Olympus E-3

Olympus presenta final y oficialmente su nueva SLR digital Olympus E-3, una cámara para el sistema Cuatro Tercios, a la que define como “una pieza maestra profesional”, con lo que posiciona alto y claro las aspiraciones de la firma para este nuevo modelo.


La Olympus E-3, dotada del nuevo Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4 SWD


Como es sabido, el protocolo Cuatro Tercios supone la utilización de una montura de un gran diámetro relativo. Ello posibilita la utilización de ópticas telecéntricas, de mayor rendimiento sobre los captores digitales.

En efecto, según la compañía, la nueva E-3 está dotada del sistema de autoenfoque más rápido del mundo cuando actúa con uno de los nuevos objetivos Zuiko Digital SWD (Supersonic Wave Drive), dotados, como su nombre indica, de motor de enfoque de ondas supersónicas. Estos nuevos objetivos de tipo SWD son compatibles con el resto de las cámaras que configuran el sistema Cuatro Tercios y viceversa.


Nos consta que la decisión de utilizar un cuerpo en aleación de aluminio y magnesio fue muy debatida internamente por los ingenieros, debido a su elevado coste relativo frente a las resinas sintéticas.

Adicionalmente a ese autoenfoque de altas prestaciones, la nueva Olympus E-3 incorpora todas aquellas dotaciones que pueden definir a una cámara como profesional y entre ellas: cuerpo de aleación de magnesio sellado contra la lluvia y salpicaduras, módulo de obturación de alta resistencia (certificado para al menos 150.000 ciclos), tiempos de obturación hasta 1/8.000 de segundo, visor óptico réflex con cobertura del 100%, empuñadura con batería de refuerzo y diales de mando para tomas verticales, etc., etc.

Se desvela una de las incógnitas en torno a la E-3 al saber que se incorpora un captor de 10 megapíxeles de tipo Live-MOS “de alta velocidad”, que, apoyado por un procesador True-Pic III, ofrece, además de “Live-View”, una gama de sensibilidades de 100 a 3.200 ISO equivalentes. Este captor parece ser que es diferente del empleado en la E-510, de la misma manera que lo es el sistema de estabilización.

La velocidad de disparo en ráfagas se anuncia como de 5 f.p.s. en RAW, con una capacidad de memoria intermedia o “buffer” de hasta 19 fotogramas, lo que a priori, parece notable. Al parecer, y al ser compatible la E-3 con tarjetas las CompactFlash de alta velocidad según el protocolo UDMA, esa misma cadencia de 5 f.p.s. será posible en JPEG hasta llenar una tarjeta..

 

Fiel a su tradición, Olympus reserva una segunda ranura para tarjetas de tipo xD-Picture.

Puntos relevantes

Al margen de una construcción interna especialmente cuidada, y que “no se ve”, existen dos aspectos en los que la E-3 puede, al parecer, separarse de lo ofrecido por otras firmas: el sistema de autoenfoque y el de la estabilización integrada en el cuerpo.

Autoenfoque: el más rápido del mundo

En lo que respecta al autoenfoque, que se anuncia, nada más y nada menos que como “el más rápido del mercado”, la E-3 incorpora un módulo enteramente nuevo.
Este módulo aporta 11 puntos de enfoque reales, en modo réflex, y ello con una serie de particularidades.

Así, los 11 puntos citados son en cruz, pero además, cada una de las cuatro aspas de cada cruz es independiente, por lo que el sistema de detección dispone de información acerca de 44 puntos de la imagen.

Además, y siempre según la firma, …”las tecnologías de multiplicación de píxeles se emplean para potenciar la actuación con poca luz”. Según esto, Olympus habría trasladado sus tecnologías de las pantallas de las cámaras compactas al propio módulo de autoenfoque. Lo cierto es que se anuncia una gama operativa que llega a -2 EV, lo que es ciertamente notable.

Algunas referencias:

Modelo                            Límite inferior operativo
Olympus E-3                            -2 EV
Nikon D3                                  -1 EV
Nikon D300                              -1 EV
Nikon D2x                                -1 EV
Canon EOS 1Ds Mark III         -1 EV
Canon EOS 40D                      -0,5 EV
Olympus E-410                         0 EV
Sony Alfa 700                            0 EV

Puesto que cada paso EV (o VE) es el equivalente al doble o mitad, ello supone, en términos prácticos, que la E-3 podría realizar un autoenfoque correcto con la mitad de luz que el resto de las cámaras más nuevas de otras firmas competidoras.

Estabilización incorporada

Olympus lleva trabajando en un sistema propio de estabilización en el cuerpo al menos desde la introducción del modelo E-500 y probablemente desde el mismo momento de concepción del E-System: el concepto y desarrollo de su línea de objetivos así lo hace entender.

Si lo que se anuncia es cierto, y a priori no hay motivos para dudarlo, el módulo de estabilización de la Olympus E-3 superaría en mucho lo ofrecido por otras firmas, y ello… para todos los objetivos Zuiko digital y no solo para unos pocos objetivos estabilizados.


El sistema de estabilización y el de prevención contra el polvo constituyen un bloque. El sistema es muy sofisticado y garantiza que el captor se mantiene estanco.

Así según sus creadores, el módulo de estabilización incorporado en la E-3 ofrecería la friolera del equivalente a 5 puntos de estabilización. Sin entrar en este momento a discutir la afirmación, pues llegará el momento en que podamos comprobar el grado de eficacia del sistema, los beneficios teóricos parecen sorprendentes.

Pongamos un ejemplo rápido: para una situación en la que la luz disponible y el valor de abertura y focal del objetivo en uso requiriese el empleo de una sensibilidad de 3.200 ISO a fin de evitar la trepidación, mediante el sistema de la E-3 podríamos disparar a… 100 ISO. Por supuesto que esto está por ver, y en todo caso los sujetos en movimiento imponen leyes por su cuenta, pero como sistema “de reducción de ruido” la cosa no está mal.

El sistema, exclusivo de la E-3, utiliza el nuevo e innovador motor de Ondas Supersónicas (SWD) que explota al parecer la misma tecnología incorporada en los nuevos objetivos Zuiko Digital SWD, derivada a su vez de la gran experiencia adquirida el campo de la microscopía. De hecho, los sistemas de estabilización y autoenfoque hacen sinergia y son, al parecer, responsable de la gran rapidez del autoenfoque.

Por supuesto, el sistema es compatible con todos los objetivos actuales, y se ha previsto un amplio espacio de maniobra para posibles objetivos futuros.
Los modos disponibles son dos: ejes horizontal y vertical simultáneamente y solo vertical (para barridos de sujetos en movimiento).

Ajuste de temperatura de color

El “ajuste de blancos” es de tipo híbrido, solución empleada por las cámaras de más alto nivel, entre las que podríamos citar las Nikon de las series D2 y la propia Olympus E-1, iniciadora del E-System.

En lugar de evaluar el ajuste de blancos o de temperatura de color exclusivamente en base a los datos de imagen proporcionados por el captor, el sistema híbrido emplea adicionalmente las indicaciones de una célula externa (de luz incidente), que mide la temperatura de color de la luz de forma independiente a la imagen en si. De esa forma, además de alcanzarse una mayor rapidez en la evaluación, se evitan “falsas informaciones” derivadas de la presencia natural de un color intenso como parte de la escena.

Live View

Y por supuesto, “Live-View”, como no podía ser menos. Vamos a ahorrarnos amplios comentarios acerca de este sistema de ya indudable utilidad, que, popularizado por Olympus, fue objeto de mofa y befa por parte de portavoces de diversas firmas y analistas “independientes” y ahora se extiende por las cámaras de esas mismas firmas y se anuncia casi como invento “propio”. Así se escribe la historia.

Con la información disponible en este momento, y a la espera de poder manejar una unidad funcional de la E-3 parece que lo que podremos emplear del Live-View de la E-3 será similar a lo ofrecido por una E-510 (por ejemplo) si bien, en esta E-3 muy potenciado gracias a la pantalla multidireccional, que puede ocultarse por completo, extraerse a un lado, inclinarla a un lado y otro….


La pantalla puede adoptar mútiples ángulos. Cuando se acopla en la parte posterior, si se desea se puede dejarse «cara abajo», con lo que queda totalmente protegida. 

Histograma en vivo, visionado de los efectos de la compensación de exposición, enfoque manual con aumento de hasta 10 x, disparo en autoenfoque (con caída de espejo) … “todo” parece estar ahí excepto lo ofrecido por la Panasonic Lumix L10, especialmente el autoenfoque “por contraste” (sobre 11 puntos) en el modo Live-View.

Parece que no se puede tener todo, y otra de las concesiones a poder disponer de una pantalla ampliamente orientable es que no ha sido posible pasar de las 2,5 pulgadas.
Personalmente, preferimos ese tamaño y la opción de movilidad al tamaño mayor de una pantalla fija. Para ese tamaño de pantalla, parece que los 230.000 píxeles aportarán una resolución suficiente, si bien –sobre el papel– no tan brillante como los últimos modelos de Canon y Nikon.

Visor óptico

Debido al menor tamaño relativo del captor y por tanto de la pantalla de enfoque, las cámaras para el protocolo Cuatro Tercios tienen un cierto handicap de partida respecto a las que montan “APS-C” y formato “completo” (24 x 36 mm o similar).
En la nueva E-3 se ha trabajado a fondo sobre el sistema de visión, tanto a nivel de prisma como de lentes de ocular y pantallas y se han conseguido el mayor aumento de visor disponible en cámaras SLR digitales llegando a 1,15 x.

A ello se suma, que, como buena cámara profesional, muestra el 100% de la escena. A pesar de lo aspectos positivos comentados, el formato menor sigue imponiendo sus leyes, y el tamaño final aparente no es tan grande como podría pensarse, y sin embargo… es excelente.
A continuación exponemos una tabla comparativa, cuyos valores son solamente aproximados. En la tabla se refleja el tamaño de visión final aparente del lado más corto (vertical) en una serie de modelos de cámara:

Modelo            Tamaño aparente
Nikon D3                 16,73
Olympus E-3           15,41
Nikon D300             14,85
Canon EOS 40D     14,06
Sony Alfa 700          14,04
Olympus E-1           12,86
Olympus E-410       12,32

Como puede verse, el aumento de la E-3 es muy competitivo por no decir excelente.

Sistema de prevención contra el polvo

La nueva E-3 incorpora el más eficaz sistema de prevención contra el depósito de polvo en el captor. Sin más. Solo lo discuten los que no lo llevan incorporado en sus cámaras.
Lo que para algunos es un mero argumento de marketing, para otros forma parte de la tranquilidad de no sufrir tanto como otros colegas de profesión con las motas de polvo. Así de simple.

En la E-3 el módulo completo de limpieza por ultrasonidos (SSWF) se mueve de forma solidaria con el sistema de estabilización a fin de mantener la estanqueidad y ello no ha debido de resultar una obra de ingeniería nada fácil.

Flash y otros detalles

La Olympus E-3 incorpora un flash retráctil de numero guía 13 que sirve también para controlar inalámbricamente unidades externas, y entre los múltiples detalles a explorar, figura el modo de “Tecnología de Ajuste de Sombras” o “SAT”.

Al parecer se trata de una tecnología diseñada para mejorar la exposición en las fotografías en zonas oscuras. Utilizando un sensor que funciona bastante parecido al ojo humano, las partes oscuras de una composición (p.ej. la sombra de un árbol) son identificadas y la cámara ajusta en ese caso las opciones de exposición de acuerdo con esas zonas. El resultado sería una fotografía más realista y detallada. Falta por ver que tal resuelve el sistema las líneas de separación entre unas zonas y otras.


El flash incorporado ejerce control inalámbrico sobre los externos.

 


Un equipo profesional con batería de gran capacidad.

 


Flashes especiales para macro

Empuñadura

La nueva Olympus E-3 puede verse de dos maneras: como una SLR digital muy compacta a la que puede añadirse una potente empuñadura accesoria o como una potente SLR digital a la que, si se desea, para determinados viajes o trabajos, se puede retirar esa empuñadura.



La idea es considerar la empuñadura una parte sustancial de la nueva E-3

Según nos comentaron en su momento responsables de la firma, es este segundo planteamiento el que ha de prevalecer, y de hecho, desde su punto de vista, la E-3 se entiende solo solidaria de su empuñadura, lo que viene avalado por el detalle de que hasta ahora la nueva cámara profesional de Olympus siempre se ha mostrado bajo esa forma en todos los “mockups” mostrados… que han sido unos pocos.

Actualización 17/10/07

La empuñadura HLD-4 tiene unas dimensiones de 139 x 69 x 110 mm, para un peso de 315 gramos. Es también a prueba de polvo, lluvia y salpicadiras, e incorpora, además de los dos diales equivalentes de la cámara, los botones equivalentes «Fn» y «AF».

Puede emplear las baterías de ion-litio del tipo estándar Olympus-E (excepto E-410)  empleado en el cuerpo de la cámara, y  también elementos del formato AA, alcalinas o de litio, mediante el adaptador/soporte AABH-1.

Otros detalles constructivos


La E-3 es una cámara profesional a prueba de polvo, lluvia y salpicaduras

El módulo del obtuador está certificado para más de 150.000 ciclos 

 


Puerto USB 2.0, entrada para alimentación externa, salida para vídeo, zócalo para cable de sincronización para flash… no nos faltará de nada 


La relación entre volumen útil de la carcasa de magnesio y el espacio interior ocupado, hace que el nivel de protección sea muy bueno

 

Especificaciones técnicas (Descarga documento Word)

En conjunto

El tiempo esperado ha sido tanto, y las filtraciones –controladas e incontroladas– se han producido en tan lento goteo, que lo que se puede decir en primera instancia a partir de la información que ahora se nos avanza es que la E-3 no sorprende, cosa que tampoco –por cierto- deseábamos.
La espera por parte de Olympus Japón ha sido tan larga que lo que eran primicias e innovaciones parecen “secuelas”, en sentido anglosajón. Habrá que esperar a manejar esta cámara a fin de extraer conclusiones firmes.

Y a pesar de lo antedicho, pensamos que la E-3 no defraudará a los que entienden de las cosas bien hechas, más allá de las apariencias. Por lo que hemos podido saber, tanto acerca de la construcción interna de esta cámara como de las refinadas tecnologías incorporadas, parece ser que por fin las ópticas Olympus de las gamas más altas tendrán un cuerpo a su altura.
Puesto que las aguas de los megapíxeles se van calmando, y más de un fabricante sensato asume que para un muy elevado numero de aplicaciones 10 megapíxeles son suficientes, ya solo falta comprobar en ese sentido el rendimiento conjunto del nuevo captor junto con el procesador TruePic III.

Actualización 17/10/07

El PVPR para el cuerpo más la empuñadura se ha fijado en 2.000 €.

E-3 Cuerpo solo (con batería y cargador): 1.750 €

E-3 cuerpo + Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5: 2.250 €

E-3 cuerpo + Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4: 2.650 €

E-3 cuerpo + Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4 + empuñadura HLD-4: 2.850 €

Empuñadura HLD-4: 270 €

Zuiko Digital ED 12-60 mm f/2,8-4 SWD: 1.100 €

Zuiko Digital ED 50-200 mm f/2,8-3,5 SWD: 1.350 €

Teleconvertidor EC-20: 550 €

Flash FL-50 R: 550 €

Flash FL 36 R: 270 €

Conchas de ocular adicionales: 30 €

Somos de la opinión de que la Olympus E-3 tendrá, en la historia de las cámaras SLR, una relevancia equivalente a la de las OM-1 y E-1. Al tiempo.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.