Panasonic Lumix LF1

De forma simultánea a su nueva Lumix G6, Panasonic presenta su compacta de alta gama Lumix LF1, en realidad la mayor novedad, en el más puro sentido de la palabra, de todo lo presentado en el Lumix Seminar del pasado 9-10 de abril en Viena.

Panasonic LF1 en el momento de ser desvelada el pasado día 9, en Viena © Albedo Media, S.L.
Panasonic LF1 en el momento de ser desvelada el pasado día 9, en Viena © Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

Todavía no disponible en unidades operativas más que a nivel de “mesa” de exposición, la  Lumix LF1 monta un visor electrónico a nivel del ojo incorporado, un dispositivo de 0,2 pulgadas. (*) Ello, en un cuerpo muy fino, que acoge a un objetivo Leica DC Vario -Summicron 6,0-42,8 mm f/2-5,9 Asph. equivalente a un 28-200 mm sobre el sensor CMOS de 12,1 megapíxeles y el discreto tamaño de 1/1,7”, con gama de sensibilidades de 80 a 12.800 ISO. El apoyo de un procesador Venus Engine de última generación se traduciría en buenos resultados de gestión de ruido, sobre todo gracias a la función de suavizado de bordes o “Edge Smoothing Systems”. Esa misma alta calidad de procesado permite alcanzar los 10 f.p.s.

Los puntos fuertes tal como los presenta la firma... se obvia el valor de f/5,9 del extremo de focal © Albedo Media, S.L.
Los puntos fuertes tal como los presenta la firma… se obvia el valor de f/5,9 del extremo de focal © Albedo Media, S.L.

Al margen de esos datos de objetivo y sensor, los aspectos fundamentales de la Lumix LF1  giran en torno a ese interesante visor electrónico a nivel del ojo, dotado –a pesar del pequeño grosor de la cámara– de un mecanismo de ajuste de dioptrías. (*) Anteriormente, la Nikon P6′ ya montaba ese tipo de visor en una compacta digital.

Lumix LF1
Lumix LF1

Así, a través de ese visor, la Lumix LF1 nos propone –más allá de las indicaciones electrónicas habituales– unas nuevas guías de composición, algunas bien conocidas, que obedecen a los nombres de “Rule of Thirds Offset”, “Diagonal Lines”, “Tunnel”, “Radiation 1”, Radiation 2” y “S-Shape” a través de las cuales se quiere provocar al usuario de la Lumix LF1 a componer mejor sus imágenes. El sistema se ve apoyado por indicaciones de nivel horizontal y vertical.
Por supuesto, un monitor posterior de tres pulgadas, fijo, ofrece alternativas de uso al visor al nivel del ojo.

En la práctica, sobre las unidades de preserie con las que pudimos experimentar brevemente en Viena, la calidad de imagen del visor es bastante buena para las muy pequeñas dimensiones de la cámara y harán plenamente operativo ese extremo de focal equivalente a 200 mm y todas las intermedias. Puesto que un equivalente a 200 mm f/5,9 no es precisamente tan fácil de manejar en según que niveles de iluminación, el sistema Power O.I.S. debería ofrecer tranquilidad de ánimo, tanto para fotografía estática como para vídeo.

En planta, podemos ver la increible finura del equipo, EVF incorporado
En planta, podemos ver la increible finura del equipo, EVF incorporado

Y hablando de manejo, no se han descuidado las partes ergonómicas, ya que el aro concéntrico al objetivo es funcional, y permite controlar de forma manual, parámetros tales como abertura de diafragma, tiempo de obturación o zoom.

En los aspectos relativos al vídeo se dispone de salidas en AVCHD y MP4, en 1920 x 1080 50i y para los que no puedan vivir sin ello, se dispone de filtros creativos e incluso retoque en cámara.

Al igual que las últimas creaciones de Panasonic, la Lumix LF1 dispone de conectividad Wi-Fi y NFC.

Habrá que ver cómo da la Lumix LF1 en la práctica, pues más de uno es posible que se pregunte qué forma podría haber tomado esta cámara si en lugar de esa gama de focales de 28-200 mm se hubiese optado por algo parecido a un 28-105 mm f/2-2,5 con un sensor algo mayor…
Nunca llueve a gusto de todos, pero ese visor electrónico a nivel del ojo, en una cámara tan pequeña es, como se dice ahora coloquialmente, “un puntazo”.

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.