Google mantiene una sola cámara trasera en los Pixel 3 y Pixel 3 XL pero evoluciona su software

En un mercado donde proliferan las cámaras duales y triples, Google sigue apostando por una única cámara trasera en sus nuevos Pixel 3 y Pixel 3 XL, apoyada de un software cada vez más potente.

Pixel 3 y Pixel 3 XL © Google
Pixel 3 y Pixel 3 XL © Google

La tercera generación de los smartphones de la compañía californiana guarda, de hecho, un aspecto externo muy similar al de los anteriores Pixel 2 y Pixel 2 XL, a pesar de que ahora se ha conseguido aumentar el tamaño de pantalla manteniendo unas dimensiones muy parecidas. Así, donde sus predecesores se conformaban con tamaños de 5″ y 6″, los nuevos Pixel llegan a 5,5″ y 6,3″. Esta última variante, la XL, adopta además el clásico notch en su frontal.

Pixel 3 XL © Google
Pixel 3 XL © Google

Las especificaciones de la cámara trasera son idénticas a las de la anterior generación, y seguimos encontrando un sensor de 12,2 Mpx acompañado de una óptica f/1.8. Sin embargo, ahora disponemos de dos cámaras frontales, ambas con sensores de 8 Mpx pero una de ellas con óptica 28 mm equivalente y apertura f/1.8 –con enfoque por detección de fase– y otra súper gran angular 19 mm equivalente y apertura f/2.2 –con enfoque fijo– diseñada para los selfies de grupo.

Muestra oficial realizada con el Pixel 3 (autorretrato de grupo) © Google
Muestra oficial realizada con el Pixel 3 (autorretrato de grupo) © Google

Las novedades más significativas se encuentran, una vez más, en el software del terminal. Google sigue apostando por sus evolucionados algoritmos de fotografía computacional que le permiten obtener efectos similares a los conseguidos por las cámaras duales. A partir de la combinación de múltiples imágenes es posible simular efectos de zoom o mejorar el nivel de ruido de las tomas.

Pixel 3 © Google
Pixel 3 © Google

Además, cuenta también con el apoyo de sistemas de inteligencia artificial (IA) para conseguir, por ejemplo, mejores desenfoques, pero también para añadir nuevas funciones “inteligentes” al smartphone, que se combinan con el asistente de Google para responder automáticamente a ciertas llamadas, entre otras.

A nivel de características técnica, la plataforma móvil Snapdragon 835 que encontrábamos en los Pixel 2 deja ahora paso a la más potente Snapdragon 845, para situarse al nivel de otros smartphones de alta gama de la competencia. Sigue manteniendo, no obstante, los 4 GB de memoria RAM. Por otro lado, los Pixel 3 son ahora compatibles con la carga inalámbrica y, como era de esperar, llevarán la última versión del sistema operativo de Google, el Android 9 Pie.

Los Google Pixel 3 y Pixel 3 XL estarán disponibles a finales del mes de octubre de 2018 a un precio de 850 € y 950 €, respectivamente, para las versiones de 64 GB; para las versiones de 128 GB hay que añadir 100 € más.

Más información en la comunicado oficial y en la web de Google.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos.