Panorama «CSC»

La presentación del concepto Micro Cuatro Tercios (M4/3) por parte de Olympus y Panasonic, en agosto de 2008, ha supuesto –en el sector de las cámaras fotográficas– un cambio mucho más importante de lo que muchos anticipaban al presentarse el “invento” de las dos compañías citadas.

 


Una Olympus E-P1 (izda. 2008) junto a la SLR de medio formato Olympus Pen-F (1963) en la que se inspiraba estéticamente

 

Poco menos de tres años después, tanto Samsung como Sony han presentado sistemas competidores, y prácticamente todas las compañías, grandes y pequeñas, están pensando en que forma acceder a un trozo de esa tarta ya empezada. Lo reconozcan o no. En cierta forma, y con todos los respetos, nos recuerda un poco al sistema de la “cadena alimenticia” en la sabana africana: unos cazan la cebra o el rumiante alternativo, y otros siguen en la cadena, según “pecking order”, con ciertas disputas, hasta que quedan los huesos mondos y lirondos…

Nikon ha anunciado “a la japonesa”, que “está en ello”, en Pentax que se lo están pensando y en Canon, que “verán lo que hacen otros” y tomarán decisiones.

No pecamos de inmodestia al indicar que fuimos los primeros en comentar que se produciría lo que podríamos llamar un tanto en broma el “movimiento por la liberación de la servidumbre al espejo”, bastantes años antes de que se presentase la primera M4/3, y ello nos ofrece una cierta perspectiva.
Parece que de las denominaciones “Mirrorless”, “EVIL” y “EVF” vamos decantándonos progresivamente hacia la más elegante y lógica “CSC”, por “Compact System Camera” o Cámara Compacta de Sistema… aunque quizá pocos entiendan lo que es un “Sistema”, referido a cámaras, como hemos podido constatar en más de una entrevista a alto nivel con responsables de las firmas más “modernas”.

Lo dijimos hace años y lo decimos ahora, no hace falta que lo digan los responsables de las firmas: el futuro, en general, es para las llamadas cámaras sin espejo, incluso para las full frame y de formato medio. Al tiempo. Y… ¡ojo!: no decimos que ello sea bueno o malo.

No es menos cierto que Sony, además de proponer con sus NEX un sistema CSC sin espejo, parece que para las otras gamas va a huir hacia adelante con sus sistema de espejos parcialmente espejados, pero esa es otra historia.
Y no solo tenderán a desaparecer los sistemas réflex sino también los obturadores y en general, todo aquello que represente piezas en movimiento.

Lo que es cierto, es que estas nuevas cámaras CSC están comenzando a revolucionar el mercado, y además, ahora, para añadir un poco de pimienta al guiso, Fujifilm presenta su X100, la que podríamos llamar “cámara del año”, y se trata de un concepto distinto a todo lo disponible en la actualidad…. la cosa se pone interesante.

Panorama CSC

Antes hablábamos de la tarta, y ahora resulta que fabricantes independientes de objetivos que –visto lo visto, quizá con razón– en un principio no veían claro entrar en la producción de objetivos para el sistema Cuatro Tercios de Olympus, ahora están –en gran parte– decididos a colaborar con la producción de objetivos para las CSC… si es que no lo están haciendo ya bajo mano para las grandes marcas.
Cosina ya estaba fabricando alguna óptica para M4/3, Sigma ha presentado prototipos para NEX y ha anunciado su entrada en otros sistemas CSC mientras que tanto Schneider-Kreuznach como Carl Zeiss han hecho otro tanto, al tiempo que Samyang ha anunciado un par de ópticas para M4/3.
Tamron ya veremos por dónde sale, pero podría estar preparando, tanto teleconvertidores estabilizados como adaptadores estabilizados.
Mientras tanto, otros astutos “carroñeros” se han apresurado a comercializar bajo montura supuestamente M4/3 ópticas originalmente pensadas para videovigilancia.

Entre tanto, los fabricantes de adaptadores podrían estar haciendo su agosto, al menos en las versiones más populares, como, por ejemplo, la de tipo “Leica M”.
Pensamos que esta nueva situación es merecedora no ya de comentario, sino de un cierto análisis y clarificación, pues a diario, constatamos lo poco claro que se tienen las cosas a nivel de aficionado, aficionado avanzado e incluso profesional.

CSC: Objetivos

Monturas y compatibilidad

Cuando hablamos de objetivos para CSC y más concretamente para el M4/3, por ser el sistema predominante (al menos etimológicamente), el usuario debería tener muy presente que existe más de un nivel de compatibilidad real de la montura:

1) Objetivos con montura dotada de contactos eléctricos y compatibilidad total de firmware.
2) Objetivos con montura dotada de contactos eléctricos sin compatibilidad total de firmware.
3) Objetivos con montura sin contactos eléctricos

A ello podríamos añadir las variables de que pueda tratarse de un diseño anterior (por no decir antiguo) meramente adaptado mecánicamente a las nuevas monturas y que se trate de un objetivo con autoenfoque o no.

En base a lo que desde DSLR Magazine hemos venido destapando, a través de pruebas propias y entrevistas a responsables de las firmas, pensamos que el público puede estar muy engañado en relación a las compatibilidades.

Respecto a los puntos primero y segundo, ya lo tenemos –lamentablemente– claro: las ópticas M4/3 de Panasonic y Olympus pertenecen al segundo grupo, esto es: la montura y los contactos son compatibles, pero las firmas no se intercambian información de corrección de aberraciones y viñeteado, por lo que –lo hemos podido comprobar fehacientemente– se conseguirán mejores resultados de imagen (al menos para archivos JPEG) con objetivos Olympus sobre cuerpos Olympus y con objetivos Panasonic sobre cuerpos Panasonic. Al menos mientras no cambien las políticas internas de las compañías.
A la vista de ello, podemos intuir con lo que ocurrirá con ópticas de fabricantes independientes para esas monturas y otras propias de Sony, Samsung, etc… ¿o quizá no? ¿Habrá una mejor comunicación entre estas firmas que entre Olympus y Panasonic? Lo dudamos, pero todo es posible.
En todo caso, haría falta un poco de transparencia al respecto.

 

Desde este estado de la situación hasta podría tener justificación el cómodo planteamiento de –por ejemplo– Cosina para su primer objetivo para el M4/3, el Nokton 25 mm f/0,95, que no es otro que utilizar una montura sin contactos: ¿para qué tratar de hacer un firmware que los cuerpos de cámara no están dispuestos a “entender”?

El enfoque exclusivamente manual de este objetivo es, para el fabricante, también una cómoda alternativa: libertad de diseño, ausencia de motores, etc.

Pero bien mirado, no debería hablarse –en sentido estricto– de un objetivo 100% para M4/3.
¿Que camino seguirán Carl Zeiss y Schneider-Kreuznach en este sentido? ¿Quizá el de Cosina?
Pensamos que las ópticas de Sigma y las hipotéticas de Tamron obedecerán, en su momento al grupo 2, tanto para las versiones Sony NEX (primeras mostradas por Sigma)como las de otros fabricantes.
Samyang, por su parte, en parte las ópticas actuales que ofrece para monturas tales como Canon EOS, Nikon, Pentax, Sony (réflex), Samsung NX o M4/3, emplea siempre enfoque manual y en algunos casos monturas sin contactos.

CSC: Objetivos

Diseño

La menor “flange distance” de las cámaras CSC, o reducida distancia entre plano de la montura de la cámara y plano focal (captor y en su caso película), permite no solo la intermediación de adaptadores para otras monturas conservando el enfoque a infinito, sino también una relativamente fácil adaptación de diseños ópticos preexistentes, a las cámaras CSC, tales como las M4/3, NEX, NX…
Y la idea, por qué no decirlo, no nos entusiasma si de lo que se trata es de «colarnos» objetivos antiguos, no concebidos para digital, como «nuevos objetivos», tal como comentamos un poco más abajo.

El prototipo de objetivo “ojo de pez” para M4/3 de Samyang es –desde luego– de tamaño mucho más reducido que la versión estándar de 8 mm de focal.
Un 7,5 mm f/3,5 UMC, es el primero de una nueva serie para CSC’s y ofrece ángulo de toma de 180º con enfoque enteramente manual.

Veamos: una cosa es utilizar con pleno conocimiento de causa una óptica antigua, o incluso muy antigua, mediante adaptador y otra cosa es que nos vendan una óptica antigua, diseñada quizá para otro formato de soporte, como el “estado del arte” en óptica para CSC.
Por poner un solo ejemplo, el Samyang 35 mm f/1,4 disponible tanto para Nikon F como para M4/3 no es un diseño específico para esta segunda montura, aunque se ofrezca en la misma. Y el diseño, si se desea el máximo rendimiento, debería ser específico.
Y esta costumbre existe. De nuevo, sería conveniente una clarificación en este sentido.
Aprovechamos para recordar que el tan manido argumento de que “así usamos el solomillo (sic) del objetivo al aprovechar solo la parte central de la imagen”, es falaz, pues algunos objetivos ofrecen peor rendimiento en el campo medio que en los bordes, y al usarlos sobre un captor de menor tamaño ese “campo medio” serán “nuestros bordes”.

CSC: Adaptadores

Y como suele decirse, “por alusiones”, hablemos de los adaptadores.
La reducida “flange distance” ya mencionada, hace que aunque interpongamos un adaptador entre cámara y objetivo, la distancia total resultante no sea mayor que la originalmente prevista para ese objetivo y los cuerpos de cámara originales, por lo que podremos seguir gozando de enfoque desde la distancia mínima de enfoque hasta –esto es lo importante– “el mismo infinito”.
Ello ha abierto un aspecto más lúdico que práctico, pero a pesar de ello, imparable.

Los primeros fueron quizá Olympus y Panasonic (de 4/3  a M4/3) con contactos eléctricos y comunicación de media a alta (con autoenfoque limitado y automatismos de exposición), y les siguieron pronto Novoflex, tanto bajo su marca como la de Voigtländer.
Hoy, firmas tales como Kipon ofrecen hasta cerca de 130 modelos distintos, incluyendo algunos de tipo Tilt & Shift.
A la hora de utilizar este tipo de adaptador conviene tener en cuenta el “factor de conversión de la focal”, que va de aproximadamente del 1,5 X de las NEX y NX al 2 X del M4/3.
Ello lo hace poco práctico si se desean focales más bien cortas, pero hace enormemente atractivas las altas luminosidades.

Una E-P1 con un Leitz Elmar 50 mm f/3,5 sin revestir, en niquel, de aprox. 1932, mediante dos adaptadores: Leica rosca 39 a bayoneta Leica M, y Leica M a M4/3: fotografgiar a lo Robert Frank (The Americans) en digital

Lo que –quizá paradójicamente– resulta más atractivo con estos adaptadores, es poder realizar el suave enfoque manual que permiten las ópticas clásicas, especialmente para aplicaciones de vídeo.
Al margen de ello, está el placer de poder utilizar de nuevo, con soporte digital, nuestras más apreciadas y exóticas ópticas clásicas.
Aunque, por ejemplo, un Carl Zeiss Pancolar 50 mm f/2 para Exakta se convierta, de facto, en un 100 mm f/2…. o quizá precisamente por ello?
El bokeh es simplemente inmarcesible.

Una E-PL1 dotada de un Carl Zeiss Biogon (equivalente a un 56 mm)

 

CSC: fabricantes

En el momento de redactar este artículo resulta imprevisible anticipar la forma en la que afectará a la industria fotográfica nipona la tragedia –sobre todo humana– que están viviendo a causa del terremoto, pero sobre todo del tsunami. Lo nuclear puede ser aún más grave y en todo caso, comunicaciones, transporte y producción se verán seriamente afectados. ¿Hasta que punto influirá todo esto en los planes de lanzamientos de las compañías? Estamos seguros de que lo hará, y profundamente. Aunque la economía y la productividad son uno de los motores de Japón, en estos momentos no están para lanzamientos, salvo los que estuviesen ya totalmente listos. (*)

En lo que se refiere a Nikon, su presidente había  más o menos anunciado una solución CSC para su marca para antes de finales de marzo.
Según los rumores, su sistema sería “más profesional”, con un captador de tamaño “más pequeño”. De ser eso cierto, se intuye un cuerpo metálico de alto nivel con ópticas muy luminosas. Lo suyo es que el sistema incluyese un adaptador para las ópticas Nikon F actuales, pero dudamos mucho que incluyese actuador mecánico para el diafragma.

No pensamos que ninguna marca este ahora realmente lista para ofrecer prestaciones profesionales a nivel de calidad de visor, seguimiento de enfoque, cuerpos sellados, etc. dentro del concepto CSC. Por tanto hay modelos profesionales, APS-H y 24 x 36 mm de Canon y APS-C y 24 x 36 de Nikon para un buen rato, con Pentax manteniendo sus gamas réflex hasta ver por qué solución CSC se decide. ¿Cuanto será ese “buen rato”?
Estimamos que más de cinco años y menos de 10… ¡pero pueden pasar tantas cosas!
Hasta que tenga éxito la fórmula de espejos parciales de Sony y sea adoptado por algún otro fabricante. Pero, aviso para navegantes: el que alguna otra firma detente patentes al respecto, no quiere decir que vaya a implementar el ópticamente controvertido sistema.

Tal como hemos comentado, probablemente Canon sea una de las últimas en decidirse y parece que para cuando lo haga, poco original quedará por hacer.

Hay otras firmas y no hay que olvidar que una vez que se elimina la caja del espejo  el visor óptico, cualquier firma de electrónica de consumo puede osar a entrar a hacer cámaras CSC, siempre que cuente con un buen fabricante de objetivos y tenga las ideas más o menos claras.

Queda –entre otros– el tema de Leica, en la que algunos, cuando “se pican”, insisten en decir que “ellos llevan haciendo cámaras sin espejo más o menos unos 80 años”. Pero una cosa es una cámara de telémetro y otra una CSC. Claro que algunos de esos responsables quizá no lleven medio siglo en el sector y quizá les falte un poco de perspectiva.
Nada tendría más lógica para la Leica actual que crear una CSC clónica de Panasonic, con nuevas ópticas fijas luminosas Leica incorporadas al sistema M4/3 . Nada que ver con una Leica M9 ni nada parecido. Los Srs. de Leica UK pueden estar tranquilos.

Leica tiene su M9, su X1, sus compactas clónicas de Panasonic (D-Lux-5), y su EVF de objetivo zoom fijo Leica V-Lux 2, también hermanada con Panasonic. ¿Hay hueco entre esa M9 y todo lo demás?
¡Por supuesto que si!
Nuestra apuesta es que tarde o temprano Leica tendrá una CSC, que podría ser o podría no ser una clónica de Panasonic.
También parece lógico –y las declaraciones de Stephan Daniel en su momento así lo hacen pensar, que la X1 no sea un principio y fin de serie, sino un principio. Una “X1-Z”, con un zoom tendría su target.
Finalmente, tal como estaba previsto en un principio, es de pensar que en algún momento la Leica M9 reciba incorporaciones tecnológicas internas derivadas del concepto S2.

Otras nuevas alternativas

Y mientras tanto… ¡todos preparados para la llegada de la Fujifilm Finepix X100!
De una forma u otra, esta es la cámara más representativa desde su introducción como prototipo funcional en Photokina, a finales de 2010. Aunque es de suponer que la producción resulte afectada por el sismo y tsunami de Japón, las primeras unidades llegarán muy pronto a España, aunque probablemente con cuentagotas.

Una cámara de aspecto retro, de alta calidad, con óptica fija de diseño óptico superavanzado equivalente a un 35 mm f/2, con visor híbrido y captor “dedicado” al objetivo… es algo ciertamente rompedor precisamente por recuperar y actualizar valores clásicos, y no hablamos precisamente de la –acertada– estética.
Cada uno valora su dinero de forma personal, pero 999 € no parecen descabellados para semejante pieza. Veremos qué tal se defiende en el nuestro mercado y esperamos que bien.
¿Será la X100 un producto único, un mero islote en la corriente? Pensamos y esperamos que no. Aunque su diseño de objetivo y captor “dedicados” entre si, la colocan en la categoría de “aparato tal cual”, único. Si el interés despertado en este tipo de producto de calidad es importante, en nuestra opinión no serían de descartar futuras “derivaciones” más que versiones. Una de ellas podría ser con zoom y la otra un producto afín al concepto CSC, dentro o fuera del M4/3.
Pero, en ese caso, sería muy intrigante cómo resolver el tema del visor óptico….
En relación a ello vemos interesante estudiar la posible evolución del concepto X1 de Leica, y de la cámara CSC sobre la que puedan estar trabajando.

Introducción del M4/3

(*) Información aproximada a las 19h del 14/03/2011:

Fábricas con daños: Canon (hasta 15 heridos),  Fujifilm, Nikon, Panasonic (4 factorías, heridos ligeros),  Ricoh, Sigma, Sony (seis factorías),

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.