamente los mismos componentes posteriores fijos en la cámara. Pero a la sazón, los obturadores centrales, producidos en gran serie por diversos fabricantes distintos a los de las cámaras, eran más baratos que los planofocales. El sistema ahora propuesto por Lomography sigue ese esquema de conservar lentes en la base de la óptica, en este caso un sistema compuesto por tres elementos.
      En el caso del «reinvento» de Lomography, parte de «la gracia» –para el que la quiera– es la de esos dichosos módulos de aperturas, que crearán efectos de desenfoque más o menos particulares. La otra ventaja, desde mi punto de vista, es para la propia Lomography, ya que una vez que un cliente compra el primer módulo, se convierte en una suerte de «cliente cautivo» para los demás.
      Quizá convenga volver sobre el tema de si es ético o no que una compañía ya establecida –y aquí incluyo a la moderna Meyer Optik Görlitz– haga uso una y otra vez de campañas Kickstarter, que –en su origen– fueron concebidas más bien para particulares creativos sin recursos.
      A ello añadiría por mi parte el curioso fenómeno que creo observar –quizá esté equivocado– en el sentido de que parece que hay un cierto afán en ser «los primeros» en disponer de algún artefacto en concreto, y eso sería parte del atractivo de más de una campaña Kickstarter, ya que es lo que ofrecen, aparte de la golosina del supuesto precio inferior de adquisición. Es el síndrome de lo que los norteamericanos llaman «to be the first kid on the block with»… Gracias por su comentario y saludos.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.