Tamron 10-24 mm f/3,5-4,5 y Tamron SP 70-200 mm f/2,8 G2

Nuevas versiones que se integran en la gama alta de ópticas Tamron

Tamron mostrará en breve, en la CP+ 2017, las ópticas 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II VC HLD y 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2, versiones muy actualizadas de referencias anteriores. La nomenclatura propia de la firma debería recordarnos que el primero es para cámaras con sensor en formato APS-C y el segundo para aquellos de 24×36 mm.

El Tamron 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II VC HLD incorpora estabilización y otras mejoras manteniendo las dimensiones de la versión de 2008
El Tamron 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II VC HLD incorpora estabilización y otras mejoras manteniendo las dimensiones de la versión de 2008

El Tamron 10-24 mm f/3,5-4,5 siempre ha sido muy querido a la firma, quizá en gran parte por –dicen «las malas lenguas»– haber sido fabricado por Tamron para Nikon como el AF-S Nikkor 10-24 mm f/3,5-4,5 G, extremo este que negarían ambas firmas de forma enérgica, si bien este «rebranding» no sería ni la primera ni la última vez que se produce. Ahora, Tamron ha conseguido algo francamente difícil: incorporar estabilización interna, sellado contra la intemperie y otras mejoras a este pequeño zoom equivalente a un 16-37 mm, sin aumentar su tamaño, que sigue siendo muy discreto, de Ø 83,6 mm para 84,6 / 82,1 mm de largo (Canon / Nikon) y 440 g de peso, con Ø 77 mm para filtro.

Ya hace un tiempo que los fabricantes consideraron oportuno incorporar estabilización también a los objetivos angulares –nuestro trabajo nos costó convencerles de esa conveniencia– y así este simpático zoom incorpora el bien probado sistema VC de Tamron, con una capacidad –siempre según la firma– de hasta 4 pasos. Pero además de la estabilización, se incluyen otras mejoras y alguna de ellas francamente notable, como es la incorporación de diafragma de control electromagnético en la montura Nikon, de accionamiento mucho más preciso. A esta marcha, se va a dar la paradoja de que los fabricantes independientes le van a ganar la delantera en este aspecto a la propia Nikon, en mejorar una montura que se está quedando obsoleta (1).

La estabilización VC representa la mejora más notable a primera vista del Tamron 10-24 mm Di II VC HLD, pero hay otras muchas bajo la piel.
La estabilización VC representa la mejora más notable a primera vista del Tamron 10-24 mm Di II VC HLD, pero hay otras muchas bajo la piel.

En lo que respecta al esquema óptico, ha sido mejorado respecto a su antecesor de 2008, el Tamron SP AF 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II LD, con la aplicación de nuevos vidrios ópticos y revestimientos. Así, en el esquema de 11 grupos a partir de 16 lentes, encontramos una avanzada lente aesférica en vidrio moldeado, una aesférica híbrida –tecnología pionera de Tamron– y diversas lentes en vidrio LD de baja dispersión de color y vidrio XLD de dispersión de color extrabaja. Para los revestimientos se emplea la tecnología Broad-Band Anti-Reflection (BBAR) con la adición de una capa fluorada en la lente frontal, de tipo repelente de la suciedad y la condensación.

Tamron 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II VC HLD: un esquema óptico de lujo, en un compacto equivalente a un 16-37 mm.
Tamron 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II VC HLD: un esquema óptico de lujo, en un compacto equivalente a un 16-37 mm.

Tampoco en lo relativo al sistema AF se habían dormido los creadores de Tamron, y así, las siglas «HLD» del nuevo Tamron 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II VC HLD hacen referencia a su motor de enfoque «de regulación de par de torsión», que se emplea por primera vez en un objetivo de la firma, y que –en unión de nuevos algoritmos– al parecer ofrecerá una gran precisión incluso en distancias de enfoque más bien largas en las que la gran profundidad de campo nativa de los angulares puede crear una cierta confusión en ese aspecto. Este sistema de motor HLD permite el enfoque manual en todo momento sin necesidad de intervenir sobre el conmutador de modos.

En lo que respecta a la distancia mínima de enfoque, es de 24 cm, a la que ofrece una escala de reproducción de 1:5,3. El Tamron 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II VC HLD incorpora un diafragma de 7 palas, de forma redondeada, que cierra hasta f/22-29 un valor que se nos antoja un poco alto por riesgo de difracción para unas focales tan cortas.

Las curvas MTF de este objetivo hablan muy bien de su corrección óptica, y queda por ver su grado de distorsión, que –según nuestra experiencia– en la versión de 2008 era más bien alta. En todo caso, con el perfilado automático disponible hoy día y que los programas de Adobe aplican por defecto incluso en RAW sobre las últimas ópticas Tamron, ello –en su caso– no debería ser gran problema. Este zoom fuertemente actualizado recibe también las mejoras estéticas de la más reciente línea de objetivos Tamron SP de altas prestaciones.

Tamron SP 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2

De forma simultánea –el 23 de febrero próximo, en la CP+ de Yokohama– Tamron mostrará las primeras unidades de esta actualización de una óptica de focales y luminosidad de referencia. Entre las mejoras de la nueva óptica figurarían una estabilización equivalente hasta cinco pasos –con tres modos de control– y un AF «dramáticamente más rápido».

El nuevo Tamron SP 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2 incorpora mejoras técnicas y la cuidada estética de la línea SP actual.
El Tamron SP 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2 incorpora mejoras técnicas y la cuidada estética de la línea SP actual.

Los revestimientos antirreflejos siguen la línea reflejada en el Tamron 10-24 mm Di II VC HLD para la lente frontal fluorada, pero con la tecnología eBAND Coating para el resto, aún más avanzada. Asimismo, el diafragma pasa a ser de avanzado control electromagnético. En el aspecto óptico se sigue un esquema de 17 grupos a partir de 23 lentes, con profuso empleo de vidrios LD y XLD, y ello con la intención no solo de mejorar la performance óptica de su predecesor en lo que respecta a la corrección de aberraciones, sino también a efectos de alcanzar el bokeh más bello posible a todas las focales. A ello ayudaría el diafragma de nueve palas.

El diafragma electromagnético ha permitido emplear una nueva leva de enfoque, de tal forma que la distancia mínima de trabajo es ahora de 95 cm, en lugar de los 135 cm del modelo anterior. A esa distancia, ofrece una escala de reproducción de 1:6,1. Las dimensiones del Tamron SP 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2 son de Ø 88 mm (filtro de Ø 77 mm) para 193,8 / 191, 3 mm (Canon / Nikon) y un peso aproximado de 1.500 g. Como corresponde a sus aplicaciones previstas, estamos ante una óptica sellada contra la intemperie.

El Tamron SP 70-200 mm f/2,8 Di VC USD G2 es compatible con los teleconvertidores TC-X14 y TC-X20, de factor 1,4x y 2x respectivamente.


(1) Este tipo de diafragma es solo compatible –a fecha de hoy– con los modelos Nikon D3100, D3200, D3300, D5000, D5100, D5200, D5300, D5500, D7000, D7100 y D7200.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.