Nikon apuesta por el FX – ¿Por qué será?

La presentación de las nuevas Sony A7R y A7, las primeras CSC con visor electrónico integrado y sensor de 24×36 mm (DF) ha dado –al parecer– un buen susto a los fabricantes de réflex tradicionales en ese formato. Nikon es la primera en reaccionar a la cada vez más alargada sombra de Sony.

Así, en países tales como Alemania, hoy mismo ha emitido un comunicado en el que se afirma y reafirma que en un futuro (que ha comenzado ya) pondrá todo su énfasis como marca en el formato Nikon FX, esto es, el 24×36 mm de toda la vida.

Los argumentos que se esgrimen son la calidad de imagen, por un lado en lo que se refiere al rango dinámico y por otro en lo relativo al control que permite ejercer –a igualdad de abertura máxima de un objetivo– sobre la profundidad de campo. Todo ello en relación, claro está, a los formatos de sensor menores, por “completos” que sean o no.

Si el porfolio de cámaras Nikon FX o para 24×36 mm se compone ahora de las D4, D800, D800E y D610 tras la fallida D600, es de entender que se ampliará la paleta lo antes posible. También debe entenderse que este anuncio es el primero oficial de la firma en el que se “anuncia” el progresivo abandono del formato DX.
Para reforzar su apoyo al formato FX, Nikon ha iniciado en Alemania un programa de «cashback» (link todavía no activo) válido desde el día uno de noviembre hasta el primero de enero de 2014.

Entre los nuevos modelos que pudieran figurar en la hoja de ruta de Nikon, el primero podría ser esa nueva “versión de la Nikon FM2”, que se ha desvelado hace pocos días.

Aunque desde DSLR Magazine estábamos al corriente de esos planes de Nikon desde hace aproximadamente dos meses, no habíamos publicado nada por respeto a nuestras fuentes.

Ahora, por fuentes distintas hemos podido saber, que esa suerte de réplica digital del “clásico incombustible” de Nikon, podría ser… ¡una CSC!
Esto es, que aún con la configuración de mandos de la FM2 tradicional, no llevaría espejo.
Habría dos razones para ello. Una de ellas que el espacio ocupado por el espejo debe “redistribuirse” para otros componentes electrónicos si se desea ofrecer un cuerpo relativamente compacto como debe ser el de la FM2 (o similar).
La otra, mucho más provocadora: ser “lo más parecido posible) a las nuevas Sony A7R y A7… pero en Nikon. Y con su montura y compatibilidad con la ingente gama de ópticas disponibles para esa vetusta montura Nikon F.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.