Sony presenta el FE 400 mm f/2,8 GM OSS, su súper teleobjetivo de la serie G Master

Sony presenta su nuevo súper teleobjetivo de focal fija y gran apertura de la serie G Master para sus cámaras mirrorless de «formato completo» (24×36 mm), el Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS.

Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS © Sony
Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS © Sony

Anunciado su desarrollo a finales del año pasado y mostrado –en forma de maqueta– bajo vitrina durante la pasada CP+ de Yokohama, ha causado desde entonces una gran expectación entre los aficionados de la marca. Ahora, con su presentación oficial, ya se conocen finalmente todos los detalles del que se anuncia como el objetivo de esta focal y luminosidad más ligero del mercado para este formato.

Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS © Sony
Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS © Sony

Efectivamente, con un peso de solo 2,9 kg, es casi 1 kg más liviano que, por ejemplo, su equivalente para las réflex de Canon, el EF 400 mm f/2,8L IS II USM. Según la compañía, gracias a ello es posible usarlo con comodidad con un monopié o incluso a pulso; el reparto de pesos también ha sido calculado para mejorar el equilibrio del teleobjetivo, pues gran parte de su masa óptica se concentra en el centro y no en el frontal del mismo como ocurre en otros modelos.

Esquema óptico del Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS © Sony
Esquema óptico del Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS © Sony

Diseñado para profesionales de la fotografía de deportes y naturaleza, su esquema óptico consta de 23 lentes en 17 grupos e incluye tres elementos de fluorita para minimizar la aberración cromática. Dispone de un diafragma de tipo circular conformado por 11 palas que ofrecerían un bokeh a la altura del resto de ópticas de la serie G Master, siendo su distancia mínima de enfoque de 2,7 m. Las curvas MTF oficiales proporcionadas dejan entrever una alto nivel en cuanto a calidad de imagen se refiere.

Curvas MTF del Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS © Sony
Curvas MTF del Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS © Sony

Equipado con dos motores lineares XD de alta velocidad, Sony destaca que el rendimiento en cuanto al seguimiento de sujetos en movimiento sería 5 veces superior al obtenido con el 300 mm f/2,8 G2 montado sobre una Sony α9. Según la compañía, el autoenfoque sería excepcionalmente rápido y preciso, además de silencioso, en línea con las exigencias del público al cuál va dirigido.

Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS © Sony
Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS © Sony

El nuevo Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS es compatible con los multiplicadores de montura E con factores de 1,4x y 2x, lo que se traduce, respectivamente, en focales y aperturas de 600 mm f/4 y 800 mm f/5,6. Según la firma japonesa, se mantendría una alto nivel de rendimiento del AF también con el uso de estos accesorios.

Su construcción en aleación de magnesio con cobertura de fibra de carbono le confiere robustez y si bien se trata de una óptica resistente al polvo y la humedad, no se garantiza una resistencia al 100%, en palabras de la propia compañía. Un recubrimiento con flúor evitar la suciedad y las huellas dactilares en su elemento frontal. Por otro lado, en su barrilete encontramos numerosos conmutadores que permiten controlar manualmente el objetivo.

Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS © Sony
Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS © Sony

Tal como indican sus siglas, el nuevo teleobjetivo de Sony incluye un sistema de estabilización óptica con tres modos de operación diferentes, uno de ellos especialmente útil para encuadrar sujetos en movimiento. La óptica incluye una ranura porta filtros de Ø 40,5 mm, que puede acoger también un filtro de polarización circular opcional.

El Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS estará disponible en Europa a partir del próximo mes de septiembre de 2018 a un precio aproximado de 12.000 €, aunque solo se fabricará por encargo. El filtro de polarización circular opcional –referencia VF-DCPL1– estará disponible en diciembre de 2018 a un precio aproximado de 480 €.

Más información en la nota de prensa oficial y en la web del Sony FE 400 mm f/2,8 GM OSS.

2 Comentarios

  1. Veamos: casi un kilo menos que las con espejo. ¿Pero estas sin espejo no eran la solución a los pesados sistemas tradicionales? Insisto, me siguen pareciendo descompensadas y pesadas. Reducir el cuerpo para este trabuco propio de Curro Jiménez pues qué quieren que les diga, que no. Y el precio… pues más de lo mismo: se me afloja la risa. Esta balicona obsesion por Sony me está quitando el sueño… Tal y como está la cosa y a mi edad me quedo con lo de antes. Pues eso.

    • Hola José F. Entendemos tus inquietudes con respecto al desequilibrio aparente de este tipo de combinaciones, algo que de hecho comparten muchos otros usuarios. De hecho, desde este medio ya expresamos en su momento nuestras dudas sobre el concepto de una cámara sin espejo con sensor de «formato completo» (24×36 mm) de estas dimensiones, y sus problemas derivados, en especial para la fabricación de ópticas que pueden compensar las limitaciones de la montura usada. Dicho esto, hay que aclarar sin embargo algunos puntos. Las cámaras sin espejo permiten por supuesto reducir el tamaño, pero este no es su única virtud: la eliminación del espejo permite una comunicación directa con el sensor, lo que repercute en aspectos como el sistema de enfoque o la captura de vídeo. Sin embargo, para poder mantener un cierto equilibrio entre cuerpo y ópticas, se debe también optar por un tamaño de sensor adecuado, como hizo Olympus cuando se decantó por el formato Micro Cuatro Tercios, lo que resulta en ópticas más comedidas. Un sensor bastante más grande como es el de «formato completo» (24×36 mm) da lugar, como era de esperar, a ópticas bastante más grandes, que pueden llegar a verse «desproporcionadas» con respecto a los pequeños cuerpo de Sony, en este caso. En este sentido, el tamaño viene limitado más por el tamaño del sensor a cubrir que por la estructura sin espejo en sí misma.

Responder a Raphaël Terris Cancelar respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.