Tamron anuncia el 17-35 mm f/2,8-4 Di OSD, un zoom gran angular compacto de ‘formato completo’

Tamron anuncia su nuevo 17-35 mm f/2,8-4 Di OSD –modelo A037–, un zoom gran angular diseñado para cámaras réflex de montura Canon y Nikon de “formato completo” (24×36 mm), que destaca por su tamaño compacto y ligereza.

Tamron 17-35 mm f/2,8-4 Di OSD © Tamron
Tamron 17-35 mm f/2,8-4 Di OSD © Tamron

Es, en efecto, uno de los zoom gran angulares –con apertura máxima f/4– más pequeños del mercado, gracias a su peso de apenas 460 g y unas dimensiones de 9,3 cm –longitud– y 84 mm –diámetro máximo–. Montado sobre un cuerpo con sensor de formato APS-C, su distancia focal equivalente es de aproximadamente 26-54 mm –para Nikon– o 27-56 mm –para Canon–.

Se trata, pues, de un zoom de concepción bastante diferente al Tamron SP 15-30 mm f/2,8 Di VC USD –tal como recalca la propia compañía en su comunicado–. El nuevo zoom de la marca no solo relaja las especificaciones a nivel de focales sino que prescinde de la apertura máxima constante en todo su recorrido, así como la denominación “SP” que Tamron usa para sus ópticas de más alta gama. Su diseño recuerda al Tamron 10-24 mm f/3,5-4,5 Di II VC HLD, diseñado en este caso para cámaras APS-C, con focales equivalentes similares en paso universal.

Esquema óptico del Tamron 17-35 mm f/2,8-4 Di OSD © Tamron
Esquema óptico del Tamron 17-35 mm f/2,8-4 Di OSD © Tamron

A pesar de ello, la firma japonesa insiste en la gran calidad de imagen ofrecida por su compacto zoom, gracias al uso de su revestimiento BBAR –Broad-Band Anti-Reflection– para minimizar las reflexiones y el flare. Su esquema óptico consta de 15 elementos en 10 grupos, e incluye 4 lentes LD de baja dispersión y dos lentes aesféricas moldeadas en vidrio. Su distancia mínima de enfoque es de 28 cm y su diafragma, de tipo circular, está conformado por 7 palas.

A pesar de ello, la firma japonesa insiste en la gran calidad de imagen ofrecida por su compacto zoom, gracias al uso de su revestimiento BBAR –Broad-Band Anti-Reflection– para minimizar las reflexiones y el flare. Su esquema óptico consta de 15 elementos en 10 grupos, e incluye 4 lentes LD de baja dispersión y dos lentes aesféricas moldeadas en vidrio. Su distancia mínima de enfoque es de 28 cm y su diafragma, de tipo circular, está conformado por 7 palas.

Motor OSD del Tamron 17-35 mm f/2,8-4 Di OSD © Tamron
Motor OSD del Tamron 17-35 mm f/2,8-4 Di OSD © Tamron

El sistema de autoenfoque, rápido y preciso, corre a cargo de un motor de tipo OSDOptimized Silent Drive–, que según la compañía ofrece un modo de operación mucho más silencioso que los motores DC convencionales. Por otro lado, se trata de una óptica sellada, y su lente frontal cuenta además con un revestimiento en flúor para repeler el agua y la suciedad.

Juntas de sellado del Tamron 17-35 mm f/2,8-4 Di OSD © Tamron
Juntas de sellado del Tamron 17-35 mm f/2,8-4 Di OSD © Tamron

El Tamron 17-35 mm f/2,8-4 Di OSD estará disponible –en versión para Nikon– el próximo 4 de septiembre de 2018 a un precio de 900 €. La versión Canon llegará más tarde, en una fecha todavía no concretada.

Más información en la nota de prensa oficial, en la web de Rodolfo Biber –distribuidor oficial de Tamron en España– y en la web del Tamron.

4 Comentarios

  1. ¿900 euros por un zoom de gama “prosumer”? Me sorprende mucho Tamron. Para Canon, por ejemplo, puede uno gastarse 150 más y llevarse un estupendo 16-35 f4 L IS. Nativo para la cámara, calidad profesional, buena construcción… Si el Tamron valiera 500 € entonces sí que sería una opción a considerar, como lo es, por ejemplo, el 70-200 2,8 G2 que es casi el 50% más barato que su equivalente de primeras marcas.

    • Apreciado Sergio, aunque datos relativos a longitud y peso pueden ser ligeramente distintos en la versión para Nikon –ahora presentada– y la futura para Canon, podemos estudiar, sin gran riesgo, la comparación que propone.

      Para comenzar hay una diferencia muy importante, que pensamos no debería obviarse: en su focal más angular, el objetivo de Tamron es el doble de luminoso que el de Canon. Las ventajas serían evidentes en espacios cerrados, donde es más probable que se utilice esa focal. No es menos cierto que esa focal es de 17 mm en lugar de 16 mm… aunque cuando probamos las focales reales de los objetivos frente a las nominales nos llevamos más de una sorpresa.

      Protección contra el polvo y humedad es similar en ambas ópticas y con la salvedad citada al principio, la de Tamron sería dos cm mas corta y 155 g más ligera. Dicho de otra forma: la óptica de Canon es más de un 30% más pesada. Es en los aspectos de ligereza y compacidad donde afirman haberse esforzado los ingenieros de Tamron y parecen llevar razón… pero hay otro factor más: calidad de imagen.

      Si examinamos las curvas MTF proporcionadas por cada uno de los fabricantes podremos encontrar cosas interesantes. La primera sería que “nos lo ponen muy fácil”, pues ambos utilizan los mismos parámetros para la medición: 10 pares L/mm para contraste y 30 pares L/mm para resolución.

      Recordemos que la separación entre la línea continua y la discontinua indica el grado de astigmatismo y que este defecto es mucho más pernicioso para resolución que para contraste. ¿Observa Ud. que en las curvas de la óptica de Canon se observa ya astigmatismo desde el centro de la imagen (punto “cero? ¿Y también que dicho astigmatismo sigue creciendo hasta ser muy, muy notable en las esquinas del fotograma (extremo derecho del gráfico).

      Ahora, compare Ud. con las curvas del Tamron y verá por qué los ingenieros de la firma están orgullosos no solo de la compacidad y ligereza de su objetivo sino sobre todo de la calidad de imagen alcanzada: el astigmatismo es casi inexistente a lo largo del campo del fotograma y mínimo en las esquinas.

      No siempre hay que presumir que, porque “un objetivo sea de la marca del fabricante de las cámaras” sea mejor que uno de un fabricante independiente. A ello se suma que más de uno se llevaría una sorpresa si descubriese quién fabrica –por ejemplo– alguno de sus Nikkor, o Pentax, o…

      Ahora, hablemos del precio. El que vemos en nuestra tienda de referencia para el Canon es de 1.090 €, que serían 190 más (no 150) que el de tarifa de Tamron… que es posible que sea ajustado al llegar a las tiendas. Hablamos de una diferencia de aproximadamente entre un 20 y un 25% más… Algo a valorar por lo más arriba citado de la calidad de imagen a favor de la óptica de Tamron.

      Eso sí: algunos fotógrafos prefieren una apertura máxima fija –aun menos luminosa– a una variable, algo que puede ser una ventaja para trabajar con flash no TTL, en estudio, en trabajo rápido y con cambios de focal…

      En todo caso, desde nuestro punto de vista… ¡vivan la diversidad y las opciones!
      Saludos

      • Estimado Valentín,

        Muchas gracias por su respuesta, una de las más elaboradas y completas a las que he tenido acceso desde que participo en foros. Con esa información creo que pone muy en valor la apuesta de Tamron y probablemente sea un objetivo estupendo.

        • Gracias por sus amables palabras, Sergio. La verdad es que, diseñar o calcular un objetivo fotográfico es muy parecido a bailar con un súcubo o íncubo: es algo seductor, pero la catástrofe acecha en cualquier momento; o te sales de presupuesto, o el objetivo resulta inmensamente grande y pesado, o quizá es poco luminoso, o lo peor: el rendimiento no es el deseado. Se trata de un sutil ejercicio de equilibrio. Si llegamos a probar esa óptica, quizá podamos pronunciarnos más allá de las especificaciones… ¡Saludos!

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos.