Olympus E-M5 Mark II – Sorprendentes prestaciones

Olympus presenta hoy oficialmente su nueva OM-D E-M5 Mark II una potente evolución de la CSC Micro Cuatro Tercios E-M5, que además de incorporar aspectos del modelo más alto de gama –la E-M1– aporta innovaciones sorprendentes en una cámara de su categoría, muy en el estilo de la marca.

Una Olympus E-M5 Mark II negra, con objetivo M.Zuiko Digital 12-40 mm f/2,8 PRO
© Albedo Media, S.L.

Una E-M5 Mark II con el objetivo M.Zuiko Digital 12-40 mm f/2,8 PRO (equiv. 24-80 mm). Todo el conjunto está sellado contra la intemperie.

Entre esas aportaciones figura el “modo de alta resolución”, por el cual la E-M5 Mark II genera archivos equivalentes a los propios de un sensor de 40 Mpx a partir de su sensor Cuatro Tercios de 16 megapíxeles, y no estamos hablando de interpolación, sino de un modo equivalente al “multishot” ofrecido por algunas cámaras de alta gama de la firma Hasselblad.

Respecto a las mejoras en las prestaciones de vídeo, tan largamente esperadas por los usuarios de Olympus, ya están presentes en la E-M5 Mark II, aunque existen diversas razones por las que no incluyen el famoso “4K”.

La nueva E-M5 Mark II ofrece calidad cinematográfica merced a sus modos “Multi Frame Rate” (60p, 50p, 30p, 25p y 24p), “HIgh Bit Rate”  y “ALL-Intra shooting” (ALL-I 30p 77 Mbps, Super Fine (IPB) 60p 52 Mbps, Fine (IPB) 60 p 30 Mbps).

Así, ahora, la E-M5 Mark II ofrecería una calidad de vídeo que según pruebas internas de la firma superaría a la de cámaras tales como la Panasonic GH4, Canon EOS 70D y la propia E-M1 de Olympus entre otras.

Conjunto actual de cuerpos, objetivos y accesorios Olympus a prueba de intemperie, cubiertos de gotas de agua

El conjunto actual de cuerpos, objetivos y accesorios Olympus a prueba de intemperie. Sobre la E-M1, el visor especial Dot Sight EE-1, para seguimiento de sujetos en rápido movimiento. © Olympus

Hemos tenido ocasión de realizar pruebas de laboratorio y campo con una unidad de la E-M5 Mark II y lógicamente hemos explorado con interés particular tanto la  modalidad de toma en alta resolución, como la estabilización y la calidad de imagen en el nuevo modo de vídeo.

Prueba – Olympus OM-D E-M5 Mark II: modo de alta resolución. Una comparativa con cámaras tales como una Hasselblad H4D-40 (40 Mpx.) y una Nikon D800 (36 Mpx.) y nuevo modo de OM-D Movie

Olympus E-M5 Mark II: esquema del sistema de estabilización
© Olympus

Al parecer, el sistema de estabilización –también de cinco ejes, como el de la E-M1– supera al de esta última en eficacia, sobre todo para grabaciones de vídeo.

La nueva OM-D E-M5 Mark II ofrece además una larga lista de mejoras y prestaciones respecto a la E-M5 (en incluso E-M1) de las cuales resaltaríamos, en una primera instancia:

• El más potente sistema de estabilización de cinco ejes del mercado, superior al de las E-M5 e incluso E-M1: hasta cinco pasos
• Obturación mecánica hasta 1/8.000 de segundo
• “Obturación” totalmente electrónica –sin sonido ni piezas móviles– de 60 segundos completos a 1/16.000 de segundo
• El menor retardo de disparo del mercado, incluyendo el AF (de 81 zonas), un 45% menos que el de la E-M5
• Sensor Cuatro Tercios de 16 megapíxeles, distinto de la E-M1 (no incluye PDAF) pero evolucionado respecto al de la E-M5
• Procesador TruePic VII
• Ráfagas hasta 10 f.p.s.
• Diseño resistente a la intemperie (agua y polvo), así como a las muy bajas temperaturas
• Pantalla posterior enteramente articulable (antes un solo eje)
• Visor electrónico de 2,36 Mpx
• El ya comentado “modo de alta resolución” (para sujetos estáticos, y toma sobre trípode)
• Los avances en vídeo “OM-D Movie”, referenciados más arriba
• Wi-Fi que permite un manejo total a distancia de la mayoría de las funciones

Una E-M5 Mark II por delante de una E-M5
© Albedo Media, S.L.

Una E-M5 Mark II por delante de una E-M5. La E-M5 Mark II (123,7 x 85 x 44,5 mm/417 gramos) se coloca ligeramente por delante de la pequeña E-M10 (119,1 x 82,3 x 45,9 mm/350 gramos) y por debajo de la E-M1 (130,4 x 93,5 x 63,1 mm/443 gramos). El tamaño de la empuñadura de la E-M5 Mark II se coloca entre el de la E-M10 y el de la E-M1.

Cuadro de proporciones respectivas (de izquierda a derecha) entre los modelos E-M10, E-M5 Mark II y E-M1
© Olympus
Cuadro de proporciones respectivas (de izquierda a derecha) entre los modelos E-M10, E-M5 Mark II y E-M1

Comparación de los mandos de la parte superior derecha, E-M5 y E-M5 Mark II
© Albedo Media, S.L.

En el panel superior, hay diferencias notables, tanto en la apariencia como en el número y disposición de los mandos. Los dos diales principales de la E-M5 Mark II están más elaborados y ofrecen un tacto de manejo más diferenciado. En contra de lo que parece, la parte central del dial más próximo al pulgar no es operativa, no es un pulsador. Quizá una ocasión perdida…

El pulsador para grabación de vídeo (punto rojo) se ve acompañado del de variación de la curva «luces/sombras», que dobla como botón de función Fn2.
El mando para control de la pantalla/visor electrónico dobla como botón de función Fn3 y el pulsador para HDR es el que puebla finalmente esta zona.

Comparación de los mandos de la parte superior izquierda, E-M5 y E-M5 Mark II
© Albedo Media, S.L.

En el otro extremo, el tambor de modos de exposición es más atractivo y mejor dimensionado, y dispone de bloqueo opcional contra el cambio accidental de modo. El conmutador ON/OFF es al estilo de la E-M1.

Olympus E-M5 y E-M5 Mark II, muestran pantallas articuladas
© Albedo Media, S.L.

La E-M5 Mark II (en plata) incorpora una pantalla –1,04 Mpx en 3 pulgadas, táctil– mucho más rica en movimientos que la del modelo al que sustituye. Ahora la articulación es total, algo difícil de alcanzar en combinación con el sellado contra la intemperie.
El visor electrónico, por su parte, es de 2,36 Mpx –como el de la E-M1– con un tiempo de retardo de tan solo 0,01 s, con un aumento equivalente de 0,75x.

Comparación de los mandos de la parte posterior, E-M5 y E-M5 Mark II
© Albedo Media, S.L.

En el dorso, las diferencias son más sutiles, pero no por eso menos importantes: el mando de cruceta es en la E-M5 Mark II como el de la E-M1, el conmutador ya hemos comentado que pasó a la parte superior, y en lugar del pulsador Fn1 y el de visionado, en laE-M5 Mark II hay un conmutador para cambio de «plataforma» de funciones de determinados botones. En conjunto, la E-M5 Mark II ofrece mejor ergonomía y funcionalidad que el modelo al que sustituirá.

Olympus E-M5 Mark II con montura especial con colas de milano
© Albedo Media, S.L.Olympus E-M5 Mark II con montura especial con colas de milano, parte inferior, con batería
© Albedo Media, S.L.

Atención a la nueva base opcional ECG-2: va firmemente sujeta mediante tornillos fijados mediante llave Allen y por una buena razón, su doble cola de milano permite acoplar y desacoplar rápida y firmemente el conjunto sobre la rótula para trípode a juego. El objetivo es poder sacar el máximo partido al modo de alta resolución, donde cualquier juego (de la empuñadura optativa normal HLD-8), podría tener consecuencias negativas. Como puede verse, se contempla poder cambiar la batería sin retirar la empuñadura… ¡no era cuestión de «tirar de llave Allen» para cada cambio!

Olympus E-M5 Mark II: sistema de acoplamiento mediante base ECG-2
© Olympus

Esta base incluye una muy ergonómica empuñadura que se fija –o retira– mediante un tornillo de los más arriba comentados. Aunque no todos decidan usarla, pensamos que serán pocos los que prescindan de ella.

A priori, un modelo de sorprendentes prestaciones que hará pensar a los poseedores de una E-M1 si no se podría implementar en sus cámaras, vía actualización de firmware, el modo de alta resolución…

Olympus E-M5 Mark II: disponible en plata o negro
© Olympus
La nueva E-M5 Mark II estará disponible en plata y en negro

Los precios anunciados son:

– Cuerpo OM-D E-M5 Mark II: 1.099 €
– Kit de cuerpo OM-D E-M5 Mark II y objetivo M.Zuiko Digital ED 12-50 mm f/3,5-6,3 EZ: 1.299 €
– Kit de cuerpo OM-D E-M5 Mark II y objetivo M.Zuiko Digital ED 14-150 mm f/4-5,6 II: 1.499 €
– Disponibilidad: inmediataDe forma simultánea se presenta el objetivo M.Zuiko Digital ED 14-150 mm f/4-5,6 II (equiv. 28-300 mm) y se pre-anuncia el objetivo M.Zuiko Digital ED 8 mm f/1,8 PRO, el más luminoso ojo de pez del mundo.

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.