Nokia N96

Nokia comercializa su terminal móvil N96, el más avanzado de su porfolio actual, un terminal dotado de una cámara de 5 megapíxeles.

A simple vista el Nokia N96 ofrece un aspecto de alta calidad, con acabados y estética muy atractiva: todo inspira sensación de calidad.

También en lo que respecta a accesorios para su funcionamiento, la variedad resulta casi apabullante. Donde en otros caso hemos tenido que adquirir determinados cables para poder disfrutar de la total conectividad y funcionalidad del terminal, en este, todo está incluido y disponible.

Ello mismo nos habla de complejidad. No resulta fácil, al menos para las personas de unas ciertas generaciones, hacerse en un momento con todas las aplicaciones que ofrece esta minicentral de comunicaciones dotada de cámara fotográfica de 5 megapíxeles.

La cámara
El objetivo, tal como hemos comentado,  es un Carl Zeiss Tessar 5,2 mm f/2,8, el famoso “Ojo de águila” de la compañía, compuesto por un esquema clásico de cuatro lentes en tres grupos. Este diseño de objetivo, que en este caso es de autoenfoque, se caracteriza por su alta resolución y contraste, así como por su muy buena iluminación de centro a esquinas, bajo nivel de reflejos internos y alta transmisión. En suma, una elección de altura.

El captor, de cinco megapíxeles ofrece imágenes de 2.592 x 1.944 píxeles, que a una resolución “fotográfica” de 300 puntos por pulgada darían para una copia de 16,5 x 22 cm, y en la práctica para un buen A3+.
La verdad es que al módulo de cámara no le faltan ajustes, y casi todo aquello que pudiera desear alguien con una cierta afición por la fotografía está allí.

Eso si, en nuestra opinión, por el momento no hay forma de que un terminal móvil –ni siquiera este sofisticado N96– ofrezca la facilidad de manejo de una auténtica cámara fotográfica. Y ello a pesar de que el N96 ofrece un doble teclado y todas las amenidades que podamos pensar en cuestión de bellos iconos que nos faciliten el control.

El sistema de sensibilidad automática funciona de forma muy coherente, y no pueden expresarse mayores quejas respecto al ajuste de blancos, donde el N96 se comporta mejor que incluso alguna que otra compacta digital.
La pantalla es muy buena en tamaño –2,7 pulgadas– pero algo justa en resolución, si bien la sensación general de calidad de imagen es buena: tal como hemos comentado antes, la calidad de diseño de los iconos ayuda a transmitir esa sensación.


Pocos problemas de flare


Buena capacidad macro


A 400 ISO, el ruido es muy visible

Eso sí, cuando el N96 sube hasta los 400 ISO equivalentes, el ruido es muy notable. No se podía esperar otra cosa dado el vicio –impuesto por razones comerciales– de utilizar resoluciones de 5 megapíxeles (¡y más!) donde para las aplicaciones del terminal bastaría con dos o tres. Ello permitiría ofrecer fotodiodos más grandes y una mayor calidad de imagen.
Esas resoluciones permitirían conseguir, de todas formas, un DIN A4 muy bueno.
Pero es lo que hay.


Toma corregida con Noise Ninja y ajustada de niveles: resultados más que buenos, con exclente ajuste de blancos

En todo caso, la buena noticia es que los archivos ofrecidos por el N96, incluso a 400 ISO son muy dóciles y se dejan reconducir con unos sencillos toques de Noise Ninja y de ajustes de niveles y de “enfoque” hasta resultados francamente buenos.
Otra cuestión es si el usuario tipo de un N96 va a desear utilizar esos recursos, si dispone de ellos.

Por supuesto que se dispone de grabación de videoclips, con sonido, en la modalidad MPEG-4, a 30 f.p.s. en VGA.
Tanto para esos posible vídeos como para las tomas fotográficas, el N96 ofrece dos iluminadores de xenón.
Además, en esa zona, una pestaña abisagrada permite soportar al N96 sobre una mesa, para poder disfrutar del visionado continuo en un ángulo bastante agradable.

En cuanto al almacenamiento de datos e imágenes no hay problema, pues además de la memoria interna (16 Gb), disponemos de una ranura para tarjetas de expansión microSD. Esta opción no solo es recomendable sino imprescindible, dado el uso previsto del N96.

En cuanto a las prestaciones como terminal, son espectaculares.
Partiendo de que puede adjuntar a las fotografías los datos de posicionamiento GPS, podemos esperar casi de todo.

Navegador GPS por sistema A-GPS, radio FM con RDS, sintonizador TDT, posibilidad de juegos multimedia y por supuesto telefonía, suponen un cúmulo de posibilidades muy atractivas que hacen que el uso previsto de aquel que sea capaz de llegar a poder entenderlas y manejarlas, se prevea muy intenso.

Y ahí es donde los fabricantes de baterías y de terminales no están –en nuestra opinión– a la altura del “estado del arte” necesario.
Los 950 mAh de la batería dan para muy poca autonomía. En ello el N96 no está solo –ya se conocen nuestras críticas hacia el iPhone en ese sentido– pero… ¡hay que trabajar más!

Aún así, el N96, con un precio de lanzamiento aproximado de poco menos de 600 €, resulta un atractivo aparato, también por su módulo de cámara fotográfica, pero especialmente por ese Tessar f/2,8. Todo un clásico de la historia de la fotografía.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.