Ricoh GXR: la intercambiabilidad

Ricoh presenta su sistema GXR, según un revolucionario concepto que supone la intercambiabilidad de objetivos, sensores y procesadores. La cámara GXR es a fecha de hoy la más pequeña y ligera del mercado, con objetivos intercambiables y flash incorporado.

El nuevo y sorprendente sistema se fundamenta en en cuerpo de cámara en el que se deslizan módulos intercambiables, que incorporan –cada uno– un objetivo, un captor y un procesador específicos. El tamaño, tipo y características del sensor está optimizado en relación al objetivo incorporado y éste y el procesador lo están respecto del sensor. Cada unidad es totalmente estanca y al no quedar expuesto el sensor en ningún momento durante el “cambio de objetivos”, se evitan los problemas de polvo sobre el mismo.

El cuerpo en si mismo, en aleación de aluminio y magnesio, y de gran rigidez estructural, alberga los mandos de control, batería y pantalla de alta resolución, de 3 pulgadas y 920.000 puntos,con 100% de cobertura de color del protocolo sRGB.
Ello deja al sistema completamente abierto para el acoplamiento a otros dispositivos futuros, como pueden ser los de digiscoping, fotografía por el microscopio, etc., pero sobre todo, tal como hemos comentado anteriormente, a toda una evolución de objetivos y captores optimizados, quedando el sistema sin límite teórico de resolución o de focales, por ejemplo.

Quizá la mejor manera de verlo es a través de las dos primeras ”Unidades Integradas” (UI) o módulos presentados:

Unidad Integrada Ricoh GR A12 50 mm f/2,5 Macro

Esta UI incorpora un captor CMOS APS-C de 15,7 x 23,6 mm y 12,3 megapíxeles con un objetivo de 33 mm de focal equivalente a un 50 mm. El motor de procesado es el GR Engine III.
La gama de sensibilidades se extiende de 200 a 3.200 ISO.
Las dimensiones del conjunto con el cuerpo de la cámara son de 113,9 x 70,2 x 77,1 mm para 423 gramos (sin batería ni tarjeta).
Los valores de la UI son de 68,7 x 57,9 x 71,3 mm para 263 gramos.

En lo que respecta a la parte óptica de esta UI, se trata de un diseño de 8 grupos a partir de 9 elementos, de los cuales uno de ellos es aesférico de doble cara. La obturación va de 1/3.200 de segundo a 180 segundos.
Este objetivo equivalente a un 50 mm es también macro, hasta 1:2, con una distancia mínima de enfoque de 7 cm.
La medición es TTL-CMOS sobre 256 zonas.

Unidad Integrada Ricoh S10 24-72 mm f/2,5-4,4 VC

Esta UI incorpora un captor CCD de 1/1,7 pulgadas y 10 megapíxeles, un objetivo zoom 5,1-15,3 mm f/2,5-4,4 equivalente a un 24-72 mm. El motor de procesado es el Smooth Imaging Engine IV, y el sistema está estabilizado por desplazamiento del sensor.
La gama de sensibilidades se extiende de 100 a 3.200 ISO.
Las dimensiones del conjunto con el cuerpo de la cámara son de 113,9 x 70,2 x 44,4 mm para 325 gramos (sin batería ni tarjeta).
Los valores de la UI son de 68,7 x 57,9 x 38,6 mm para 165 gramos.

Esta unidad, incorpora un esquema óptico equivalente al de la cámara GX200 (11 elementos, 7 grupos y 4 lentes/superficies aesféricas) al tiempo que su CCD corresponde al más avanzado incorporado en la GRD III. Los tiempos de obturación se extienden de 1/2.000 de segundo a 180 segundos, siendo la distancia mínima de enfoque de 30 cm para el modo normal y de 1 cm para el modo macro.
La medición es TTL-CCD sobre 256 zonas.

El cuerpo de la cámara, solo, obedece a unas dimensiones de 113,9 x 70,2 x 28,9 mm para 160 gramos de peso (sin batería ni tarjeta).

De todo esto, puede deducirse el potencial del sistema, ya que podría admitir captores y ópticas de tamaños y prestaciones muy distintos, y por supuesto captores cuadrados, módulos “superzoom”, ópticas fijas muy luminosas, o, tal como dirían los anglosajones… “whatever”.

Ricoh GXR: cuerpo

En lo que respecta al cuerpo de cámara en sí, ya hemos hablado de su pantalla de alta calidad, pero podemos hacer también un breve resumen de las prestaciones generales, que son en principio independientes de las propias de cada Unidad Integrada.

Así, se dispone de mandos similares a los muy probados en las GX200 y GRD, con un nuevo pulsador “DIRECT” que permite al fotógrafo comprobar los ajustes más importantes de una sola mirada. Por su parte, la función Pre-AF agiliza la rapidez del enfoque, mientras que la cámara pasa automáticamente al modo macro al detectar sujetos muy cercanos.
Sensores-indicadores de nivel, guías de cuadrícula, marcado de imágenes, RAW DNG y firmware altamente actualizable son “rasgos de familia” que con muy buen criterio se han conservado de otras líneas de Ricoh.

El nuevo sistema GXR de Ricoh estará disponible a un precio todavía no fijado, pero “similar al de una SLR digital”.

Ricoh GXR: «Preview» con los Srs. Katagiri y Medina

Unos días antes de la presentación del nuevo sistema Ricoh GXR recibimos en nuestras oficinas la visita del Ingeniero responsable del producto, Mr Katagiri (jefe de proyecto de R+D), así como del Sr. David Medina, Sales manager IBERIA.
Durante ese encuentro tuvimos ocasión de realizar una toma de contacto con el nuevo sistema, así como de intercambiar preguntas, respuestas y opiniones con nuestros amables visitantes.

Los Srs. Katagiri y Medina durante un momento de la presentación en las oficinas de DSLR Magazine

Podemos adelantar que el nuevo sistema GXR parece un producto muy redondo, robusto y bien acabado.
Las Unidades Integradas (UI), se acoplan, con rotundidad, en un desplazamiento muy corto.
El Sr. Katagiri nos comentó que se habían realizado pruebas exhaustivas del sistema de acoplamiento y desacoplamiento con particular atención a sistema de contactos.
Además de la ya comentada estanqueidad de las UI al polvo, ya antes citadas, nos hizo ver que no hay problema de “backfocus” posible, ya que cada óptica y captor forman una unidad que se calibra individualmente en fábrica durante su montaje: no existe posibilidad de discrepancias entre diferentes objetivos y un sensor fijo en la cámara.

Sobre la mesa, en primer plano la nueva GRX dotada de la Unidad Integrada Ricoh GR A12 50 mm f/2,5 Macro y el visor electrónico accesorio, a su derecha la Unidad Integrada Ricoh S10 24-72 mm f/2,5-4,4 VC y más atrás la unidad externa de flash. Todo ello bajo la vigilante mirada de una Contarex «Bullseye», al fondo…

Puesto que se trataba de una unidad de preproducción, no tomamos imágenes con ella, pero podemos avanzar que la calidad de imagen del visor electrónico accesorio es del más alto nivel de entre lo disponible en la actualidad.

En lo que respecta a calidad de imagen en si, tuvimos ocasión de examinar “capturas” previas en el portátil del Sr. Katagiri, y también estamos en situación de poder comentar acerca del muy bello “bokeh” de la UI Ricoh GR A12 50 mm f/2,5 Macro, así como de la elevadísima resolución a plena abertura en las esquinas.
Por las curvas MTF puede deducirse igualmente un muy buen equilibrio entre contraste y resolución con muy buena corrección del astigmatismo para centro y bordes del fotograma.

Al final de nuestra reunión, el Sr. Katagiri realiza las últimas fotografías de cámaras clásicas pioneras en el diseño fotográfico, lógicamente… con su nueva GXR, la primera cámara digital con intercambiabilidad de módulos de óptica y captor.

La realidad es que el encuentro con los Señores Katagiri y Medina se extendió de forma muy agradable, no solo sobre el nuevo sistema GXR, sino también –con producto en la mano, de nuestra modesta colección–  sobre interesantes diseños de cámaras clásicas que al igual que el nuevo sistema GXR de Ricoh, fueron pioneras en su tiempo.
Así, las cámaras Robot con avance motorizado a cuerda de sus fotogramas de 24 x 24 mm sobre película de 35 mm y obturador rotativo, el primer objetivo zoom para cámaras de 35 mm, Voigtländer Zoomar,  o la Contarex, una SLR de 35 mm con chasis de película intercambiables, despertaron “el ojo” técnico del Sr. Kitabari.
Por no hablar de las Minox, Mercury, Patent Etui, o Speed Graphic….
Quedamos en repetir en otra ocasión, pues el avión esperaba, pero no más tarde de su hora de partida.

 

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.