Sigma anuncia el Contemporary 30 mm f/1,4 para Sony E y Micro Cuatro Tercios

Dentro del conjunto de novedades para la feria CP+, que comienza en 48 horas, Sigma presenta el que propone como un objetivo estándar, luminoso, de diseño compacto para cámaras «mirrorless»: el Sigma 30 mm f/1,4 DC DN. Se servirá en monturas Micro Cuatro Tercios y Sony E, sobre las que ofrecerá focales equivalentes a 60 y 45 mm respectivamente.

El nuevo Sigma 30 mm f/1,4 DC DN Contemporary, se propone como objetivo estándar luminoso para Micro Cuatro Tercios y Sony E (APS-C) © Sigma
El nuevo Sigma 30 mm f/1,4 DC DN Contemporary, se propone como objetivo estándar luminoso para Micro Cuatro Tercios y Sony E (APS-C) © Sigma

Tal como aclara muy oportunamente la firma, los interesados en sus objetivos deben conocer, por un lado que aquellos que incorporan las siglas «DC» están calculados para los sensores de formato APS-C y por otro que las siglas «DN» están calculados para cámaras con distancias cortas de registro para sus monturas, como sería el caso de la mayoría –que no todas– (1) las cámaras sin espejo. Queda claro, por tanto, que aunque esta óptica se comercializará en montura Sony E, no cubre el fotograma de 24×36 mm de las Sony de la serie A7, aunque podría utilizarse sobre ellas en modo recorte.

Aunque el Sigma 30 mm f/1,4 DC DN pertenece a la serie Contemporary, desde Sigma se indica que su calidad de imagen rivaliza con la de las ópticas de la serie Art, la de diseño y calidad más selecta. Y a la vista de su diseño óptico, parece ser que ello puede ser cierto, aunque con algunas argucias tecnológicas.

Su esquema óptico está compuesto por 7 grupos a partir de 9 lentes, y no se escatima ni en clases de vidrio óptico ni en superficies aesféricas. Así, la lente frontal está realizada en vidrio de alto índice y características anómalas de dispersión, lo que permite –de entrada– ir hacia un diseño más compacto, más proporcionado a las cámaras sin espejo a las que va destinado. A ello se suman dos lentes aesféricas, siendo una de ellas de doble cara.

Todo ello redundaría –según la firma– en un elevado grado de corrección de las aberraciones cromáticas y el viñeteo, a pesar de la ya comentada corta distancia de registro. Ello parece difícil de conseguir, y ahí es donde entra el «truco», abiertamente reconocido por los responsable del diseño del objetivo: la distorsión se corrige mediante una importante intervención del firmware. Entendemos que al efecto Sigma debe haber obtenido una buena colaboración por parte de los fabricantes del protocolo Micro Cuatro Tercios y también por parte de Sony. Recordemos que una forma de conseguir bajo viñeteo, o si se prefiere, buena iluminación hasta las esquinas, es dejar un cierto grado de distorsión en barrilete. ¿Un caso extremo? Muy sencillo: los objetivos «ojo de pez», con iluminación perfecta de centro a esquina y distorsión «libre» en barrilete.

Bajo ese planteamiento, Sigma comenta que el Sigma 30 mm f/1,4 DC DN ofrece lo que se espera de un objetivo estándar luminoso hoy en día: un bello bokeh, con foco muy selectivo a grandes aberturas de diafragma, junto con la alta nitidez propia de un objetivo «prime» de focal única.

En cuanto a su construcción y mecánica, se emplea el ya conocido «composite» TSC de Sigma, y ello tanto para el barrilete como para componentes del diafragma. Este tipo de compuesto sintético, tiene propiedades mecánicas ampliamente compatibles con el metal y permite ofrecer, para el Sigma 30 mm f/1,4 DC DN una construcción compacta y ligera y se entiende que algo más económica que la de la serie Art, en la que por otro lado también se emplean componentes de TSC. El empleo de este material permite crear piezas de alta precisión, que encajen con mínimo juego entre ellas, aunque sean en movimiento. Por su parte, la montura es en latón cromado, y el año de producción del objetivo va marcado sobre el barrilete.

Sigma 30 mm f/1,4 DC DN, corte
El corte muestra una construcción muy compacta, con un elevado numero de lentes albergado en un barrilete del «composite» Sigma TSC

En lo que respecta al autoenfoque, se emplea un motor por pasos, una clase de motorización que resulta muy adecuada para cámaras sin espejo y para grabaciones de vídeo. Se indica que es compatible con el sistema «Fast Hybrid AF» de Sony, pero entendemos que será ampliamente compatible con los sistemas híbridos de Olympus y Panasonic que incluyan PDAF.

El parasol del Sigma 30 mm f/1,4 DC DN Contemporary es de muy alta calidad y forma parte del diseño global de la óptica © Sigma
El parasol del Sigma 30 mm f/1,4 DC DN Contemporary es de muy alta calidad y forma parte del diseño global de la óptica © Sigma

Los creadores del objetivo otorgan también mucha importancia al parasol específico, ya que aparte de ser extra-largo (2) lleva un revestimiento antirreflejante en su interior, al tiempo que en la parte externa se le ha dotado de texturas y de revestimientos de goma. Los diseñadores estiman que de esa forma los usuarios lo podrán usar como parte integrante del objetivo, y como un medio más de sujeción durante el uso del conjunto de la cámara y el objetivo.

Las dimensiones del Sigma 30 mm f/1,4 DC DN son Ø 64,8 mm (Ø de filtro 52 mm) x 91,3 mm para 265 g. El diafragma de 9 palas cierra hasta f/16 y el aumento de 1:7 se alcanza a la favorable distancia mínima de enfoque de 30 cm.


(1) Las nuevas Sigma sd Quattro y sd Quattro H, siendo sin espejo, obedecen a una distancia de registro correspondiente a la réflex de la firma, SD-1.

(2) En los tiempos en que los objetivos no llevaban revestimientos antirreflejos –por no haberse desarrollado todavía– los parasoles eran muy largos, al límite de lo permisible por el ángulo de toma. En la actualidad, en algunos casos, parecen cumplir una misión más cosmética que funcional.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.