Panasonic Lumix GF3

Panasonic presenta su nueva Lumix GF3, la más pequeña y ligera  CSC (“Compact System Camera”) en su categoría (*), perteneciente al protocolo Micro Cuatro Tercios.
La presentación previa a la prensa, que ha tenido lugar hace unos pocos días en Roma, nos ha permitido establecer una toma de contacto con unidades de preproducción.

 


Faltan pocos minutos para que comience la presentación….


…y salgan a la palestra las ya clásicas «chicas Panasonic» flanqueando al ingeniero responsable


En esta ocasión la presentación fue más breve y «al dente»

De forma simultánea, se ha presentado el espectacular nuevo objetivo Leica DG Summilux 25 mm f/1,4 ASPH., y hemos podido ponerlo igualmente a prueba junto con la GF3.
Dado este carácter no final de las unidades, de tipo muestra o «sample», reservamos para una prueba a fondo el análisis de parámetros de rendimiento del captor, ajustes ISO, y otros aspectos relacionados con la técnica.

Acaba la conferencia de presentación («Plennary») y algunos representantes de los medios se lanzan hacia las muestras disponibles



Panasonic Lumix GF3: no sabríamos decir si es «fea» o bonita, pero resulta «interesante»

Panasonic Lumix GF3: ¿bella, fea o… interesante?

Una vez desvelada oficialmente la cámara, el tema más frecuentemente discutido, durante la jornada de contacto con los nuevos productos era si la nueva GF3 era o no era “fea”. Poco se discutía si era o no bonita. Desde nuestro punto de vista, nos acordábamos de la frase: ¿que ventaja representa ser bella si se puede resultar interesante?
Para nosotros, la estética de la cámara es muy simpática y original por la parte frontal, con curvas y mini-empuñadura muy bien integradas en torno a la montura normalizada Micro Cuatro tercios (M4/3) y con posibilidades para darle algo más de gracia al dorso, sobre todo en la parte superior, por encima del centro de la pantalla.

Panasonic Lumix GF3: un «target» distinto de la GF2

Habría que avanzar que en este modelo prima la compacidad y ligereza, y el “target” es diferente del estimado para el resto de las cámaras Panasonic “G”, y de ahí que no disponga de zócalo para visor externo electrónico al nivel del ojo, así como que la pantalla sea táctil, si bien –afortunadamente– no lo es al 100% y se dispone de un dial posterior y varios pulsadores.


El flash integrado separa a la Panasonic Lumix GF3 de otros productos de la competencia también de tamaño reducido

A pesar del reducido tamaño de la GF3, dispone de flash integrado (numero guía 6) , por lo que bate realmente en dimensiones en su categoría a la Sony NEX C3, presentada el pasado día 8 de junio y que carece del mismo. (**)

Más allá de sus reducidas dimensiones y peso, y del control táctil, la Lumix GF3 incorpora el conocido captor Cuatro Tercios de 13 x 17,3 mm en la versión Live-MOS de 12,1 megapíxeles, común a los modelos G3 y GF2. Este sensor se ve apoyado por el procesador Venus Engine  VII HD que, entre otras ventajas, permite grabación de vídeo AVCHD Full HD 1080i a 25 f.p.s., con sonido Dolby seguimiento continuo de foco con Auto Focus Tracking.
Igualmente el procesador colabora en alcanzar ráfagas de 4 f.p.s., así como índices ISO equivalentes comprendidos entre 160 y 6.400. Como veremos más adelante, en el artículo específico acerca del nuevo objetivo Leica DG 25 mm f/1,4 ASPH., es una auténtica lástima que no se ofrezca un valor ISO 100 o incluso ligeramente menor.
En lo que respecta a la pantalla táctil, es de tres pulgadas y 460 Kpx.


Dado el usuario objetivo o “target” de esta cámara, Panasonic no ha escatimado medios para hacer su manejo fácil a fin de conseguir los mejores resultados, y no faltan todos los automatismos al uso, incluido el reconocimiento facial, y los “filtros” para tomas en modo Retro, High Key, Sepia, Retrato y HDR, con posibilidad de ajustes finos en el modo Retrato.
Pero no faltan los modos en esquema “PASM”, además de los “customizados” y los de escena.

Y por supuesto, el ya clásico “iA” por el que se confía a la cámara la toma “inteligente” de todas las decisiones, así como el más nuevo “iA+”, que ofrece “astucias” adicionales.
Entre ellas:
Si tocamos en la pantalla un rostro, la cámara pasa automáticamente el modo Retrato
Si pulsamos sobre el fondo, la GF3 pasa de forma inteligente al modo Paisaje

Pero para nosotros, lo más importante quizá son las mejoras que se van introduciendo en la velocidad y eficacia el sistema AF por contraste, que rivaliza ya con lo mejor de lo disponible en las cámaras dotadas de espejo, sea este completa o parcialmente espejado… y son problemas de back o front focus.

Si ya la muy reciente GH2 era la más rápida del mercado en AF, la popular GF3 no se queda atrás, pues se anuncian tiempos de enfoque de entre 0,18 o tan solo 0,1 segundos dependiendo del objetivo empleado. En cuanto a los resultados, comentaremos los resultados obtenidos por nosotros en la práctica durante el “shooting tour” por Roma.
El modo más novedoso, aparte de los ya conocidos, es el “Pinpoint AF, una suerte de combinación del autoenfoque con la ampliación de imagen disponible en el modo manual: al producirse el autoenfoque, se ve ampliada la parte de la imagen sobre la que se ha fijado el enfoque, y lo podemos afinar a mano.
En la GF3, podemos utilizar, para este “Pinpoint AF”, en cualquier parte de la pantalla LCD.

Panasonic Lumix GF3: toma de contacto

Panasonic Lumix GF3: en la práctica

Nota:
Todas la experiencia y tomas mostradas están basadas en cámaras de muestra, de pre-producción y por tanto los resultados son de carácter provisional y más que probablemente, a mejorar.

Para realizar una buena evaluación de una cámara es preciso disponer de una situación “de laboratorio”, pero no es menos cierto, que una primera toma de contacto nos facilita establecer que “feeling” nos transmite la cámara: es casi como con las personas.
Y para tratar de comunicar nosotros ese feeling tendríamos que establecer primero –por nuestra parte, es cierto– una nueva aproximación al concepto de las pantallas táctiles, que  bien es verdad… no nos entusiasman.

Panasonic Lumix GF3: la pantalla

Y sin embargo podemos comenzar hablando muy bien de esa pantalla. Y es que, hasta que nos hemos sentado a escribir el artículo, no hemos tomado conciencia de un hecho bastante particular: a lo largo de todo el recorrido de tomas, a pleno día, por una soleada Roma en ningún momento hemos echado en falta un visor a la altura del ojo, al no experimentar problema alguno al encuadrar por esa pantalla externa. ¡Sin duda su nivel de iluminación  y contraste está pero que muy bien conseguido!

Desde el punto de vista táctil, pensamos que la reactividad podría ser mejorada, pero a lo largo de esta toma de contacto debemos recordar que hemos trabajado con muestras de pre-producción.

Panasonic Lumix GF3: el autoenfoque

Desde luego, en plena calle de Roma, a punto de ser atropellado en los “pasos de cabra” por una colección de vehículos a motor, no nos vamos a poner a medir la velocidad de autoenfoque de la GF3, pero podemos asegurar que es muy rápido, casi más rápido que nosotros al atravesar esos cazaderos de peatones.
Los avances conseguidos en el aspecto el autoenfoque por contraste de las últimas Panasonic de la serie G no nos hacen añorar ya en absoluto el de detección de fase de las réflex, y además no nos crean  las dudas de posible back o front focus. Algunos no parecen querer enterarse, pero los fabricantes enrocados en sus sistemas de fase ya pueden “ponerse las pilas”. Y si no, al tiempo.
Claro que esta rapidez solo se consigue con los objetivos para Micro Cuatro Tercios de la última generación, con motores internos de pistón, etc.
Por cierto que durante el shooting tour, por las callejuelas de Roma, aunque algunos parecían favorecer el uso del más versátil 14-42 mm o del angular pancake 14 mm f/2,5, la verdad es que –personalmente– nos dedicamos a explorar las posibilidades del nuevo Leica DG Summilux 25 mm f/1,4 ASPH., equivalente a un 50 mm f/1,4. Sobre este soberbio objetivo nos extendemos en un artículo aparte.
Igualmente, nos llevamos nuestro fiel Lumix G 20 mm f/1,7 Pancake, para experimentar con el sobre la nueva GF3.

Panasonic Lumix GF3: mandos más allá de la pantalla

Escribimos en otro lugar que “afortunadamente” no todo en la Lumix GF3 es táctil, y es que somos de la opinión de que aunque las ventajas de esas pantallas son indudables, una sabia combinación de modos táctiles y botonera es aún mejor.
Así, sobre el dorso, disponemos de un dial con cuatro vías (compensación de la exposición, ajuste de blancos, ráfagas/autodisparador y puntos de enfoque)  y pulsador central (menú/set), así como un pulsador específico para menú rápido/función, otro para vuelta rápida/borrado y el propio para visionado de imagen. En la parte superior izquierda, se ubica el pulsador para lanzar manualmente el flash integrado.

Este flash obedece a un ingenioso mecanismo que lo aparta lo más posible del camino óptico, y el ingeniero Sr. Uematsu nos hizo ver amablemente que en las versiones finales la “emersión” del mismo será más suave. Esperemos que el disparador goce también de mayor suavidad, ya que nos pareció más bien duro.

En la parte superior, además del disparador, encontraremos el conmutador On/Off, y los accesos directos a los modos “iA” y de vídeo.
No está nada mal, para tratarse de una cámara táctil que podría hacer las delicias de esos seres que pueblan nuestras ciudades y cabizbajos pulsan las pantallas de sus “alienomóviles”.

Panasonic Lumix GF3: cuerpo y disipación

Nosotros pensamos, más bien en el cuerpo metálico de la GF3 y la disipación de calor.
Ver el despiece de la GF3 nos permite comprobar que tanto su montura, como chasis, subchasis y paneles están realizados en metal, en cromo y aluminio.
Ello ofrece confianza y desde luego, solidez para soportar ópticas de distinta envergadura o si se prefiere en algún caso, ser soportada por ellas, pues dadas las reducidas dimensiones de la cámara, algunas quedan un tanto desproporcionadas.
Ese mismo cuerpo metálico y el reducido volumen de la cámara suponen un efecto que puede ser colateral o intencionado: la Lumix GF3 “se calienta”, o más bien transmite el calor a nuestra manos de forma bastante apreciable cuando se lleva un buen rato “encendida”.
La parte positiva es la buena capacidad del sistema para disipar, para evacuar el calor de los dispositivos internos hacia el exterior, y la mala la sensación emocional de “calentamiento” que produce.

Panasonic Lumix GF3: captor

El sensor de la GF3 parece ser el ya bien probado live-Mos de 12,1 megapíxeles que equipa cámaras tales como la G2, GF2 y las E-PL1 y E-PL2 de Olympus, aunque puede haber diferencias, sobre todo en lo que concierne a filtros de paso bajo e ISO de partida.
La verdad es que ya estamos acostumbrados a los buenos servicio de este captor de tamaño Cuatro Tercios/Micro Cuatro Tercios y podemos observar que los resultados obtenidos en las tomas de campo son muy buenos.

Si más adelante podemos hacer una prueba técnica de la GF3 profundizaremos sobre este tema, con comparativas de ruido a los distintos ajustes ISO, etc.
Lo único que no nos ha gustado es poder disponer como sensibilidad más baja, el valor de 160 ISO.
¿Por qué?
Las razones, en la prueba del objetivo Leica DG Summilux 25 mm f/1,4 ASPH.

En todo caso, la gama tonal nos ha parecido muy buena, con mínimos conflictos de luces quemadas y con ruido muy contenido en las sombras.
Para una idea de los resultados invitamos a explorar nuestra galería de imágenes.

(*) Cámara de Sistema, con objetivos intercambiables y flash incorporado: 107,5 x 67,1 x 32 mm (230,824 mm3)
(**) Cámara de Sistema, con objetivos intercambiables sin flash incorporado: 109,6 x 60 x 33 mm (217,008 mm3)

Galeria de tomas (muestra de pre-producción o «sample»)

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.