Sony desvela la α7R III con mejoras en la velocidad de AF y ráfagas de 10 fps

La compañía japonesa anuncia la tercera generación de sus cámaras mirrorless de alta resolución, la Sony α7R III, que continúa apostando por un sensor de «formato completo» (24×36 mm) de 42 Mpx pero con importantes mejoras en la velocidad.

A7R III © Sony
α7R III © Sony

Es la primera vez que Sony actualiza su serie R antes que el modelo original –α7 a secas– y lo hace poniendo especial énfasis en la rapidez, tal como lleva haciendo en todos sus últimos modelos, tal como las recientes Sony RX10 IV o Sony A9. Con sensores de una resolución muy elevada ya establecidos en todos los segmentos, la velocidad es el nuevo estandarte de la compañía.

La combinación del sensor Exmor R CMOS de 42 Mpx con un diseño especial de microlentes con la última generación del procesador Bionz X y un renovado front-end LSI permiten prácticamente doblar la velocidad de procesado de esta α7R III con respecto el modelo anterior, la Sony A7R II.

A7R III © Sony
α7R III © Sony

Ello se traduce en una velocidad de ráfaga mucho más rápida, de hasta 10 fps con AF/AE continuo –tanto con el obturador mecánico como el electrónico–, el doble que los 5 fps de la A7R II y por encima de otros modelos de la competencia equipados de sensores de «formato completo» (24×36 mm) de resolución equivalente, tales como la Nikon D850. El buffer está limitado a 76 imágenes JPEG+RAW o bien a 28 archivos RAW no comprimidos –de 14 bits– al tiempo que en modo Live View es capaz de alcanzar ráfagas de hasta 8 fps.

El sistema de enfoque también ha sido mejorado significativamente. A los ya conocidos 399 puntos de AF por detección de fase se les suman ahora 425 puntos de AF por detección de contraste –contra 25 en la generación anterior– lo que permite, según la compañía, reducir a la mitad el tiempo de adquisición, y un seguimiento de enfoque dos veces más preciso. El sistema de Eye AF es también dos veces más efectivo, siempre según la firma.

El nuevo extra de potencia del sistema de procesamiento también redunda en una mejora de calidad de imagen. Sony afirma que su sensor es capaz de conseguir un rango dinámico de hasta 15 pasos y que sus nuevos algoritmos de reducción de ruido son muchos más efectivos –ganando un paso con respecto a la α7R II–. El rango de sensibilidades nativo se extiende ahora hasta ISO 32.000 –contra ISO 25.600–, mientras que el nivel de sensibilidad forzado máximo se mantiene en los IE 102.400.

Asimismo, Sony estrena un nuevo modo de captura con Pixel Shift que permite, tal como indica su nombre, desplazar el sensor en incrementos de un píxel para capturar 4 imágenes diferentes con una total de 169 Mpx de datos, un sistema similar ya visto en otros fabricantes como Olympus en sus OM-D de alta gama. Dichas imágenes pueden fusionarse en postproducción mediante el nuevo software Imaging Edge, que la compañía pone a disposición de forma gratuita.

A7R III © Sony
α7R III © Sony

El visor electrónico Quad-VGA OLED Tru-Finder también ha aumentado en resolución, y dispone ahora de los mismos 3,69 millones de puntos que la Sony α9, contra los anteriores 2,36 millones de puntos. Su tasa de refresco puede ser configurada a 50 o 100 fps para adaptarse mejor a las escenas de acción. La pantalla LCD trasera, táctil y abatible, aumenta ligeramente la resolución hasta los 1,44 millones de puntos –contra 1,23 millones de puntos–

En cuanto a la grabación de vídeo, la α7R III puede hacer uso de toda la superficie del sensor o bien de un recorte al estilo Super 35 para leer una resolución equivalente a 5K, de los que obtiene las tomas 4K –3.840 x 2.160 píxeles– mediante interpolación. Incluye el nuevo perfil HLG –Hybrid Log-Gamma– compatible con los sistemas 4K HDR, y añade además el perfil S-Log3 al ya disponible S-Log 2 para conseguir una mayor flexibilidad en postprocesado. Un modo slow motion a 120 fps con resolución FHD también está disponible, con una tasa de hasta 100 Mbps.

A7R III © Sony
α7R III © Sony

El sistema de estabilización de imagen de 5 ejes también ha sido mejorado, y de los anteriores 4,5 pasos de compensación de exposición pasamos a los 5,5 pasos para la nueva α7R III. A nivel de ergonomía, la α7R III incorpora ahora un joystick para selección múltiple, además de un botón ‘AF ON’ –como el que encontramos en la Sony α9– para activar el autoenfoque tanto para toma de imágenes como de vídeo. El peso, de 625 g, es el mismo que el de la generación anterior.

Otra mejora bienvenida es la doble ranura para tarjetas SD, cuando el modelo precedente se conformaba solo de un slot, aunque solo una de ellas es compatible con las tarjetas de tipo UHS-II. En cuanto a la autonomía, Sony asegura que la carga de las nuevas baterías de tipo Z dura más del doble que la de las baterías de tipo W utilizadas en la A7R II. Por otro lado, Sony ha decidido adoptar finalmente un puerto USB-C a la norma USB 3.1 Gen 1, que coexistirá con un segundo puerto de tipo USB 2.0.

La Sony α7R III estará disponible el próximo mes de noviembre a un precio de 3.500 €.

Más información en la nota de prensa oficial y en la página de producto de la Sony A7R III.

Más información en:

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.