Qualcomm incluye la IA en su Snapdragon 845 que equipará los futuros ‘smartphones’ de alta gama

Qualcomm, cuyas plataformas móviles equipan gran parte de los smartphones actuales, anunció recientemente su nuevo integrado Snapdragon 845, que incluye las últimas tecnologías para los dispositivos móviles de más alta gama.

Snapdragon 845 © Qualcomm
Snapdragon 845 © Qualcomm

El actual Snapdragon 835 de Qualcomm ya equipa la mayoría de los smartphones premium del mercado, como es el caso de los Samsung Galaxy S8 y S8 Plus y Note 8, del Nokia 8, del LG G6LG V30, del Lenovo Moto Z2 Force Edition o de los Google Pixel 2 y 2 XL. Otros fabricantes como Apple o Huawei han decidido optar por sus propios integrados –también Samsung incorpora su Exynos en algunas de sus versiones–, pero está claro que la influencia de Qualcomm en el terreno de la fotografía móvil –uno de los principales argumentos de ventas de los smartphones de alta gama– es clave, y las características de su próxima plataforma móvil, la Snapdragon 845, sirven para hacernos una idea de los que veremos en los próximos modelos a venir.

Uno de los aspectos donde más pone el acento la nueva plataforma móvil de Qualcomm es la inteligencia artificial, pues al igual que el Kirin 970 de Huawei, incluye ahora un chip dedicado a la IA para poder ejecutar más rápido los procesos asociados, que normalmente requerían de la potencia de los servidores en la nube.

En cuanto a la calidad de imagen, el nuevo Snapdragon 845 incluye los últimos procesadores de imagen de la compañía que permiten aumentar el rango dinámico de las capturas tanto de las imágenes fijas como las tomas de vídeo 4K/UHD, y trabajar con una profundidad del color de 10 bits. En cuanto a prestaciones, la nueva plataforma será capaz de gestionar ráfagas de hasta 60 fps con una resolución de 16 Mpx o gestionar vídeo slow motion a 480 fps con una resolución 720p. También se incluyen, como era de esperar, mejoras en los sistemas de realidad aumentada y virtual (VR).

La seguridad es otro de los aspectos que no se olvida, y Qualcomm ha decidido incluir un chip “aislado por hardware“, denominado SPU –Secure Processing Unit– para ejecutar con la máxima confidencialidad las tareas más comprometidas e incrementar la eficacia de los sistemas de autenticación biométricos actuales, como el reconocimiento de huella dactilar, de iris o de rostro, además de mejorar la encriptación de los datos sensibles.

Por supuesto, las prestaciones también se han revisado al alza, con prestaciones mejoradas entre un 25% y un 30% respecto a generación anterior, todo ello con un consumo aún más reducido. En cuanto a los sistemas de conectividad, el Snapdragon 845 es compatible con las últimas normas Gigabit LTE de las redes celulares pero también con el protocolo Wi-Fi 802.11d.

Más información en la nota de prensa oficial y en la página de producto de Qualcomm Snapdragon.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos.