Hasselblad Flextight X1 y X5

 X5-X1

Es un hecho al parecer incontestable el que, en general, las ventas de los escáneres no brillan precisamente por sus elevadas cifras…

La realidad es que la transición de analógico a digital ha sido bastante más rápida de lo estimado, y cada vez son más los fotógrafos que utilizan para gran parte de su trabajo cámaras digitales en lugar de analógicas, fundamentalmente por la inmediatez con la que pueden acceder a ajustar los parámetros de sus tomas sobre el ordenador.
Escanear diapositivas o negativos lleva su tiempo, tanto por el empleado en la operación de escaneo en si como por el previo de preparación: limpieza de originales, centrado de los mismos en las bandejas portanegativos, etc.
En cuanto al trabajo de postproducción, mediante programas de tratamiento de imagen, la atención necesaria para cada archivo puede ser superior a la requerida por un archivo digital "directo" ofrecido por una cámara digital.
Y sin embargo, los buenos escáneres siguen siendo necesarios para determinadas aplicaciones, y buena muestra de ello es que Hasselblad "se atreve" a poner en el mercado dos nuevos modelos de alta gama, los Flextight X1 y Flextight X5.

Calidad y velocidad: X1 vs X5

Las respectivas denominaciones de los nuevos modelos se relacionan directamente con la velocidad de trabajo: el Flextight X5 es 5 veces más rápido que el X1.
La idea es ofrecer dos máquinas diferentes adaptadas a las necesidades de dos grupos específicos de profesionales. Así, el Flextight X1 está pensado fundamentalmente para aquellos fotógrafos que necesitan escaneos de alta calidad a partir de un determinado numero de sus originales, probablemente porque para determinados trabajos prefieren emplear sus cámaras analógicas, o simplemente porque todavía no han una transición ni siquiera parcial hacia lo digital. Para ese tipo de aplicación, según la firma Hasselblad, el Flextight X1 ofrecerá a esos fotógrafos el mejor compromiso calidad/precio siempre dentro de lo que es una solución de carácter profesional: 9.500 euros, que no es poco.
A cambio de ese valor, el Flextight X1 incorpora un CCD de tres líneas de 3 x 8.000 puntos, sobre el que vuelca la imagen un objetivo Rodenstock (no Carl Zeiss…).
Como probablemente es sabido, la componente "Flex", del nombre de los escáneres Hasselblad Flextight (antes Imacon), viene del importante hecho de que, durante el escaneo, los portanegativos magnéticos, metálicos, flexibles, son curvados en el interior del escáner, a fin de que la lectura del original se realice bajo el principio de un escáner de tambor, si bien se trata de un tambor "virtual", pues no existe contacto entre el original y cilindro de metacrilato alguno. Según este principio, se consiguen los beneficios de los dos sistemas habituales tambor/plano: precisión de lectura e iluminación y ausencia de necesidad de aceites de interposición entre el original y el tambor.

X5-X1

Resoluciones y tiempos de escaneo

El Flextight X1 es capaz de escanear originales de 35 mm a una resolución óptica, no interpolada, de hasta 6.300 puntos por pulgada (ppp), y ello a una velocidad de 60 Mb/minuto.
Por su parte, el Flextight X5, es capaz de escanear ese mismo tipo de original a una resolución óptica, no interpolada, de 8.000 ppp, y ello a una velocidad de nada más y nada menos que 300 Mb/minuto, lo que, según sus fabricantes, hace al Flextight X5 el escáner de alta gama más rápido del mercado.
En lo que respecta a otros formatos de original, ambos modelos ofrecen hasta 3.200 ppp para originales de 6 x 6 cm y 2.040 ppp para placas de 4 x 5 pulgadas, y ello a una profundidad real de color de 8 o 16 bit.
Otros rasgos comunes a ambos modelos son detección automática del borde del fotograma, enfoque automático, procesado en tandas, "eliminación" de polvo y arañazos por hardware y software, y empleo del software FlexColor y el formato 3F, equivalente al RAW dentro del concepto del escaneo.

¿A quien va dirigido el Flextight X5, con su precio de 16.800 euros?

Por un lado, a los fotógrafos con un alto volumen de producción todavía dentro de lo analógico, pero fundamentalmente, a archivistas e instituciones, o incluso fotógrafos, que deban enfrentarse a la tarea de digitalizar grandes colecciones de imágenes sobre película: la rapidez cinco veces mayor en relación al modelo Flextight X1 podría hacer que la amortización de la diferencia de precio fuese viable en un plazo de tiempo aceptable. De hecho, existe un programa que permite pasar de un Flextight X1 a un Flextight X5, abonando poco más de la diferencia del precio original. Esta opción permitiría a los usuarios calibrar sus necesidades sobre una base de trabajo sin tener que temer por lo acertado de su inversión inicial.
Debido a lo duro del trabajo que se puede suponer se asignará a un Flextight X5, dispone de un dispositivo refrigerador electrónico sobre el CCD. Así mismo, ofrece una opción de escaneo de opacos en formato A4 así como de un alimentador de tandas de diapositivas.

Otras razones

Existen bastantes motivos todavía para que los buenos fotógrafos puedan necesitar de los servicios de un buen escáner profesional.
Uno de ellos sería la necesidad y conveniencia de digitalizar sus valiosos archivos analógicos. Ello supondría no solo una garantía adicional de protección (permanencia, accidentes), y otro la posibilidad de encontrar para esos archivos analógicos una segunda rentabilidad, por la mayor facilidad de distribución que permite el medio digital.
Por otra parte, existen más situaciones de las que parece haber a simple vista en las que -hoy por hoy- la fotografía sobre película es la única solución. Ejemplo de ello serían tomas con exposiciones muy largas (fotografía nocturna y de paisaje), y también tomas en localizaciones en las que no resulte viable recargar baterías, o aquellas extremadamente polvorientas, en las que la mayoría de los equipos digitales pueden sufrir serios problemas de contaminación del captador.

Nota: personalmente, la bella imagen de producto proporcionada por Hasselblad me produjo inicialmente cierta confusión. Ignoro si les ocurrirá lo mismo a los lectores. Se trata de ambos modelos (X1 y X5) espalda contra espalda.
Cada vez que veo estos originales escáneres de Hasselblad, no puedo evitar acordarme de alguno de los relatos de Lovecraft…

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.