Sigma sd Quattro y sd Quattro H – Foveon para mirrorless

Final y afortunadamente, Sigma «se tira a la piscina» y presenta –en la inminente CP+– sendas cámaras sin espejo, dotadas de sensores Foveon, con óptica intercambiable y montura Sigma SA, por lo que nacen ya acompañadas de un ingente catálogo de objetivos de las conocidas series Art, Contemporary y Sport. El modelo sd Quattro monta el Foveon de formato APS-C equivalente a 39 Mpx mientras el sd Quattro H monta un nuevo sensor Foveon en formato APS-H, equivalente a 51 Mpx.

Sigma sd Quattro, con objetivo SA
Las nuevas Sigma sd Quattro, las primeras «mirrorless» con sensor Foveon y cambio de óptica, podrán emplear todo el catálogo de ópticas SA de la marca para sus réflex monoculares, sin adaptador

Sigma sd Quattro y sd Quattro H: los sensores

Resulta imposible comprender la filosofía de concepto y constructiva de una cámara Sigma dotada de sensor Foveon sin comprender su estructura multicapa. Ya nos hemos extendido en más de una ocasión sobre la estructura y funcionamiento del mismo, y más concretamente de la variante más avanzada, la Quattro. Adicionalmente, quizá seamos el medio que en más profundidad hemos probado las cámaras Sigma y sus sensores Foveon por lo que –al final– brindamos a nuestros lectores enlaces a algunos de esos contenidos.

Pauta Bayer convencional vs sistema Foveon anterior al sistema Quattro
Pauta Bayer convencional vs sistema Foveon anterior al sistema Quattro © Sigma

Pero no está de más recordar que donde un sensor convencional de pauta Bayer se reparten sus píxeles o fotodiodos a un 50% para los sensibles al verde y un 25% respectivamente para los sensibles al rojo y al azul –debiendo interpolar («inventarse») la información de los dos colores «que faltan» en cada punto, los sensores Foveon capturan la información de cada uno de los tres colores en cada pixel o fotodiodo, sin interpolación, trabajando en la profundidad de las capas.

Sensor Foveon Quattro
Esquema del actual sistema de captor tricapa Foveon X3, Sigma dP Quattro. © Sigma

En la versión Quattro del Foveon, la más avanzada, una capa superior es destinada a captar información de luminancia y color y las dos capas inferiores, solo de color. Esta nueva estructura «Quattro» permitió mejorar en un 30% la resolución, con menor ruido. En el sensor APS-C (15,5 mm x 23,5 mm) de la nueva sd Quattro –el mismo utilizado por las Sigma dp Quattro– esa capa es ya de 19,6 Mpx (casi 20) y sumada a las capas subyacentes especializadas en color ofrece un equivalente total de aproximadamente 39 Mpx. Por su parte, en el modelo sd Quattro H, el sensor APS-H de mayor tamaño (17,9 mm x 26,6 mm), la capa superior es de 25,5 Mpx. y sumando las inferiores para color llega al equivalente de 51 Mpx. La proporción de píxeles en el sensor Foveon Quattro, de 1:1:4 para los megapíxeles para captura de color rojo, verde y azul respectivamente, fue la inspiración para el nombre de la actual generación de sensor Foveon: «Quattro», y se dice que el nuevo sensor en formato APS-H  lleva «a un nivel nuevo» la ya muy alta calidad de imagen del sensor Foveon.

Foveon Quattro: sensibilidad, peculiaridades y modo Super-Fine Detail (SFD)

¿Donde estaría el punto débil del Foveon? En principio en su propia estructura de «captura de color en la profundidad de cada pixel», algo que trata de compensar la estructura Quattro con su capa superior para luminancia y color. El fuerte del Foveon no está en las altas sensibilidades que tan de moda parecen haberse puesto: los sensores Foveon de las sd Quattro y sd Quattro H ofrecen una gama ISO de 100 a 6.400 y conociendo los patrones por los que se guían la mayoría de los fabricantes, estimamos –en base a nuestra experiencia con modelos anteriores dotados de la versión APS-C– de un buen comportamiento a ISO 400 y…soberbio e incomparable a ISO 100.

Sensor Foveon
El sensor Foveon, con todas sus finas conexiones. Ahora disponible también en versión APS-H, de mayor tamaño que el APS-C y con una resolución equivalente a 51 Mpx

Nuevo en estas dos sd Quattro es el modo Super-Fine Detail. En esta forma de trabajo, pensada para sujetos estáticos, en estudio y con toma sobre trípode, con una sola pulsación sobre el disparador se generan siete exposiciones RAW diferentes, para un formato de archivo «X3l». Abriendo estos archivos mediante el software Sigma Photo Pro (gratuito), se consiguen al parecer imágenes libres de ruido y con amplia escala tonal. También resulta interesante saber que de esos archivos X3l se pueden extraer archivos individuales X3F (los normales del Foveon). Ignoramos todavía el peso de uno de esos archivos X3l, pero debe ser considerable.

Sigma sd Quattro con un Sigma 35 mm f/1,4 Art acoplado
No es lo que parece a primera vista… se trata de una Sigma sd Quattro con un angular Sigma 35 mm f/1,4 Art acoplado, no con un «tele»
Comparación de tamaño entre APS-C y APS-H
El tamaño del sensor APS-H es considerablemente mayor que el del APS-C y lógicamente ello influye en el ángulo de toma para un mismo objetivo

Los factores de focal equivalente de las sd Quattro son –evidentemente– distintos, siendo en el de la sd Quattro el más conocido del formato APS-C de 1,5x y para el APS-H de la sd Quattro H, de 1,3X. Como entendemos que tendrán interés en conocer las equivalencias de sus objetivos favoritos de la serie Sigma Art… les facilitamos el trabajo:

  • 20 mm f/1,4: 30 mm/26 mm
  • 24 mm f/1,4: 36 mm/31,2 mm
  • 35 mm f/1,4: 52,5 mm/45,5 mm
  • 50 mm f/1,4: 75 mm/65 mm
  • 24-35 mm f/2: 36-52,5 mm/31,2-45,5 mm
  • 18-35 mm f/1,8: 27-52,5 mm/23,4-45,5 mm *
  • 50-100 mm f/1,8: 75-150 mm/65-130 mm *

*Objetivos APS nativos, que no cubren el 24×36 mm

Sigma sd Quattro y sd Quattro H: procesador

Las dos nuevas Sigma sd Quattro montan procesadores TRUE III (Three-layer Responsive Ultimate Engine) específico para la compleja estructura multicapa de los sensores Foveon, y lo decimos en plural, ya emplean dos de ellos a fin de poder separar tareas y alcanzar la mayor velocidad posible. Cuando hablamos de velocidad, con los Foveon hay que pensar que incluso con el de la sd Quattro estamos hablando en términos de calidad equivalente a formato medio, y tratar archivos de tres capas con estructuras diferentes no es tarea baladí.

Las sd Quattro generan archivos RAW a 14 bit, y pueden fotografiar en ráfagas de hasta 3,6 fps –3,8 fps para las H–, hasta un total de 14 fotogramas –10 fotogramas para las H–. Lógicamente, como con cualquier otra cámara usando un formato como el «Low size» se puede llegar a los 5,1 fps hasta un total 28 fotogramas para la sd Quattro –hasta 20 para la H–.

Sigma sd Quattro y sd Quattro H: el AF

Siguiendo las últimas tendencias, y a pesar de la citada complejidad del sensor Foveon, los ingenieros de Sigma han conseguido dotar a las Sigma sd Quattro y sd Quattro H de AF por detección de fase (PDAF) y por AF contrast. Como ya es sabido, el primero produce aproximaciones más rápidas al punto deseado y el segundo mayor precisión.

Pantalla que simula el sistema de AF de las Sigma sd Quattro
El sistema AF de las Sigma sd Quattro es híbrido, por nueve puntos

En nuestra opinión, haber elegido este sistema será clave para sacar el máximo partido al ya comentado extenso catálogo de objetivos en montura SA, que en principio fueron diseñados para sistemas réflex monoculares, aunque no descartamos en absoluto que en los años que haya durado el desarrollo de estas «mirrorless» –que suelen ser entre tres y cinco años– las últimas ópticas de la firma no se hayan diseñado ya optimizadas para el sistema AF dual. Los puntos de enfoque son nueve, con una variedad de opciones de selección y de modos, incluyendo el AF por seguimiento, la detección facial y el enfoque manual con ayuda por «focus-peaking». La sensibilidad del sistema le permite operar hasta -1 EV.

Sigma sd Quattro y sd Quattro H: visor y pantalla

Las dos nuevas Sigma sd Quattro montan un visor electrónico al nivel del ojo con el que entendemos es el módulo clásico de Ultimicron de 2,36 Mpx. Según los responsables de Sigma se ha prestado mucha atención a los componentes ópticos del ocular con revestimientos especiales de la superficie más externa. El aumento es de 1,09X y puede alternarse entre este visor y la pantalla posterior, bien de forma manual, bien automática por detección ocular.

Sigma sd Quattro, dorso
Sigma sd Quattro: interesantes soluciones para pantalla y botonería

El ocular ofrece ajuste de +4 a -1 dioptrías. Por su parte, el monitor promete una alta calidad de imagen merced a sus 1,62 Mpx en tres pulgadas. Lo más interesante es que las Sigma sd Quattro y sd Quattro H incorporan una zona «sub-monitor», que muestra –de forma separada– datos tales como ajustes de tiempo de obturación y abertura de diafragma, ajuste ISO, capacidad restante de la tarjeta SD, etc., liberando al monitor principal de «contaminación visual» y pudiendo mostrar de forma más limpia la imagen Live-View.

Sigma sd Quattro y sd Quattro H: cuerpo y montura

La construcción de las nuevas «mirrrorless» de Sigma es –al parecer– de alto nivel: el chasis principal y los paneles externos están realizados en rígida y ligera aleación de aluminio y magnesio y juntas tóricas y otros materiales sellantes hacen que sea a prueba de intemperie. En lo que respecta a la montura es la ya conocida Sigma SA y a fin de prevenir la entrada de polvo hacia el sensor, la montura está dotada de un sellado provisto de una lámina de vidrio óptico multirrevestido, al estilo de las conocidas pero no muy populares réflex de la firma.

Sigma sd Quattro H, de frente, con sensor a la vista
La Sigma sd Quattro incorpora un sensor Foveon tricapa en formato APS-H, mayor que el APS-C de la Sigma sd Quattro «a secas». La montura es la ya conocida Sigma SA

Según los responsables de su diseño, los mandos son de manejo muy intuitivo, y entre ellos figura un pulsador de acceso a un menú rápido para ocho funciones clave, así como un interesante sistema para bloquear en posición todos los mandos y mantener la atención del usuario en la parte más creativa. El obturador es de laminillas mecánicas y llega a 1/4.000 de segundo con sincronización para flash a 1/180 de segundo. Lástima que no llegue a 1/8.000 de segundo para poder aprovechar al máximo a pleno sol las posibilidades de foco selectivo de los soberbios objetivos f/1,4 de la serie Art. El que no se disponga de modo enteramente electrónico –»silencioso»– se entiende dada la complejidad de lectura del sistema multicapa Foveon. La alimentación corre a cargo de una batería BP-61.

Sigma sd Quattro, vista superior
La Sigma sd Quattro, en vista superior, nos deja ver la protuberancia del cuerpo para ajustar la distancia de registro de las ópticas de montura SA –originales para réflex– con el conmutador para bloqueo/desbloqueo de la montura

Las dimensiones son iguales para los dos modelos: 147 (ancho) x 95,1 (alto) x 90,8 mm (fondo) para un peso de 625 gramos la sd Quattro, estando el peso de la sd Quattro H por fijar. Los lectores más observadores, aún antes de ver las fotografías de las nuevas cámaras que su cuerpo tiene casi tanto «fondo» como altura. Una de las razones es que la distancia de registro de su montura –»flange distance»– debe ser la misma que la de las cámaras réflex monoculares Sigma, como la más alta de la gama, la SD1 –con su espejo– ya que las ópticas Sigma SA para las mismas deben ser directamente utilizables sobre las nuevas Sigma sd Quatrro. La alimentación corre a cargo de una batería BP-21 –común con la DSLR SD1 de más potencia que las BP-51 de las cámaras de la serie dp Quattro, existiendo también un práctico alimentador a red, para trabajos en estudio, visionado de imágenes, etc.

Sigma sd Quattro y sd Quattro H: ¿qué es lo que «falta»?

Evidentemente, las nuevas Sigma no incorporan función de vídeo y por tanto mucho menos el «4K». Tampoco ofrecen Wi-Fi ni NFC, aunque se especifica que son compatibles con tarjetas Eye-Fi. Igualmente, el sensor en sí no ofrece sistema de prevención contra el polvo por ultrasonidos u otros sistemas más o menos rudimentarios montados por otros fabricantes, si bien monta el «filtro de barrera» en la montura ya comentado anteriormente y conocido a los usuarios de las réflex monoculares de la firma. Entendemos que los aspectos de vídeo y de prevención contra el polvo están directamente relacionados con la especial arquitectura del sensor y el de tipo de procesador necesario, más relacionado con sistemas CPU que con procesadores en si. ¿Echará en falta la función de vídeo el usuario objeto o «target» de las sd Quattro y sd Quattro H? Pensamos que no, desde luego nosotros no, ya que lo que nos interesará de esas cámaras es su capacidad real de ofrecer calidad de formato medio con una muy interesante gama de objetivos. Respecto a la Wi-Fi…no nos vemos transfiriendo archivos del peso y características de lo X3F y X3l a nuestro terminal móvil. Y respecto al sistema de prevención contra el polvo, los que nos conocen ya saben que somos de la opinión de que solo hay uno que funcione realmente bien y esperaremos a ver el resultado del de estas cámaras y su filtro de barrera, ya que nuestra experiencia con las réflex de la firma –que lo incorporan–  es limitada.

Puestos a pedir, nos hubiese gustado disponer de un modo de obturación totalmente electrónica, ya que la alta resolución de los sensores Foveon hace que sean más «chivatos» para las microtrepidaciones, así como tiempo de obturación mecánico de hasta 1/8.000 de segundo. Así mismo, para el visor, en lugar del –por otro lado excelente– módulo de 2,36 Mpx. hubiésemos soñado con el más reciente «EyeRes», de 4,4 Mpx. empleado en la Leica SL. Pero claro, todo tiene un límite dependiendo del precio de venta al que se desee poder colocar un producto en el mercado.

Sigma sd Quattro y sd Quattro H: conclusiones preliminares

Pendientes de una primera toma de contacto con las cámaras por parte del equipo de DSLR Magazine destacado en Japón, en la feria CP+ que abre las puertas el día 25, podemos avanzar algunas conclusiones.

Las Sigma sd Quattro y sd Quattro H parecen un producto típico Sigma, sobre todo en lo concerniente a cámaras, más que a objetivos: originales, rebeldes, iconoclastas, con un toque de «ámame o déjame»… Llenas –priori– de prestaciones incomparables merced a sus sensores Foveon –uno de ellos nuevo– y con algún aspecto que podría ser considerado como carencia, si no tenemos en cuenta que –hoy por hoy– una cámara dotada de un Foveon no tiene…comparación posible.

Finalmente, frente a la opción de crear una montura más para sus «mirrorless» nos parece un acierto haber optado por la SA de su propio catálogo de ópticas para las réflex monoculares de la firma, aún a costa de crear un cuerpo con más «fondo». No son muchos los que tienen ópticas en montura SA, pero su calidad óptica y mecánica es la misma que las destinadas a Canon, Nikon, etc. Y por qué no decirlo, a Sigma le vendrán bien unas ventas más en la serie SA.

1 Comentario

  1. El análisis que leo es bastante completo y se nota que está hecho en profundidad; queda claro que Sigma acaba de dar un paso de gigante revolucionando el mercado de las cámaras sin espejo; de por sí la SD1 Merrill con una sensibilidad ISO de 100 es imbatible y al parecer Sigma ya anunciado un precio realmente competitivo y espectacular al menos para el cuerpo de la SD Quatro básica la que logra 39 megas de resolución. Los modelos anteriores en compactas de Sigma con sensor Foveon dan una calidad realmente espectacular, que sí que es cierto que se asemeja y se acerca y en cierto modo superan, al formato medio ya superado en sí mismo por otros modelos; todo un acierto el hecho de aprovechar la extensa gama de ópticas de Sigma al tiempo que la oferta de Sigma en esta nueva generación viene acompañada de cuerpo + 30 milimetros 1.4 serie Art optimizado; se calcula según noticias de la compañía un precio medio de 999 $ cuerpo y objetivo y eso se considera bajo mi criterio un hachazo al resto de los competidores empezando por Sony que está avanzando a pasos agigantados y planta cara directa a Fuji que ya lleva cierto tiempo afianzado con buena cuota de mercado con sus series X-Pro1 X-T1 y ahora la nueva X-Pro2. Yo particularmente voy a esperar para poder ver resultados reales y pruebas técnicas para el nuevo APS-C H. Visto lo visto sobre el papel la cámara promete aunque sí es cierto que la baja sensibilidad en ISO o para los amantes de la fotografía tradicional de carrete 100 ASA el Foveon es imbatible es cierto que en sensibilidades altas a partir de 800 aparece un extraño ruido que no termina de convencerme, cosa que Fujifilm sí ha logrado y Sony también; yo apuesto por esperar a que aparezca la cámara y sinceramente estoy deseando ver imágenes reales, porque el diseño enamora, es de los que dicen «cómprame o continua en tu mundo Nikon Canon Canon Nikon». Saludos Luis Perera Las Palmas de Gran Canaria.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.