Steiner Optik, desde 1947 en Bayreuth

Hemos tenido ocasión de visitar las instalaciones de Steiner Optik, (1) fabricante de binoculares prismáticos y miras telescópicas. Además de ello hemos realizado un interesante curso de formación relativo a los fundamentos teóricos y prácticos de ese tipo de equipamiento. Este es nuestro informe.

© Steiner Optik
© Steiner Optik

El edificio de Steiner Optik en Bayreuth. Gran parte de la producción está bajo tierra, algo tradicional en óptica, por la pesada maquinaria y para minimizar oscilaciones y vibraciones.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

Cosima Schmidt fue nuestra amable y paciente guía y formadora. En la imagen. señala a la «Steinette», la cámara que dio origen a la empresa ahora productora de binoculares prismáticos y miras

De entrada podemos decir que si algo ha marcado una profunda diferencia respecto a otras visitas que hemos realizado a diversas fábricas de cámaras, óptica y objetivos es la proximidad y las facilidades recibidas durante la visita.
Libertad completa (2) para hacer fotografías y para deambular entre las máquinas, explicaciones detalladas, respuestas sinceras y precisas a todas las preguntas, paciente y amable actitud del personal durante el trabajo, tiempo sin límite para la visita…un ejemplo para unas cuantas de las otras firmas (3).

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

En la fábrica de Steiner Optik, fundada en 1947,  en Bayreuth (Franken) se producen principalmente binoculares prismáticos, a lo que se suma la reciente (2011) incorporación de una línea de miras deportivas, y militares.
Para dar una idea de los estándares de calidad de la producción de esos prismáticos, puede indicarse que Steiner Optik es el principal proveedor de ese tipo de equipamiento para las fuerzas armadas (tierra, mar y aire) de los principales países, y que esos equipos son tecnológica y productivamente idénticos –línea por línea de producción– a los que puede adquirir un particular.
De hecho, gran parte del trabajo realizado en las líneas de producción es el dedicado a los controles de calidad en cada punto del proceso.

© Albedo Media, S.L.
Un «blank» de una lente, tal como llega del proveedor de vidrio óptico, antes de alcanzar sus parámetros y pulido finales.

Los vidrios ópticos empleados para las lentes provienen de los principales proveedores, Schott (incluyendo vidrio de fluorita) y Hoya, al tiempo que los de los prismas son solo de Schott. Todos los componentes ópticos citados llegan a Steiner Optik en forma de “blanks”, esto es, preformados pero sin terminación de tallado ni pulido final, y son finalizados en Steiner Optik, siempre teniendo en cuenta que los pasos son ligeramente distintos para lentes y prismas.

© Albedo Media, S.L.
	 Prismas en bruto, antes del ajuste y pulido de sus tres caras principales
© Albedo Media, S.L.
Prismas en bruto, antes del ajuste y pulido de sus tres caras principales

En ambos casos, la primera fase supone un tallado de las superficies de la muestra inicial, para llevarlas a las curvas, espesores y dimensiones finales, para pasar a las distintas y prolijas fases de pulido.

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

Dos lentes, adheridas a sus respectivos útiles, esperan a la cabeza desbastadora/pulidora. A través de los conductos articulados llegará la pasta de pulido y enfriamiento.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

Grupo de cabezas de desbastado/pulido. Cada una de ellas, aparte del diámetro adecuado, tiene la curva precisa para la correspondiente de la lente a tratar. El material de cada punto o círculo de pulido es de características similares al diamante y la separación entre ellos, permite el flujo de la pasta de pulido y las partículas de vidrio desbastado.

© Albedo Media, S.L.
	 Una pulidora a punto de descender sobre la cara de la lente a tratar.
© Albedo Media, S.L.
Una pulidora a punto de descender sobre la cara de la lente a tratar.

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
El control de las lentes es exhaustivo en cada fase, en cada tanda y para cada una de las lentes (y prismas) producidas. Se combinan técnicas de control mediante láser y lente patrón (arriba) y algo que no falla: el control humano por parte de expertos con muchos años de experiencia en la compañía (más arriba).
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
El desbastado y pulido de los prismas representa una tarea tan prolija o más que la de las lentes, ya que aquí hablamos de tres caras en lugar de dos. El pulido de cada cara requiere el pegado y despegado de los prismas a los soportes metálicos especiales mediante pegamentos de distintas características para cada fase, incluido uno de tipo dental.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
En plena acción: bajo la plancha de metal, una tanda de prismas se pule contra una superficie cerámica sintética mientras fluye la pasta de pulido. Esa pasta es de características de viscosidad y tamaño de grano distintas para cada fase de pulido.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
El cementado de lentes requiere una gran precisión y atención. Tras depositar una gota de pegamento acrílico entre las dos lentes a adherir, el punto verde del láser (sobre la pantalla) indica el centrado perfecto, momento en el que la operadora fragua el pegamento mediante luz ultravioleta. Las gafas especiales le protegen contra las úlceras corneales («mal de alta montaña») por la radiación UV.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
Pintar los bordes de las lentes mediante laca negra –una prolija y costosa operación manual– es un detalle clave para disminuir al mínimo posible la luz parásita por reflejos internos.

Tras el cementado de las lentes y prismas, se pintan a mano con laca negra los bordes de las lentes, a fin de evitar toda incidencia de luz parásita, que –atravesando esos bordes– podría incidir sobre los elementos mecánicos internos de montaje: soportes, barriletes, carcasas etc.
Desde allí, y tras un meticuloso proceso de limpieza, pasan a los hornos al vacío para aplicar los revestimientos antirreflejos, la fase más secreta y exclusiva de Steiner Optik.

Viene a continuación el montaje de los elementos ópticos en los cuerpos de los dispositivos, binoculares, miras, etc. y lógicamente al meticuloso ajuste y sellado.

Desde 1965 Steiner Optik comienza una fructífera colaboración con el ejército alemán, e incorpora el nuevo material Makrolon de Bayer (policarbonato reforzado con fibra de vidrio) como base casi indestructible para las carcasas de sus binoculares.
El montaje y sellado se realiza paso a paso, quedando finalmente dos válvulas como único acceso desde el exterior al interior del binocular, momento en el que comienza una de las fases más peculiares del tratamiento, la sustitución del aire interno por un atmósfera de nitrógeno… “casi” puro. Y en ese “casi” está el estado del arte…

© Albedo Media, S.L.
	 Operación de vaciado del aire y sustitución del mismo por una atmósfera inerte.
© Albedo Media, S.L.
Operación de vaciado del aire y sustitución del mismo por una atmósfera inerte.

Eliminar el aire, con posible humedad, es clave en unos equipos que es probable se utilicen en un intervalo de temperaturas de 40 grados bajo cero a 80 grados sobre cero: cualquier rastro de humedad provocaría empañamiento interno y lo que es peor, condensación en forma de gotículas que quedarían como manchas.

Lo que se hace en Steiner –tras crear el vacío– es rellenar los binoculares con una mezcla de nitrógeno y trazas de helio, este último con un tamaño molecular inferior al nitrógeno. Tras la operación, aparte comprobar la presión, se introduce el binocular prismático en una cámara «olfateadora de helio». En el caso de que la estanqueidad no fuese perfecta, el sistema detectaría el helio mucho antes de que el nitrógeno consiguiese filtrarse.

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

Los prismáticos Steiner Commander, muy empleados en las Fuerzas de Marina y en navegación civil, llevan brújula incorporada (abajo), con indicaciones visibles en el interior. En esta máquina se realiza el ajuste para seis regiones geográficas distintas (salvo la versión electrónica universal «Commander Global») merced al bastidor especial de tipo jaula de Faraday.
© Félix Huete
© Félix Huete
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
Los dispositivos se ponen a prueba en una «cámara de tortura» a temperaturas extremas. En este caso se trata de una de las nuevas miras telescópicas en producción desde 2011…
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
…y en especial para ese tipo de equipamiento se emplea la máquina para producir impactos. Los equipos deben resistir hasta 1.000 golpes a fuerzas G varios cientos de veces superiores a lo que puede hacerlo el ser humano.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
A pesar del frío en Bayreuth, a finales de noviembre, una ventana abierta en la sala de pruebas finales de Steiner Optik llamó nuestra atención…


© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

… y es que no hay nada como una prueba de campo final para los prismáticos: con la colaboración de los dueños del edificio de enfrente, una gigantesca escala permite medir en centrado, el campo cubierto (hasta 110 y 145 metros a 1.000 metros) y el rendimento general.
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
Unos prismáticos colocados frente a una esfera integrador de luz, permiten comprobar la transmisión global de luz de una unidad…
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
… que es de un impresionante 96% para longitudes de onda comprendidas entre 380 y 780 nanómetros para este «Nighthunter».

© Albedo Media, S.L.
	 Tras unas pruebas de inmersión entre dos y  diez metros de profundidad, según modelos, los prismáticos están listos para el embalaje.
© Albedo Media, S.L.
Tras unas pruebas de inmersión entre dos y  diez metros de profundidad, según modelos, los prismáticos están listos para el embalaje.

© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.

Tras la visita, curso de formación a cargo de Cosima Scmidt. Práctico y muy interesante, contestando sin ambages a todas las preguntas
© Albedo Media, S.L.
© Albedo Media, S.L.
No solo de lentes, prismas, pulidos y cursos vive el ser humano, así que reponer fuerzas se impone, y los platos típicos de Nürenberg no pueden faltar…


© Albedo Media, S.L.
…ni tampoco un poco de «combustible» adicional para salir al frío de la calle…

© Félix Huete
© Félix Huete

…bajo esos «parámetros», mejor pedir un taxi que conducir. Una gran parte de los taxis de Bayreuth llevan publicidad permanente de Steiner Optik.

Steiner Optik: datos de interés

• Por cuestión de organización, los modelos se producen en tandas, que pueden ir de las 5.000 a las 20.000 unidades. Para contratos militares el calendario de entregas es muy estricto, bajo severas penalizaciones.

• Las pruebas realizadas y más arriba mencionadas son siempre para el nivel más duro, el militar, sea la producción para fines militares o civiles.

• En el raro caso de una avería o daño en una unidad, tras su reparación se introduce en el circuito de producción y sufre de nuevo todas las pruebas a que son sometidas las unidades nuevas.

• Steiner ofrece tecnologías únicas en revestimientos antirreflejos que mejoran la transmisión de luz. El de más alta gama es el «Diamond-Night-Coating», con nanotecnología, que ofrece hasta un 96% de transmisión, pero para aplicaciones militares se emplean también tipos con protección contra láser.

• En prismáticos binoculares, las líneas de Steiner si dividen entre la tecnología de prisma de Porro o la de prisma de techo («roof prism»). En la primera, muy apreciada por militares y marina, una vez ajustados por primera vez por parte del usuario los oculares, no es necesario reenfocar entre 20 m e infinito. Ofrecen, además, los mayores índices de transmisión de luz.
Los de prisma de techo, que si necesitan de enfoque, permiten distancias muy cortas de observación (hasta 2 metros) y son preferidos para –por ejemplo– la observación de aves y naturaleza en general («outdoor»).

• La garantía, según líneas de producto se extiende de un mínimo de 10 años («Professional») a los 30 años («Expert»).

• La gama Expert incorpora –con tecnología de prisma de Porro– los modelos «Nighthunter Xtreme» y «Nighthunter LRF» (Caza), los «Commander» y «Commander Global» (Con brújula, para naútica), y finalmente los «Wildlife XP» con prisma de techo («Outdoor»/Naturaleza).

• La gama Professional, engloba los «Ranger Extreme» y «Cobra», con prisma de techo (Caza), los «Navigator Pro» con prisma de Porro (Con brújula, para naútica), cuatro modelos de «Skyhawk 3.0» en prisma de techo (Observación de aves) y finalmente los «Safari Ultrasharp» dos en Porro y dos en prisma de techo («Outdoor»/Naturaleza).

• Treinta combinaciones de aumentos y luminosidades, desde 8 x 22 hasta 10 x 44 pasando por 7 x 50.

Nota: se considera de nivel superior el concepto «Expert» que el «Professional».

Ver: cámara Steinette

Los productos Steiner son distribuídos en nuestro país por Rodolfo Biber, S.A,

(1) Desde 2008 Steiner Optik pertenece al grupo Beretta, fabricante italiano de armas desde1526).
(2) Únicamente en la sección de revestimientos –exclusiva de Steiner Optik– se nos rogó amablemente que no tomásemos fotografías. Ello añadió algo más de “suspense” para los que no estaban familiarizados con el procedimiento.
(3) Fujifilm ha sido hasta ahora otra firma ejemplar a la hora de mostrarnos sus procesos fabriles.

Imagen de entradilla © Félix Huete

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.